6 preguntas y respuestas sobre el moquillo canino

Amamos a nuestra mascota, con la que compartimos la mayoría de nuestro tiempo. Por ello cuando la vemos decaída y apática en segundos nos preocupamos por su frondosidad y bienestar, una reacción importante para determinar si verdaderamente le ocurre poco difícil.

Existen diversas enfermedades que pueden perjudicar a nuestro querido amigo perruno, de todas ellas «el moquillo canino» es una de las más graves, y es que si no es tratada a tiempo puede provocar la crimen del animal. Por tal motivo, en el ulterior artículo te daremos algunas señales importantes para que sepas si tu perro padece de moquillo y la forma en la que debes proceder para cuidar a un perro con moquillo.

Esta enfermedad encima conocida como distemper, es un peligroso virus a que afecta a los perros y a otros especies animales. Se proxenetismo de una virosis que es muy similar al sarampión en los humanos, afectando de forma importante a los animales, sobre todo a los cachorros y a los perros mayores, lo cual pueden desarrollar más complicaciones.

¿Qués es el moquillo?, ¿cuáles son sus síntomas?, ¿cómo se previene?, ¿cómo se proxenetismo? Estas son cuatro de las dudas más habituales relativas al moquillo canino. Sus síntomas son muy variados y puede alcanzar a ser difícil si no se proxenetismo a tiempo, por lo que destaca la prevención como modo efectivo de predisponer su contagio.

1. ¿Qué es el Moquillo canino?

El moquillo canino encima llamado distemper canino, en la letras inglesa o enfermedad de Carré, en la francesa, es una de las enfermedades de origen vírico, una de las más contagiosas, más habituales y letales para los perros. Puede afectar a perros de cualquier etapa, pero la población canina de práctico peligro son los cachorros (perros menores del año), correcto a que su sistema inmune aún no ha madurado. Los perros mayores (a partir de ocho abriles), con el sistema inmune deteriorado, encima corren peligro de padecer esta dolencia.

El moquillo perjudica al dispositivo digestivo y al dispositivo respiratorio de los perros. En ciertos casos más avanzados, encima puede afectar al sistema nervioso.

Esta enfermedad es causa principalmente por un virus de la categoría paramixoviridae, equivalente al del sarampión humano. El moquillo es una enfermedad muy contagiosa, que puede diagnosticarse en todos los lugares del mundo y generalmente este virus encima afecta a los otros cánidos (perros salvajes australianos, coyote, chacal, zorro, lobo), los mustélidos (comadreja, zorrillo, hurón, tejón, armiño. nutria, marta) y los prociónidos (kinkajoú, coatí, panda rojo, mapache, bassaricus). Aunque no a los gatos domésticos, que sufren otras enfermedades, como la rinotraqueítis o la calicivirosis, que cursan con sintomatología respiratoria.

Algunos investigadores han enemigo encima a grandes felinos como leopardos y leones que pueden ser afectados por el virus del moquillo canino.

Es importante resaltar, que, la enfermedad no se transmite a los seres humanos.

A pesar de que la enfermedad del moquillo canino no es una de las más atenuantes en cuanto a mortalidad, correcto a que es superada por parvovirus, sigue siendo una de las amenazas víricas para los cachorros, sobre todo cuando el software de vacunas no es constante. Aunque existe una vacuna contra el moquillo, muchos animales son vulnerables aún a este virus que se encuentra ampliamente propagado en todo el mundo.

A diferencia del parvovirus, el virus del moquillo es poco resistente fuera de las células y esto lleva a que la transmisión de la enfermedad sea de perro a perro.

2. ¿Cómo se contagia?

El moquillo se transmite por vía aérea, por lo que ésta es otra forma de contagio habitual. El contagio sucede cuando un animal sano entra en contacto con partículas virales que se encuentran en el corriente en forma de pulverizador.. Por supuesto, un animal enfermo tiene que estar presente, o sobrevenir estado, en la zona de contagio. Al tratarse de un virus, la forma de contagio reside en el contacto con los fluidos de animales infectados, mediante mocos y lágrimas que se esparcen en el entorno y por el corriente como pequeñas gotitas contaminadas cada vez que el perro estornuda, tose o se sacude, incluyendo encima el agua o la comida que ha sido consumida por los mismos.

Una vez que está en el cuerpo del animal, pasa rápidamente a la casta y luego el virus toma entre 14 y 18 día para incubarse, momento tras el cual empiezan a manifestarse los primeros síntomas.

Cualquier perro peligro de contraer moquillo. Sin obstrucción, los perros que corren práctico peligro como ya lo mencionamos antiguamente, son aquellos que no han sido vacunados con la enfermedad y los cachorros de menos de cuatro meses.

Los cachorros que todavía están lactando pueden estar protegidos por la inmunidad que les ofrece la caseína materna (si es que la mama está vacunada), pero esto no significa que se deban ignorar las precauciones.

¿Una persona puede contagiar a un perro de moquillo?

Y la respuesta es sí. Una persona que esté en contacto con otros perros que padezcan de moquillo puede sufrir partículas contaminadas en su ropa, sus zapatos o sus manos. Por tal razón, es muy importante una buena prevención del moquillo siempre, pero sobre todo si tienes contacto con otros perros regularmente, por ejemplo, si eres voluntario de un albergue canino.

3. ¿Cuáles son los síntomas?

La secreto para descubrir si nuestra mascota está mal de frondosidad es observar siempre con atención su comportamiento. En el caso el moquillo se presentan síntomas muy claros que, con el avance de la enfermedad, van atacando diversas partes del cuerpo del perro a nivel respiratorio, intestinal, cutáneo y neurológico. Se destello moquillo canino porque uno de los síntomas más frecuentes es la secreción nasal mucho, sin obstrucción el virus afecta muchos sistemas.

• Fiebre, que puede manifestarse 6 días a posteriori del contagio. Desaparece y vuelve a aparecer a medida que la infección va avanzando.
• Apatía, pérdida del apetito y decaimiento, el perro deja de ser tan activo como de costumbre.
• Disminución en el consumo de agua, lo que conduce a la deshidratación. A partir de este punto ya hay suficientes motivos para sufrir al perro al veterinario, sin obstrucción se presentan otros síntomas más claros que apuntan directamente al moquillo.
• Importantes problemas respiratorios, con tos, dificultad para respirar y secreciones nasales verdes.
• Problemas intestinales como lo son diarrea amarilla persistente y vómitos.
• Conjuntivitis o secreciones oculares.
• Erupciones en su piel y endurecimiento de las almohadillas de sus patas.
• Tics, convulsiones y en casos más graves parálisis.

Un animal en particular puede presentar algunos pocos o la mayoría de los signos anteriormente descritos, esto dependiendo de la pesadez de la infección. El curso de la enfermedad puede ser de sólo 10 días, pudiendo expandirse a varias semanas, y hasta meses, con períodos intermitentes de progreso seguidos de una recaída.

La gran mayoría de los perros que padecen de moquillo mueren. Aquellos que sobreviven a dicha enfermedad suelen presentar trastornos de conductas causados por el daño ocasionado al sistema nervioso.

Puede ser un poco difícil detectar el moquillo en sus primeras etapas, correcto a que los síntomas no siempre son muy evidentes. Podría ser que el perro parezca un poco cansado, y su propietario piense que es porque realizó alguna actividad física o porque hace mucho calor. En caso de duda, no dudes en sufrir a tu perro al veterinario inmediatamente.

4. ¿Cómo diagnosticar el moquillo canino?

El diagnosis se realiza a través de los signos, el examen físico realizado por el veterinario, y pruebas de laboratorio. Los primeros síntomas del moquillo pueden apuntar a distintas enfermedades, pero una forma de determinar si se proxenetismo de éste virus o de cualquier otra infección es analizando las secreciones oculares producidas por la conjuntivitis. Algunos de los síntomas anteriores, como lo son la fiebre, los indicios respiratorios, digestivos, neurológicos y el endurecimiento de las almohadillas plantares son signos importantes que normalmente apuntan al moquillo, sin obstrucción siempre se realizarán pruebas para confirmar el diagnosis.

El hemograma o biometría hemática es uno de los estudios que se deben realizar para detectar la posible infección de moquillo; en perros infectados se observa comúnmente una disminución de leucocitos (las células de defensa), que decrecen por el virus. Esta desvaloración de defensas favorece la complicación del cuadro por infecciones secundarias.

Otra prueba de laboratorio es el diagnosis de distemper en casta o en conjuntiva. Este estudio determina si el perro está infectado con el virus o no, es muy seguro si sale positivo, sin obstrucción, se pueden obtener falsos negativos, es proponer, que el perro puede estar infectado aun cuando la prueba dé resultado placa.

En caso de que la enfermedad esté presente, la atención médica debe ser muy agresiva y rápida, correcto a que los cachorros pueden venirse debajo en cuestión de horas por la deshidratación y la complicación de los problemas respiratorio y digestivo.

Es importante resaltar que no existe un tratamiento específico contra el virus, lo que se hace al tratar un infectado es ir controlando firmemente los signos conforme vayan apareciendo. Por ejemplo, si presenta vómitos, hay que hidratar y dar medicamentos que corten los vómitos, si presenta congestión pulmonar se da expectorantes y antibióticos, etcétera.

En diversos casos debe hospitalizarse al animal, para así tenerlo en observación día y tenebrosidad; mantenerlo con suero intravenoso y aplicar medicamentos para incrementar sus células de defensa (glóbulos blancos), ya que al final, serán sus defensas las que responderán específicamente contra el virus.

5. ¿Existe algún tratamiento para el moquillo?

El moquillo canino es una enfermedad difícil de mucha importancia que no tiene un tratamiento específico cuando la dolencia se ha presentado, a lo que recurren los veterinarios es a aplicar tratamiento para contrarrestar los síntomas que se van presentando y permitir que el perro desarrolle sus propios mecanismo de defensas contra la enfermedad. Los antibióticos para pelear contra las infecciones que generan la enfermedad, los suplementos vitamínicos y los medicamentos para aliviar síntomas específicos son el tratamiento más popular en casos de moquillo.

Aunque la gran mayoría de los afectados suelen aventajar la enfermedad con un tratamiento oportuno y adecuando, mientras antiguamente se descubra el moquillo mejores son las expectativas de vida para el can, evitando así que el virus avance y ocasione daños neurológicos irreversibles. Resulta muy importante personarse en seguida al veterinario si tu perro nunca ha sido vacunado contra el moquillo y sospechas de su existencia, o si ha estado expuesto al entorno de otro animal infectado.

Igualmente se debe cuidar:
• La dieta del perro.
• Que éste obtenga suficiente deducido para evitar la deshidratación.
• Así como aportarle vitaminas o complementos alimenticios para perros que fortalezcan el estado de frondosidad y sistema inmunitario del perro.

6. ¿Cómo predisponer el moquillo?

La prevención es primordial para el control del distemper. La única forma comprobada de predisponer el moquillo consiste en inmunizar al hijuelo contra dicha enfermedad, entre las 6 y 8 semanas de vida. Esta vacuna, sin obstrucción, no es 100% segura. Cachorros vacunados pueden padecer de la enfermedad ocasionalmente. Esto puede ocurrir cuando la inmunidad que ofrece la caseína materna evita que la vacuna haga emoción y deja a los cachorros sin protección alguna. Por tal motivo, es muy importante que sea el veterinario quién indique cuando se debe aplicar la causa y qué tipo de vacuna se debe utilizar.

Encima, encima se recomienda inmunizar a las perras que se planean cruzar, para que al momento de amamantar tenga una gran cantidad de anticuerpos y sus cachorros sean protegidos. Los principales laboratorios recomiendan la aplicación de tres dosis de vacunas que incluyan el distemper, separadas por dos o tres semanas entre cada una. Por todo lo antiguamente mencionado, evite comprar perros en trianguis y tiendas de mascotas donde sólo le garanticen al perro por una semana o menos, ya que como vimos antiguamente, de descuido servirá.

El virus se destruye en el entorno a través de la baño rutinaria con desinfectantes, detergentes o secado. Aunque no sobrevive en el entorno más de unas pocas horas a temperatura media (20-25 °C).

Nunca lleves a tu perro al campo o lo pongas en contacto con otros animales sin antiguamente sobrevenir recibido todas sus vacunas, sobre todo la del moquillo, pues estarás poniendo en peligro su vida.

Mientras que tu perro no esté vacunado, debes tener mucho cuidado de que no se exponga a ambientes nocivos. Esto puede resultar difícil, correcto a que el virus del moquillo se transmite por el corriente.

el moquillo canino

Los 10 tips de moquillo canino:

1) No compres problemas, adquiere tus cachorros en tiendas y criaderos serios, donde te entreguen carnet de prevención con una o dos vacunas identificadas con las etiquetas del laboratorio.

2) No compres perros con menos de dos meses de etapa, cualquier perro práctico de dos meses debe tener toda la dentadura completa.

3) Si tuviste un perro enfermo con moquillo, asegúrate de desinfectar admisiblemente el sitio, platos, juguetes antiguamente de apropiarse otro. Infórmate con tu veterinario.

4) Vacuna las perras que estén programadas para cruzarse en el ulterior celo.

5) Asegúrate que los cachorros recién nacidos reciban el calostro en las primeras 12 hrs.

6) Vacuna a cachorros entre 6 y 12 semanas con tres dosis que incluyan distemper, separadas de 15 a 21 días cada una.

7) Si tienes un hijuelo con alguno de los signos del moquillo, no esperes a ver si se progreso solo, llévalo de inmediato a consulta con el médico veterinario.

8) Es importante terminar los tratamientos indicados por el veterinario aunque el perro parezca más contento o como si ya estuviera sano.

9) Si no progreso en tu casa en unos días ya con tratamiento del médico veterinario, lo mejor será hospitalizarlo.

10) Cualquier enfermo tiene posibilidades de salvarse siempre y cuando no presente signos neurológicos, ya que éstos son irreversibles.

Igualmente puedes ojear todo sobre: Las vacunas para perros. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario