10 Preguntas y Respuestas sobre el Celo en perros

Si te has planteado la posibilidad de permitirle a tu perrita o perrito traer al mundo una camada pero te surgen muchas preguntas al respecto, como por ejemplo, ¿cuándo es el momento en que los canes entran en celo?, ¿cuál es su comportamiento?, ¿cuál es el momento preciso para el apareamiento?, no te preocupes, en este artículo despejare cualquier duda o confusión que tengas sobre el celo en perros.

Si por otra parte, no deseas aumentar tu clan perruna igual debes informarte mejor sobre este tema, pues tu vigilancia y cuidados en los momentos apropiados será crucial para evitar una camada no deseada. No solo la hembra es la que sufre cambios en esta determinada escalón de su vida, igualmente el viril experimenta diversos cambios, no tanto físicos sino psicológicos.

Un buen papá o mamá siempre debe estar al tanto de las alteraciones que acompañan la vida de su querida mascota, por lo que te invito a seguir leyendo, así podrás ocurrir por suspensión cualquier información errónea que llegue a tus oídos que pueda infiltrar preguntas, confusiones y sospechas a veces mal fundadas sobre la etapa de reproducción en los perros.

¿Cómo determinar el celo en perros?

El celo es la etapa en donde los órganos reproductivos del perro o perra, y su cuerpo en genérico, están ya preparados para la reproducción y el preñez. En otras palabras, es el reflexivo que los impulsa a comenzar su actividad sexual. Las hembras suelen desarrollar este impulso más rápido que los machos, pues su primer celo suele aparecer rodeando de los 6 y 24 meses de permanencia, mientras que en los machos aparece entre los 2 y 3 abriles.

El celo está soso de fases, cambios hormonales y psicológicos que debemos cultivarse a registrar, ya sea que queramos o no permitir que nuestras mascotas lleven a conclusión su actividad sexual.

celo en perros

Celo en perros: Las Hembras

Esta etapa en las hembras está constituida por 4 fases, con las cuales podrás registrar que está a punto de reproducirse, estas son:

  1. Poestro: esta escalón dura aproximadamente 7 o 10 días, y está caracterizada por la hinchazón de la vulva, perdidas sanguinolentas y rechazo al viril.
  2. Numen: dura entre 5 y 15 días. Ya en este periodo la perrita comienza a aceptar al viril, pues en estos días comienza la ovulación. La vulva sigue hinchada y las perdidas disminuyen en cantidad y numero.
  3. Diestro: esta escalón es la más larga, pues dura entre 110 y 140 días y constituye el principio del preñez (si se permite) en la hembra, la preñez de sus cachorros y la amamantamiento. Y en las perras que no hayan resultado encintas esta escalón dura aproximadamente 63 días.
  4. Anestro: esta es la última escalón ayer del principio del nuevo celo de la perra. La duración de esta escalón es variable y corresponde al refrigerio sexual de la hembra.

El acto sexual, para poder ser efectivo, debe realizarse durante el 8 y el 15 día del celo, pues precisamente estos son los días de ovulación. Debo recalcarte que es muy importante que anotes la plazo de la aparición del primer celo de tu perrita, de este modo se te hará muy sencillo cuando llegara el próximo ciclo y cuanto aproximadamente durara.

¿Cuanto dura el celo en las perras?

Normalmente el celo en perros, en este caso el de las hembras, duran de 5 a 10 meses en la mayoría de las razas, sin soledad, al igual que las mujeres, no todas las perritas tienen su ciclo igual, unas pueden ser más constantes que otras y pueden tener intervalos distintos, pero recuerda, el celo debe estar presente en toda la vida de la perra, así que si en algún momento carece de este por mucho tiempo, o si por el contrario, sufre de regla por más de 21 días, debes aparecer a un veterinario, en muchos de los casos estas irregularidades son propias de las hembras con permanencia vanguardia, con otras enfermedades, mal alimentadas y con predisposiciones genéticas.

Por eso, si te dijeron que cada celo debe estar separado por exactamente seis meses, no le creas, pues es totalmente embustero, muchos factores influyen en el periodo en el que aparece este impulso sexual.

¿Cuál es el comportamiento de la perra en celo?

Escasamente al principio de esta etapa notaras los cambios físicos y de comportamiento provocados por el celo, algunos de estos son:

  • Ansiedad.
  • Micción más constante de lo natural.
  • Hinchazón de la vulva.
  • Aumento de las mamas.
  • Sangría.
  • Rechazo a caricias del dueño.
  • Inquietud.
  • Conveniente ayer de que comience la ovulación la perra se volverá más coqueta y juguetona.

¿Cuándo debería cruzar a mi perra?

Si deseas que tu querida compañera tenga la dicha de tener cachorritos, debes estar muy al irresoluto de cuando es el momento más propicio para cruzarla con el viril que hayas escogido para ser su pareja sexual, pero, ¿Cómo hacer eso? Pues lo único que debes hacer es tomar en cuenta la permanencia de la perrita, porque que tenga el impulso sexual no significa que su organismo y su cuerpo estén totalmente desarrollados, esta etapa de crecimiento culmina rodeando de los 2 y 5 abriles.

Si permites que quede preñada ayer de este tiempo su organismo dará prioridad al crecimiento de esos cachorros y no al suyo propio, por lo que durante el progreso del preñez puede sufrir problemas de inexperiencia de diferentes índoles y formalidad.

Ya llegado ese tiempo entonces, ¿Cómo memorizar en qué momento del celo debe copular para efectivamente resultar gestante? Como te dije ayer, es importante que tengas a la mano un calendario que te indique cuando fue su primer celo, cuando duro y cuanto tiempo pasó ayer de que el próximo ciclo apareciera.

Si no tienes eso datos o si los tienes y quieres estar seguro de que tu perrita ya está registro para aparearse, puedes observar el comportamiento de los perros que la rodean, pues en este periodo atraerá a todos los machos posibles, estos querrán tildar su atención oliéndola y tratando de montarla. Para memorizar cuáles son los días en que comienza la ovulación te recomiendo que hagas ver a tu perrita con un veterinario, este le realizara un examen citológico de exploración para determinar si está en celo y en qué momento del ciclo se encuentra, encima, este te indicara cuando hay más probabilidades de que quede en estado.

Uno de los datos erróneos más comunes es que el momento más propicio del ciclo del celo en perros para soportar a conclusión la relación sexual es exacto a posteriori de que la hembra termina de hurtar. Los órganos reproductores de tu perrita no funcionan a almohadilla de datos y conceptos específicos, es opinar, tiene su propio ritmo, y este será diferente en cada raza, cada permanencia y cada perra, por lo que, dependiendo de su organismo, puede resultar encinta ayer, durante y a posteriori del sangría.

Para memorizar exactamente como es el celo en tu compañera debes asistir a un centro veterinario, no te dejes soportar por meras informaciones que solo van de boca en boca.

¿Cuáles son los casos atípicos del celo en las perras?

La mayoría de las perras siempre presentan un ciclo natural y constante, pero un porcentaje muy minúsculo puede sufrir irregularidades verdaderamente extrañas en su etapa de apareamiento, estas son:

  • Impuberismo: se manejo de la imposibilidad de la hembra de tener un ciclo sexual, las más predispuestas a sufrir este tipo de condición son las perras con enanismo, con trastornos alimenticios y cutáneos.
  • Hipersexualidad: esta es una presentación muy atípica del celo en perros, en este caso en las hembras. En estos casos, la perra sufre un acortamiento entre un ciclo y otro, lo que provoca infertilidad y cambios en el comportamiento.
  • Hiposexualidad: este caso es todo lo contrario a la hipersexualidad, pues la perra padece de una desatención de celo que se produce de forma paulatina, por lo que, al principio, esta si tendrá ciclo sexual, pero estos se harán cada vez menos frecuentes y hasta inexistentes.

¿Cuál es la mejor forma de evitar que mi perra quede preñada?

Si no quieres que tu querida pupila tenga ninguna camada en su vida porque crees que solo con ella te baste o por alguna otra razón, la mejor forma de evitar un preñez es la desinfección. Si ya estás seguro de que no quieres cachorros correteando por tu casa o ocurrir por el proceso de apadrinamiento de cada uno, no debes dejar para a posteriori la desinfección de tu perrita, pues estarías dejando al azar el futuro de ella.

Recuerda que cuando los perros están en celo sienten inevitablemente la privación de aparearse, por lo que, si en algún momento te descuidas, tu perra puede darse una subterfugio que podría alcanzar para resultar encinta, lo que la llevaría a tener, en muchos casos, una camada numerosa (más de 6 cachorros) que desde un principio tu no querías.

Los albergues están llenos de estos cachorros no deseados, donde generalmente no reciben los cuidados y la provisiones apropiada, entonces, si tu perrita depende de ti, ¿no es mejor interpretar de forma responsable para evitar futuros problemas para ti y para esos cachorros? Con la desinfección no solo podrás preparar un preñez no deseado, sino igualmente enfermedades como: tumores mamarios, quistes ováricos, embarazos psicológicos, etcétera.

Si algún te dice que la desinfección no es la opción conveniente a que las perras presentan problemas si no quedan en estado por lo menos una vez en su vida, ¡No le creas! Esto es totalmente embustero, pues no resultar encinta no afecta para inútil su inexperiencia, pues las perras no tienen privación física de ello, más aceptablemente, existen posibilidades de mejorar su bienestar.

¿Cuáles son las feromonas que actúan durante el celo en perros?

Las hembras tienen en sus organismos diversas sustancias que influyen en gran forma en la espectáculo y el apareamiento con el viril. Estas sustancias son las feromonas, químicos que se producen en las glándulas mamarias, rodeando del orificio rectal y en las orejas, aunque igualmente pueden encontrarse presentes en la saliva, el excremento, la orina y el flujo vaginal.

Las feromonas no solo cumplen la tarea de atraer al viril, sino igualmente de informarle sobre el estado emocional de la perra, su posición jerárquica y su disposición a aparearse. Durante la escalón del musa, la perra se muestra receptiva a los cortejos del perro, pues en estos días esta produce las dichosas feromonas que invitan a los machos a aparecer a ella en hoyo de actividad sexual.

Si ya has escogido a un perrito para que monte a tu compañera debes tener en cuenta que las hembras suelen ser selectivas con sus parejas, por lo que debes ayer presentárselo y dejar que interactúen, pues esto aumenta las probabilidades de que ella lo acepte.

¿Cómo evitar que a mi perra la persigan los machos?

Si no estás de acuerdo con desinfectar a tu perrita porque si deseas que en algún momento se convierta en raíz, debes estar muy atento durante sus ciclos, pues como ya sabes, sus feromonas llaman mucho la atención de los machos, así estén a varios kilómetros de distancia. Toma estas precauciones:

  • Si sueles soportar a tu perrita foráneo a orinar, evita que los perros se le encimen tomándola en tus brazos para llevarla al espacio donde se dispone a orinar, y así mismo para llevarla de regreso a casa. Haciendo esto, no solo la harás inaccesible para los machos que se encuentren en los alrededores, sino que igualmente hará que a estos se les haga más difícil seguir el rastrillo de tu perrita.
  • Por ningún motivo dejes que salga sola, pues si está en la etapa de popularidad al viril, puede ir en hoyo de alguno con el que quiera aparearse.
  • Si en tu casa tienes un perrito, lo mejor sería que los mantuvieras separados durante este tiempo, pues estos suelen volverse “locos de aprecio” cuando están unido a una perrita en celo.
  • Mantén a tu pupila separada de cualquier puerta o ventana abierta, pues créeme, en esos dias buscara la forma de escapar para ir en hoyo de un enamorado.

machos persiguiendo hembra en celo

Celo en perros: Los Machos

¿Cómo es el celo en los perros?

En el caso de los machos, su celo comienza exacto cuando perciben las feromonas y las partículas olorosas desprendidas por las hembras que se encuentran en su ciclo.  Para ellos esta especie de perfume resulta hipnotizante y embriagador, por eso es que, cada vez que una perra se encuentra en celo, están detrás de ella un gran número de machos esperando que esta acepte sus cortejos.

Durante este periodo no solo son las perras las que sufren cambios, los perros igualmente pasan por esta “metamorfosis” pues sufren una serie de alteraciones psicológicas muy difíciles de ignorar, y en algunos casos, hasta un tanto molestas. Algunas de estas son:

  • Frustración y determinación

Cuando el celo en los machos comienza, este siempre viene acompañado de producción de testosterona, la cual igualmente va ligada al incremento de otras hormonas como el cortisol, la cual es la causante del estrés. Esto provoca que el perro se irrite, se frustre y en algunos casos que se vuelva agresivo con su dueño. Si no puede asistir a la perra en celo su frustración será juicioso.

Este tipo de cambios son uno de los factores por los cuales un gran cantidad de perros viva en un estado de estrés crónico, y en relación con los humanos, este tipo de condiciones pueden derivar en otras enfermedades y afecciones serias, lo que podría desmontar la calidad de vida y el bienestar del perro.

perro en celo frustrado

  • Depresión

En muchos casos los machos verdaderamente sufren el rechazo de sus congéneres. Incluso pueden encontrarse deprimidos por el solo hecho de no poder seguir el esencia que finalmente los llevara a su perrita soñada. La depresión puede causar en el perro diversos síntomas como errata de apetito, lloriqueo, penuria y aullidos. Este es un problema que debe atacarse pronto, pues si tienes vecinos cercanos, el lloriqueo y los aullidos de tu compañero pueden resultar molestos para ellos, por lo que es muy probable que ellos igualmente terminen irritados.

perro en celo depresion

  • Exigencia de escaparse

Adecuado a las micciones más que constantes de las hembras, los machos pueden intentar desesperadamente huir de casa solo para seguir el olor de las feromonas. Esto puede terminar con muy malas consecuencias, pues muchos perros resultan perdidos, e incluso pueden sufrir accidentes fatales como atropellos, peleas con otros perros, pérdida definitiva del can, etc.

perro con necesidad de escapar

  • Marcaje indebido

El perro que detecte el esencia de una perrita en celo automáticamente querrá marcar más de lo acostumbrado. Puede que llegue a orinar en lugares de la casa en los que no debe, quizá te resulte desagradable, pero es una conducta que el perro no puede contener y es muy natural dada su situación de flechazo.

perro marcando

  • Confusión

Como sus niveles de estrés se incrementan, el perro se encontrara distraído y confundido, por eso es que muchos machos a veces parecen “rebeldes” o desobedientes, aunque en ingenuidad lo que sienten es estrés, lo que los hace estar distraídos.

perro distraido

¿Cómo controlar el celo en perros?

Quizá puedas asistir a pensar que si lo que necesita es aparearse debes permitírselo, pero solo cruzar a tu perro para supuestamente satisfacer sus micción sexuales no desaparecerá el problema, pues si logra hacerlo la primera vez, se mostrara aún más ansioso por repetir el episodio, por lo tanto, solo empeorara la conducta y la inexperiencia del can.

Si lo que quieres es evitar por completo la frustración, la irritabilidad, la ansiedad, el lloriqueo, los aullidos, las escapadas, la apatía… lo mejor es que esterilices a tu compañero realizándole una castración completa, pues la vasectomía como muchos piensan, no elimina el proceso de producción de hormonas. La castración no es un freno de la masculinidad como muchos piensan, pues esta no conlleva a una disminución de la capacidad física del perro ni siquiera a un cambio emocional ni psicológico.

¿Qué hacer en la calle para controlar a mi perro?

Aun castrados, los canes pueden encontrarse un tanto atraídos por el esencia de las perritas, por lo que debes tomar ciertas medidas para que no se vuelva “chiflado de aprecio” en plena calle:

  • Controla a tu perro siempre con una correa. Los machos siempre están dispuestos a aparearse aun cuanto su monta no pueda terminar en un preñez y aun cuando la perra no se encuentre en el espacio, sino que solamente haya pasado por ahí liberando sus feromonas.
  • Organiza sus futuro al parque. Es muy probable que conozcas a algunos dueños si frecuentas el mismo parque para soportar a tu perrito, por lo que puedes atender el horario de salida de los dueños de perras en celo, para así evitar sacar a tu perro simultáneamente con estas.
  • Cambia tu itinerario de futuro. Si no deseas toparte con alguna hembra activa sexualmente es mejor que cambies tu rutina o tu represión algunas veces, evitaras las escapadas y el nerviosismo propio que lo machos sienten en estos casos.
  • Educa a tu perro. Un adecuado y pronto entrenamiento puede ayudar mucho a controlar los impulsos naturales del can, si este acata normas básicas como “sentarse” “quédate pacífico” ”aquí” o “ven” será menos probable que este escape al encontrarse en una situación con una perra en celo. Sin soledad, no te confíes mucho, por muy obediente que sea tu mascota, muchas veces su instinto sexual puede resultar más poderoso que cualquier instinto a obedecer.

Cualquiera sea tu caso, tengas una perrita o un perrito, tus cuidados responsables serán indispensables para perseverar el bienestar y la inexperiencia mental y física de tu querida mascota. Recuera que esta etapa es muy natural, por lo que debes tener paciencia. No hagas caso a datos erróneos, consulta todo lo que puedas con tu veterinario de confianza, este sabrá darte la mejor información acerca de este tema. Si sigues mis consejos conjuntamente con los de un profesional, serás el mejor papa o mama para tu compañero incondicional.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario