7 Signos de que tu mascota puede sufrir artritis

Muchas mascotas desarrollan algún tipo de enfermedad de las articulaciones durante su vida, muchas veces esto puede suceder desapercibido frente a sus dueños y otras veces estos padecimientos pueden convertirse en condiciones que efectivamente deshabilitan al animal en muchas maneras. Mientras algunas mascotas pueden desarrollar enfermedades de las articulaciones temprano en sus vidas, los síntomas no aparecen sino hasta mucho a posteriori. La artritis es una de esas condiciones que puede afectar a tu mascota.

¿Qué es la artritis?

Es una condición que afecta una o más articulaciones produciendo inflamación y sus causas pueden ser muy variadas, por ejemplo, fracturas, rotura de ligamentos, desordenes en el avance óseo de la mascota, padecimiento congénito, problemas hormonales, desordenes metabólicos, enfermedad degenerativa de las articulaciones (osteoartritis) o enfermedades inflamatorias de las articulaciones (artritis reumatoidea). En la artritis los huesos resultan afectados porque el cartílago, que es una especie de cojín que rodea los huesos para evitar que choquen entre ellos, desaparece de la articulación. Al perder el cartílago el choque de los huesos hace que éstos se aplanen y que el movimiento articular no ocurra de modo fluida.

Imagen que ilustra el daño al cartílago y la inflamación causada por la artritis en las articulaciones
Imagen que ilustra el daño al cartílago y la inflamación causada por la artritis en las articulaciones

7 Signos de que tu perro o felino presenta enfermedades en las articulaciones

1.- Cojera

La cojera es uno de los síntomas de problemas en las articulaciones
La cojera es uno de los síntomas de problemas en las articulaciones

Puede que veas a tu mascota cojeando o favoreciendo a una o más de sus patas en su caminar situación que va a someterse de cuáles articulaciones están afectadas. En algunos casos, la cojera puede ser peor cuando tu mascota acaba de levantarse de una posición acostado y puede que sea menos visible cuando “calienta” los músculos durante la caminata.

2.- Dificultad para moverse

Tu mascota puede que se muestre renuente a hacer actividades que antiguamente le eran fáciles de realizar. Por ejemplo, puede que tu perro se niegue a subirse y bajarse del carro o quizás tenga problemas para subir y descabalgar por las escaleras, actividades que previamente realizaba sin dificultad. Los gatos con artritis por otra parte, puede que dejen de subirse a los topes o mesas y otras áreas de pico a causa de la molestias que sienten al saltar.

3.- Problemas en la desazón vertebral

Los cambios que sobrevienen con la presencia de la artritis no solo afectan a las patas sino que pueden hacerlo a varias partes de la desazón. Estos cambios pueden causar inflamaciones de cuello, posturas anormales con jorobas en la espalda, o inclinación en ambas o una de las patas traseras.

4.- Cansancio

Puede que tu mascota se canse mucho más. Esto puede significar que para los perros los paseos se harán más cortos y más dolorosos. Tu mascota puede que pase mucho más tiempo acostado descansando o durmiendo de lo habitual.

5.- Irritabilidad

Los animales que padecen artritis se vuelven mucho más irritables. Puede que intenten e incluso muerdan cuando cualquiera se acerca o cuando son manipulados de alguna modo, particularmente si estos movimientos que hacemos se hacen en las zonas que aumentan su dolor con nuestro tacto.

6.- Atrofia muscular

Las mascotas que presentan artritis frecuentemente desarrollan atrofia muscular que no es más que la disminución de la masa muscular causada por la fealdad de actividad de ese tejido. Cuando esto ocurre, la pata que se está atrofiando lucirá mucho más flaca que las otras.

7.- Lamerse, morderse o masticarse

Lamerse es una muestra de dolor usada comúnmente por nuestras mascotas
Lamerse es una muestra de dolor usada comúnmente por nuestras mascotas

Las mascotas que se ven afectadas con artritis asimismo suele comenzar a lamerse o morderse las zonas afectadas por el dolor. Esto puede contar al punto de causar inflamación en la piel y la partida de pelaje en la zona.

¿Cómo manejar la artritis en mascotas?

Los tratamientos para enfermedades de las articulaciones en mascotas han ido mejorando en los últimos abriles gracias a la inmersión de nuevos suplementos y medicamentos. Es sumamente importante que las mascotas que presentan artritis y otras enfermedades de las articulaciones reciban la apropiada atención médica. Aquí te presentamos algunas de las cosas que pueden ayudar a controlar los síntomas de la artritis y otras enfermedades articulares en tu mascota:

Control del peso

El peso en nuestras mascotas es lo primero que debemos cuidar cuando estamos tratando con animales que sufren de alguna condición articular. Es recomendable procurar permanecer a nuestra mascota en su peso ideal ya que el sobrepeso no es un buen compañero para las lesiones articulares; acertadamente sea que nuestra mascota padece de una condición congénita, displasia u osteoartritis por momento descubierta, es tu deber como dueño responsable repasar las raciones y el tipo de alimento que consume para de esta modo ayudar a controlar y permanecer su peso ideal.

Ejercicios

Los ejercicios que permitan un buen rango de movimiento y la construcción de músculos tales como caminatas, trotes ligeros y nadar son excelentes ejercicios de bajo impacto para ayudar a nuestras mascotas a permanecer el peso controlado y los músculos en buena forma. Cada rutina de ejercicios debe hacerse de modo supervisada ya que cada una de ellas debe ser diseñada dependiendo de la severidad de la ofensa, el peso y la condición caudillo de cada mascota. Es preferible que haya siempre una ración de ejercicios pues la inactividad es mucho más perjudicial, sin secuestro, hacer los ejercicios incorrectos puede causar mucho más daño.

La obesidad es uno de los factores que acentúan los daños articulares en las mascotas
La obesidad es uno de los factores que acentúan los daños articulares en las mascotas

Suplementos orales

Los suplementos orales son una buena modo de ayudar a la recuperación de nuestra mascota, algunos de los más comunes son:

Glucosamina con condroitina: esta es una de las medicinas más comunes para el tratamiento de artritis en humanos y mascotas. La glucosamina ayuda a la producción de cartílago y la condroitina previene el daño de las enzimas de la articulación. Este producto no se utiliza como analgésico, si no, que ayuda a regenerar el cartílago que resulta dañado en las articulaciones.

Rimadyl, meloxiam, ketoprofeno: estos son medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que han sido desarrollados para el tratamiento de mascotas con artritis. Son efectivos agentes antiinflamatorios y analgésicos. Estos medicamentos deben suministrarse bajo estricta vigilancia del médico veterinario adecuado a los carácter secundarios que pueden producir.

Corticoesteroides: este tipo de medicamentos han sido utilizados para tratar el dolor y la inflamación causada por la osteoartritis, sin secuestro, su uso ha sido discutido a causa de los carácter secundarios a corto y mediano plazo que se han presentado con su uso.

Vitamina C: actúa como un antioxidante y es un nutriente importante en la síntesis del colágeno y el cartílago. A causa de que los perros y gatos fabrican su propia vitamina c, el uso de ésta aún no está muy claro, sin secuestro, si se da en dosis razonables se ha probado que puede resultar beneficiosa para el tratamiento de las enfermedades de las articulaciones como la artritis.

¿Cómo ayudar a mi mascota con artritis?

Mantener a nuestra mascota cómoda es muy importante
Sustentar a nuestra mascota cómoda es muy importante

– Mantenlos en un sitio seco y cálido, ya que la humedad y el frío exacerban los síntomas de los problemas articulares
– Realiza ejercicios que no sean de suspensión impacto para evitar que las articulaciones lleven mucho más peso del adecuado
– Mantenlo en una dieta que asegure que su peso no sea superior al deseado, de esta modo liberas sus articulaciones de excesos
– Ayuda a que sus actividades diarias sean más posible con el uso, por ejemplo, de rampas para que suba y baje del carro y superficies suaves para descansar.
– Ayuda con suplementos alimenticios como omega 3 para ayudar a controlar la inflamación

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario