5 Cosas que debes saber para detectar la conjuntivitis en perros

¿Qué es la conjuntivitis en perros? Es una condición muy molesta en donde la membrana conjuntiva del ojo se irrita y se infecta, la cual se ubica en la parte inferior del ojo y en la mencionado de la zona “blanca” del mismo.

Esta afección puede producirse por diferentes razones, como por ejemplo, por cuerpos externos que se introducen accidentalmente en el ojo, por alergias a champuses o lociones, por ulceras derivadas de otros traumatismos como el moquillo y en casos extraños, por una enfermedad convocatoria queratoconjuntivitis sequía, la cual provoca que la cantidad de lagrima excretada por el ojo resulte insuficiente, haciendo que la membrana conjuntiva se irrite.

Es muy importante formarse cómo detectar esta enfermedad pues puede ser muy incómodo para el perro, por ello, aquí te proporcionare una relación de las 5 cosas que debes retener para detectar la conjuntivitis, para que así acudas lo más pronto posible al centro veterinario y procedas a brindarle el tratamiento oportuno a tu mascota.

conjuntivitis en perros

Como detectar la conjuntivitis en perros

    La conjuntivitis produce una serie de síntomas que te harán casquivana la tarea de detectarla. Si tu perro sufre de esta enfermedad, observaras que:

  • Se le tornara dificultosa la sola tarea de cascar los luceros. Normalmente la enfermedad al principio solo afecta a un ojo, por lo tanto, puede que en un principio solo mantenga cerrado el único ojo afectado, pero recuerda que esta enfermedad es muy contagiosa, por lo que es importante que acudas prontamente al veterinario antiguamente de que termine con los dos órganos irritados.
  • No querrá persistir contacto con la luz, ya sea solar o sintético. La conjuntivitis provoca en el perro una intolerancia a la luz, por lo que no querrá dar paseos y buscara recostarse o desplazarse por las zonas más oscuras de la casa.
  • En las primeras etapas de la enfermedad comenzara a secretar una especie de claro blanquecino o incoloro, parecerá que el perro constantemente estuviese llorando.
  • El perro se rascara la zona desesperadamente. La conjuntivitis en perros generalmente produce un picor considerable en los luceros, por lo tanto, el can buscara la forma de calmar este representación frotándose con las patas o con algún otro objeto, como mantas, sabanas, camas, juguetes, etcétera. Debes tener mucho cuidado con esta picazón, pues si el perro se rasca excesivamente puede causarse a sí mismo diversas lesiones, tanto internas como externas.
  • En casos graves de conjuntivitis, el can comienza a secretar una masa purulenta que puede ser de un color amarillento o verdoso. Si notas este representación en tu mascota no dudes en asistir a un centro veterinario, pues este en singular te indicara que el perro se encuentra en una etapa crítica de la enfermedad.
  • Otros síntomas que te pueden indicar que la conjuntivitis es reservado son: sonrojo del ojo e hinchazón.

Tratamiento para la conjuntivitis en perros

    Para poder brindarle el tratamiento adecuado a tu mascota es imprescindible seguir ciertas instrucciones antiguamente y luego de revistar a un veterinario. Estas son:

  1. Alejar el ojo afectado: escasamente sospeches de la aparición de la conjuntivitis lo primero que debes hacer es practicarle una cepillado visual a tu mascota. El producto más ideal para hacer esto es el suero fisiológico, al aplicarlo debes asegurarte de retirar proporcionadamente las secreciones dejando el ojo linajudo. Este proceso lo debes repetir unas tres veces al día antiguamente de que el veterinario le prescriba al perro cualquier tratamiento. NUNCA le administres gotas de uso estrictamente humano a tu mascota, pues lo único que lograras haciendo esto será agravar la enfermedad, transformando una conjuntivitis total en una ulcera en la cornea.
  2. Aplica responsablemente el colirio visual recomendado por el veterinario: recuerda que este tipo de medicamentos deben ser estrictamente recomendados por un médico veterinario, correcto a que muchos de estos contienen en su fórmula corticoides, que son muy utensilios en los casos de conjuntivitis alérgica pero extremadamente dañinos en los casos de ulceras, pues con el uso de los colirios pueden enrollarse rápidamente hasta originarse a perforar el ojo. Ayer de indicar cualquier diagnosis de presencia de ulcera, el veterinario realizara un examen para despejar cualquier sospecha de esta condición. Generalmente el tratamiento para las ulceras serán los colirios antibióticos y las soluciones epitelizantes. Asegúrate de seguir al pie de la grafema las indicaciones del veterinario, y no olvides que antiguamente de aplicar el colirio debes estafar el ojo de tu mascota con suero fisiológico o con algún remedio natural como la camomila.
  3. Toma las medidas necesarias para cuidar a tu mascota: para evitar que tu perro se siga lesionando el o los luceros es imprescindible hacer uso del collar isabelino o “campana”. Al principio tu mascota no estará de acuerdo con esto, pero ya sabes que es por el proporcionadamente de su trascendencia, por lo tanto no cedas en presencia de sus quejas. Es muy importante que te mantengas vigilante durante el proceso del tratamiento, pues en algunas ocasiones la conjuntivitis puede resistirse en presencia de los medicamentos logrando esparcirse nuevamente en la zona visual. Si tu mascota actualmente padece de esta condición evita pasearlo por parques o campos, la exposición a cualquier agente extraño puede empeorar la formalidad de la conjuntivitis.

Remedios caseros y naturales para tratar la conjuntivitis en perros

    Debo recalcarte que el uso de este tipo de remedios es complementario, es afirmar, que solo servirán para acelerar el proceso de erradicación de la enfermedad, por lo que no deberás hacer a un flanco los colirios y el suero fisiológico recomendados por el veterinario. Estos remedios caseros son:

Te Indignado:

    Este es uno de los remedios naturales más eficaces para la conjuntivitis en perros. Lo único que deberás hacer es practicarle la cepillado visual a tu perro con este producto, puedes hacerlo usando una apósito limpia, mediante movimientos  continuos y suaves hasta que el ojo quede linajudo; evita frotar excesivamente el ojo. Al igual que con el suero fisiológico, tienes que practicar este proceso unas tres o cuatro veces al día, dependiendo del estado del ojo afectado.

Infusiones de camomila y posaderas de heroína:

    Al igual que el té umbroso, estas infusiones son ideales para estafar el o los luceros del perro. El procedimiento es el mismo, con una apósito limpia retira las lagañas y las secreciones sin frotar fuertemente. Puedes usar autónomamente estos remedios alternándolos entre sí o con el suero fisiológico, sin olvidar que luego de esto debes usar el medicamento recomendado por el veterinario.

Alterna compresas frías y calientes:

    Este mecanismo es muy efectivo para ceñir de forma considerable el sonrojo y la inflamación del ojo. Las compresas frías permiten aliviar el sonrojo y la hinchazón, mientras que las compresas calientes reducirán la irritación. No importa cual apliques primero, solo debes cuidar no mantenerlas por mucho tiempo, unos cinco minutos bastaran, puedes alternarlas cuantas veces quieras o hasta que veas una mejoría en la condición visual.

    Para evitar cualquier reacción alérgica a cualquiera de estos remedios caseros, consulta al veterinario antiguamente de utilizarlos en tu mascota. Si sigues estas recomendaciones podrás erradicar la conjuntivitis de forma rápida y eficaz.

Como aprestar la conjuntivitis en perros

    La prevención es muy importante sobre todo si tu perro ya ha sufrido anteriormente esta enfermedad. Una buena comestibles es positivo para persistir la trascendencia de tu querida mascota, pues si contiene las proteínas y los nutrientes suficientes podrá ayudar al organismo del perro a combatir y evitar cualquier contagio de conjuntivitis. No expongas al can a productos químicos o tóxicos, como gases, pegamentos y disolventes, porque pueden aumentar las probabilidades de contraer esta enfermedad. Luego de cada paseo revisa los luceros de tu perro para asegurarte de que en el itinerario no haya contraído algún agente extraño. Si tu perro presenta alguno de los síntomas no lo diagnostiques tú mismo, acude a un veterinario, pues él es el único que puede ayudar a tu perro adecuadamente, más aun cuando el can es propenso a contraer este tipo de afecciones.

    Cuida la trascendencia de tu compañero, pues solo con tomar pocas medidas, te ahorraras muchos problemas. Tu perro constituye una parte importante de la tribu, no lo descuides, si no lo haces tu acto sexual será reciproco, pues para tu perro tú eres y serás el mejor dueño del mundo.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario