3 Enfermedades Que Pueden Transmitir Las Cobayas A Los Seres Humanos

Las cobayas son mascotas populares. Pero como la mayoría de los roedores, éstas pueden traer enfermedades que pueden ser transmitidas a los seres humanos. Esto te puede preocupar como potencial dueño, pero es una oportunidad para memorizar y enseñar a tus hijos los cuidados apropiados en el manejo de mascotas. Estos cuidados evitarán las enfermedades que pueden transmitir las cobayas.

Estas enfermedades no son serias en la talante de los adultos y el aventura de adquirirlas es sobrado bajo. Solo con un poco de prevención puedes minimizar el aventura.

3 Enfermedades que pueden transmitir las cobayas

Las cobayas no propagan enfermedades con tanta frecuencia como otras mascotas como ratas y ratones. Pero desafortunadamente hay algunas enfermedades que pueden producirse a sus compañeros humanos.

1.- Coriomeningitis Linfocítica

A menudo llamado LCMV por sus siglas en inglés, el virus de la coriomeningitis linfocítica se suele propagar a los humanos por roedores salvajes como ratones y ratas. Sin requisa a veces pueden provenir de las cobayas. Según el Centro para el Control de Enfermedades, es raro que una persona contraiga LCMV de una mascota.

En los casos en que sucede, la cobaya u otra mascota pequeña ha sido expuesta generalmente a un roedor salvaje infectado. Algunas personas no presentarán síntomas de LCMV. Pero otras tendrán signos parecidos a la resfriado, fiebre, dolores musculares, vómitos, rigidez del cuello y pérdida de apetito.

2.- Leptospirosis

Esta es otra de las enfermedades que pueden transmitir las cobayas. Al igual que el LCMV, la leptospirosis se propaga normalmente a los seres humanos por roedores no domesticados, especialmente las ratas. Sin requisa, las cobayas pueden transportar y propagar las bacterias, especialmente si se mantienen en condiciones en las que entran en contacto con ratas infectadas.

La mayoría de los adultos y niños sanos pueden presentar síntomas leves y se recuperan rápidamente de la leptospirosis. Los escalofríos, dolor de persona y dolores musculares son los síntomas más comunes.

3.- Salmonella

Los roedores y los reptiles son conocidos por propagar la salmonella a los seres humanos. Las cobayas pueden transmitir las bacterias a las personas a través de sus heces. La Salmonella no suele ser bajo, pero puede causar diarrea, calambres estomacales y fiebre. Las cobayas pueden portar la salmonella aún cuando parezcan estar perfectamente sanas.

No dejes de conocer Cómo tratar los parásitos en las cobayas

Cómo advertir las enfermedades que pueden transmitir las cobayas

Mantenerte a ti mismo, a tu cobaya y su perímetro expedito es lo mejor que puedes hacer para mantenerte saludable. Lávate las manos cada vez que tengas contacto con tu peludo y no dejes que esté cerca de tus labios o boca. Limpia su canariera con frecuencia y escoria tus manos muy adecuadamente cuando hayas terminado.

Si tienes heridas o rasguños en tus manos, usa guantes de borrador o pídele a algún más que haga la cepillado. Encima, mantén a tu cobaya allí del motivo donde preparas la comida o comas. Si sospechas que tu cobaya está contagiada con Salmonella escoria por otra parte tu ropa. Una mujer en estado de buena esperanza no debe estar en contacto con la cobaya de sospecharse la enfermedad.

Es importante rememorar los síntomas de las enfermedades que pueden transmitir las cobayas para tomar precauciones. Aunque es poco probable el contagio, es una medida importante a tener en cuenta.

Cómo se Infectan las Personas

Las enfermedades que pueden transmitir las cobayas aparecen cuando no maneja adecuadamente a la mascota. O cuando no se lavan las manos luego de quitar su hábitat. En el caso de la salmonella, la enfermedad puede producirse a los seres humanos a través de la manipulación y la cepillado de la canariera.

La coriomeningitis linfocítica es más problemática para las mujeres embarazadas, porque puede causar problemas congénitos e incluso retardo mental al bebé.

Todavía es muy importante conocer la procedencia de tu mascota. Procura siempre adquirirla de un criador conocido. De esta forma aseguras que se haya criado en un motivo higiénico y alejada de roedores salvajes que pudieran contagiarla de alguna enfermedad transmisible.

Protege a tu cobaya

Lo más importante en la protección contra las enfermedades que pueden transmitir las cobayas, es lícitamente la responsabilidad y constancia que tengas en el cuidado de ella. La Salmonella por ejemplo se puede advertir fácilmente limpiando las frutas y verduras a fondo ayer de darlas a tu mascota.

Todavía debes tener cuidado de quitar la ropa sucia y quitar la canariera de tu cobaya con frecuencia y regularidad. Muchas de estas enfermedades pueden prevenirse mediante el mantenimiento y cepillado constante de la canariera. Es recomendable retirar los alimentos que no se come cada vez que termine y cambiarlos por unos nuevos. Así evitarás que otros roedores circunden tanto su comida como el ámbito donde se encuentra. Es una buena forma de evitar las enfermedades que pueden transmitir las cobayas.

El compromiso de los dueños de mascotas, incluyendo las cobayas, es su cuidado, constancia y responsabilidad. Esto es de fuerte importancia para respaldar la talante y el bienestar de todos.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario