Collar Eléctrico para Perros. Todo lo que Debes Saber

Cuando se comercio de entrenamiento para perros son muchas las opciones que se nos presentan para alcanzar adiestrar a nuestros cachorros. Uno de los instrumentos que se utiliza es el collar eléctrico para perros. Este hábitat es muy utilizado, sobre todo en Estados Unidos para ayudar con diferentes instrumentos del entrenamiento canino, es por esto que te contaremos de qué se comercio y cómo se utiliza.

Qué es un collar eléctrico para perros?

collar-eléctrico-para-perros-1

Este artefacto tiene la forma típica de un collar con la diferencia de que está preparado para producir diferentes tipos de descargas de sonido o pequeñas vibraciones que tienen como objetivo principal mostrarle a nuestro perro que está teniendo un comportamiento no aceptable.

Este dispositivo se controla a través de control remoto lo que permite que la correctivo sea posible aún estando allá del calibre de nuestra mascota. El collar eléctrico para perros en algunas ocasiones incluye por otra parte un sistema de rastreo vía GPS lo que es formidable para rastrear su paradero en caso de extravío.

El uso de este tipo de collares se remonta a la período de los 60 en donde comenzaron a utilizarse principalmente en el entrenamiento de perros de caza y en esa época la cantidad de descarga eléctrica que podían utilizar era considerablemente más adhesión que ahora. En la presente este tipo de collares es sobrado conocido y cuentan con niveles de shock mucho más bajos.

Cuáles son los usos más comunes de un collar eléctrico para perros?

Este tipo de collares se utiliza primordialmente para trabajar estas cuatro áreas de entrenamiento:

1.- Seguir al perro interiormente de la propiedad:

La idea es que el perro sea corregido cuando intenta acaecer del frontera de nuestra propiedad por lo que se le conoce al collar eléctrico para perros como “la cerca invisible”. La idea es producir la pequeña descarga cuando el perro se está acercando al frontera de la casa.

2.- Detener el chillido excesivo:

Esta corrección se hace, muchas veces de modo cibernética, cuando el perro comienza a alborotar y el collar se puede programar para que la intensidad y duración de la corrección cibernética sea cada vez más larga e intensa si el perro no deja de alborotar.

3.- Entrenamiento de comportamiento y mejoras de problemas de comportamiento:

Este collar eléctrico para perros se utiliza para efectuar entrenamiento canino sin el uso de una correa e inclusive para mejorar problemas de comportamiento como embestida.

4.- Enseñar a nuestro perro a mantenerse alejado de lugares y objetos peligrosos:

Si queremos enseñar a nuestro perro a mantenerse alejado de cosas o animales peligrosos, sobre todo si vivimos en una zona rural con posibilidad de presencia de reptiles, podemos utilizar el collar eléctrico para perros para enseñarlo a tenerle inquina a ciertos animales con los que podría encontrarse y que le resulten peligrosos.

Aprende a entrenar a tu perro con estos sencillos pasos

Controversias acerca del collar eléctrico para perros

Desde que este método de entrenamiento comenzó a utilizarse ha desatado mucha controversia, sobre todo en lo que respecta a temas como el maltrato animal.

El sistema de “descargas” ha cambiado en gran modo desde los inicios y se ha degradado considerablemente, tanto así, que muchos especialistas en entrenamiento canino entre los que destaca el conocido César Millán, utiliza este tipo de entrenamiento para determinadas correcciones o trabajos de entrenamiento.

En la presente este collar eléctrico para perros no hace mucho más que emitir ciertos sonidos y moverse a diferentes intensidades, siendo de modo comprobada por muchos especialistas como un sistema no dañino para la verdor del perro si se utiliza uno de estos tipos de artículos aunque aún existen collares llamados de Shock que sí causan descargas eléctricas; sin secuestro, lo mejor es ser asistido por un hábil ayer de utilizar este tipo de aparatos.

Tipos de collar eléctrico para perros

No todos los collares electrónicos funcionan de la misma modo, pero en genérico cuentan con tres modos: Pitido, Tremolar y lo que se conoce como Shock que es el modo más agresivo de corrección. La mayoría de los collares electrónicos funcionan principalmente como collares de shock pero las opciones de moverse y pitido pueden ser opcionales.

1.- Modo Pitido:

Cuando el collar eléctrico para perros se encuentra en este modo, se emite un sonido al estilo de un pito cada vez que el control es activado. El uso de este sistema es muy parecido al sistema de entrenamiento que utiliza un clicker como sonido persistente para entrenar al perro.

El uso de este modo del collar eléctrico para perros necesita, para funcionar de modo adecuada, un entrenamiento previo en el que el perro ya sepa asociar el sonido con una entusiasmo positiva o negativa. Si el perro está entrenado para tomar un premio luego del sonido, al activar el pitido lo más probable es que se detenga y espere a tomar su premio; por el contrario, si el perro está entrenado para ser castigado luego del sonido, seguramente esperará en posición sumisa.

Otra función de este modo de pitido es el de distraer a nuestro perro o seducir su atención. Con este uso del modo pitido debemos ser muy cuidadosos pues delante la dejadez de premio o castigo, nuestro perro puede simplemente acostumbrarse al sonido.

2.- Modo Tremolar:

Cuando utilizamos este modo, lo que sucede con el collar eléctrico para perros es que emite una trepidación muy parecida a la que produciría nuestro teléfono celular. Al igual que en el modo dicho este sistema puede utilizarse para seducir la atención o para marcar un comportamiento particular.

Es importante subrayar que ningún de estos dos modos de uso, ni el pitido ni la trepidación, envían ningún tipo de descarga eléctrica o shock a nuestro perro.

3.- Modo Shock:

En este modo del collar eléctrico para perros, se producirá una descarga eléctrica que irá directamente a la piel de nuestro perro a través de dos puntos de contacto. El propósito de este tipo de modo es el de causar algún tipo de dolor en el animal para comprobar de la efectividad de la corrección.

El tipo de dolor que se puede producir con el uso de este tipo de modo va a escasear de varios factores, entre los que dependen del preparador o del artefacto se encuentra la duración de la corriente, el voltaje del artefacto y la cantidad de veces que se utilice. Incluso dependerá de ciertas condiciones del perro como el tipo de piel, tamaño y el tipo de pelaje.

Debemos estar muy atentos al uso de este modo del collar eléctrico para perros pues el uso de corrientes eléctricas puede traer ciertas consecuencias en el comportamiento de nuestra mascota que quizás vayan directamente en contra de lo que queremos alcanzar.

Este tipo de descargas resultan muy molestos para nuestro perro y de hecho, esa es la idea detrás de su invención. Por esto, te invitamos a observar todo lo que puedas acerca de las opiniones de los expertos y sobre todo, ponte en contacto con un hábil ayer de atreverse utilizarlo sin supervisión pues algunos perros pueden mostrar comportamientos muy agresivos al tomar este tipo de descarga que les produce mucha incomodidad.collar eléctrico para perros

Conoce los Pros del uso de un collar eléctrico para perros

1.- Permite que el dueño controle el modo que se utiliza y hacer la corrección a distancia:

Uno de los grandes problemas de escoger un método de entrenamiento que se pulvínulo en aplicar fuerza o producir dolor es la cantidad de sensación que se implementa; si usamos mucha fuerza, esto puede causar que nuestro perro desarrolle miedo o problemas de elegancia y el uso de muy poca fuerza hará que se acostumbre a la corrección y no funcione de equivocación.

La diferencia con el collar eléctrico para perros es que de modo sencilla podemos ajustar el modo y la intensidad de la corrección que recibirá nuestra mascota en el entrenamiento lo que nos ayudará a evitar que nuestro perro se vuelva miedoso.

2.- Se puede obtener una corrección aun cuando los dueños no estemos presentes

Una de las cosas importantes para que el entrenamiento canino sea efectivo es alcanzar ser consistente en las correcciones que hacemos y en esto, el collar eléctrico para perros puede ser una excelente ayuda, sobre todo si queremos tratar comportamientos como ladridos o intentos de fuga de la propiedad.

El collar eléctrico para perros puede ser programado para que reaccione automáticamente delante una determinada entusiasmo por lo que es una excelente opción para ser consistentes sin la privación de estar siempre al costado de nuestro perro.

Descubre cómo entrenar a un perro adulto

3.- La fuente del estímulo no es muy clara

Algunas personas que utilizan otro tipo de entrenamientos que se basan en el castigo sufren las consecuencias de que su mascota sabe perfectamente que el dolor proviene de nosotros lo que puede causar serios problemas en el establecimiento de nuestras relaciones con nuestro perro.

Por ejemplo, si utilizamos la corrección con la correa, será evidente que la entusiasmo está asociada con nosotros lo que puede causar que nuestro perro decida combatir con la correa y por ende con nosotros. Es por esto que el uso del collar eléctrico para perros nos evita que nuestra mascota sepa exactamente que la corrección viene de nuestra parte así que no hay con quien combatir.

Contras del uso del collar eléctrico para perros

1.- Puede aumentar la embestida del perro

De acuerdo a algunos estudios, se ha determinado que muchos perros que son entrenados con uso del shock pueden presentar un aumento de los niveles de embestida rodeando de los humanos. Otro de los resultados que se vieron en el estudio, es que en el uso de collares automáticos y la incapacidad de controlar las acciones puede que produzcan correcciones en momentos inoportunos lo que puede producir asociaciones incorrectas.

Lo que puede suceder es que el perro asocie la corrección con instrumentos de su dominio como los humanos con los que convive en vez de hacerlo con los ladridos excesivos o con querer escapar de la casa.

2.- Puede aumentar los niveles de estrés y disminuir la calidad de vida del perro

Se han hecho varios estudios para determinar los niveles de estrés que se producen en perros que han sido sometidos a entrenamiento con shock. Durante una prueba específica, los perros que fueron tratados con descargas aleatorias sin ninguna conducta definida mostraron altos niveles de estrés al no conocer las causas de las descargas.

Parecido al estudio dicho, este demostró que los perros que se utilizaron como muestras asociaban el dominio en el que se realizaban las descargas de shock con altos niveles de estrés lo que puede reafirmar la idea de que las asociaciones no siempre son las adecuadas.

Aprende cómo desestresar a un perro

3.- Puede debilitarse nuestro cordón con el perro

Entreambos estudios que se citan anteriormente concluyeron que efectivamente las mascotas que usan el collar eléctrico para perros asocian el dolor con el dominio en el que se desenvuelven y con las personas con las que los comparten así como con objetos u otros animales que se encuentren cerca. Aun cuando se deje de aplicar el sistema de shock, los perros siguen asociando el espacio con estés y dolor.

Esto quiere opinar que utilizar un collar de shock, sobre todo los que causan descargas eléctricas, pueden ocasionar que el perro asocie cosas como tu patio con dolor y estrés o peor a aún, a ti o algún miembro de la asociación u otro animal.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario