Criaderos de perros | ¿Qué son?, requisitos y recomendaciones

Los criaderos de perros son instalaciones dedicados a la cría y ventas de cachorros de una raza precisa o varias, internamente del mismo circuito.

El objetivo de dichos criaderos es conseguir ejemplares de razas determinadas con un cierto antecedente hereditario, el cual asegura la ascendencia del animal, sobre todo importante por lo que respecta a las competiciones de los perros.

De todas maneras es muy importante destacar el hecho de que no todos los criaderos de perros se dedican a criar razas con pedigrí, por el contrario, muchos de ellos simplemente crían cachorros con cierto porción de pureza en cuanto a la raza y adicionalmente cachorros mestizos, pero en este posterior caso es importante mencionar que los animales no se comercializan, simplemente se ofrecen en admisión. Pero evidentemente se comenzó a ver que los criaderos de perros resultaban ser un negocio muy redituable adecuado a que era muy difícil conseguir ejemplares de razas determinadas con un cierto antecedente hereditario, el cual asegura el pedigrí del animal.

De esta forma se empezaron a realizar ciertos cruces entre ejemplares de distintas razas los cuales poseían un antecedente impecable en cuanto a competiciones caninas, y se comenzaron a promover los criaderos de canes legales.

Si admisiblemente se dice que lo más importante en un criadero de perros es que los animales cumplan con una serie de requisitos de sanidad y pureza correspondientes. Encima, es fundamental hacer empaque en el hecho de que si decidimos comprar un hijuelo en un criadero, siempre debemos exigir los papeles correspondientes que certifiquen la licitud del establecimiento adicionalmente de que es esencial que cuando compremos el hijuelo, los responsables del criadero nos entreguen los documentos y certificados de sanidad correspondientes al animal.

Por otra parte, es muy importante mencionar el simple hecho de que muchas personas se preguntan si los criaderos de canes solamente se dedican la comercialización de cachorros, y lo cierto es que a pesar de que la mayoría prefiere hacerlo, existen muchos criaderos de perros en donde los animales adultos son ofrecidos para la traspaso.

En tales casos debemos aclarar que generalmente los perros adultos son ofrecidos con un entrenamiento previo, adicionalmente de los respectivos cuidados que la raza debe tener, lo que hace que en algunos casos un perro adulto sea mucho más costoso que un hijuelo.

De todos modos es relevante destacar que los ejemplares adultos en los criaderos de perros suelen estar destinados a trabajos específicos, tales como perros guardianes y “guarda-espaldas”, lazarillos, y muchas veces adicionalmente, los criaderos de perros adiestran adultos para luego ofrecérselos a la policía o a los bomberos.

Cerca de destacar, que los criaderos de perro no sólo son famosos por comercializar diferentes tipos de razas de perros, cachorros y perros adultos, sino adicionalmente para ofrecer distintos servicios como lo son las guarderías caninas y las escuelas de entrenamiento, pero debemos aclarar que una de las características principales que hacen tan populares a los criaderos es que en caudillo quienes se encuentran detrás de este plan suelen ser personas muy devotas o aficionados a los animales, poco que sin duda alguna representa una gran superioridad.

En un manifestación los criaderos de canes se centraban solamente en la operación y traspaso de cachorros de razas determinadas, (como lo mencionamos ayer) entre las cuales el pastor u ovejero teutónico era de las favoritas, inclusivo hoy en día, la prudente parte de los criaderos que existen, se dedican evidentemente a la cría de dicha raza.

La infraestructura de los criaderos de perros:

Estos criaderos deben cumplir con una infraestructura apta para criar animales de este tipo, adecuado a que debemos tener en cuenta que tanto los cachorros como los perros adultos que habiten en ese extensión tienen ciertas deyección que deben ser satisfechas.

Por ejemplo, es esencial que los criaderos de perros tengan un espacio lo suficientemente prócer como para que los animales puedan hacer entrenamiento, por tal motivo la mayoría de los criaderos de canes suelen tener un amplio ámbito para que puedan retozar y suceder a antojo.

En el caso de que los criadores de perros ofrezcan otros servicios como el de parvulario y la escuela de entrenamiento, entonces deberán tener estas áreas separadas a lo que sería el campo de obra del criadero en sí.

Es sostener, que en tales caso los criaderos de canes deberían estar divididos en: criaderos, en donde adicionalmente del espacio al medio libre correspondiente adicionalmente es muy importante que haya ambientes cerrados con caniles para cada una de las madres con sus crías; la zona de parvulario en donde los perros deben estar sueltos e interactuando entre sí, y la zona de entrenamiento, la cual debe ser la más aislada adecuado a que por lo caudillo, allí se colocan distintos obstáculos y instrumentos para que el perro aprenda a utilizarlos.

Otra zona que es muy importante en todos los criaderos es donde se realizaran los cruces correspondientes; en tal sentido debemos sostener que es fundamental tener en cuenta que la mayoría de los criaderos de perros ilegales que suelen cultivar el negocio de la traspaso de perros, tienden a mezclar la zona de cruza de los perros con la de los cachorros, y esto no suele ser carencia bueno, por ello, una de las principales observaciones que debemos hacer es si el criadero que estamos visitando posee estas dos áreas separadas, en caso de ser así, entonces no debemos tener ningún tipo de problema en comprar algún hijuelo.

criaderos de perros

Las instalaciones:

Las construcciones deben cumplir ciertos requisitos.

• Dimensionado en perros:
– Perros de razas pequeñas (100 cm x 70 cm x 70 cm, con una capacidad máxima de 1 a 5 cachorros).
– Perros de razas medianas (200 cm x 100 cm x 150 cm, con una capacidad máxima de 3 a 6 cachorros).
– Perros de razas grandes (200 cm x 200 cm x 150 cm, con una capacidad máxima de 5 a 9 cachorros).

Encima de ello, tenemos que tener en cuenta una serie de puntos muy importantes que debemos cumplir para que el criadero sea adecuado:

• Las instalaciones tienen que ser de un material que permita la desinfección. Todo criador deberá pensar en construir las mejores instalaciones posibles que le permitan maximizar su crianza considerando el espacio adecuado según sea la raza y la permanencia, buscando así poder cumplimentar comodidad, higiene y correctos lugares de esparcimiento priorizando básicamente el bienestar de los perros. Encima de la raza elegida, es muy importante tener en cuenta la ubicación geográfica y las condiciones climáticas, adecuado a que algunas soportan mejor las inclemencias climáticas que otras.

• El arquitecto que lo construya debe conocer las normas y restricciones para logar un obvio mantenimiento y un buen sistema de drenaje.

• Antiguamente de considerar las instalaciones ideales es muy importante mencionar que podríamos dividir a los perros que viven en un criadero en tres categorías: los adultos, los perros con cría y los cachorros. El hecho de categorizar a los perros nos permite crear circuitos ya que, por ejemplo, hay patógenos que pueden acaecer a los cachorros de los adultos, o de personas ajenas. Encima, tiene que distinción otro circuito, donde se encontrará la dispensario, los clientes, y los proveedores, admisiblemente separados de la maternidad, que es el extensión más egregio y cuidado del criadero.

• Los animales deben disponer de caniles para estar protegidos de los cambios climáticos. La construcción tiene que ser separada uno de otros por paredes que eviten peleas o ladridos. Las paredes pueden presentar un recubrimiento impermeable que facilite su higiene y desinfección.

• No se debe usar madera como suelo ni como horma, ya que es casi increíble de afanar y se deteriora muy rápido cuando está mojada. Encima, este material absorbe malos olores, como de orina y puede contener astillas.

• El firme de la trena debe ser un poco áspero (no totalmente pulimentado) para poder lavarlo fácilmente, evitando hoyos o espacios arrugados, adecuado a que son zonas donde pueden esconderse insectos, roedores y huevos de parásitos. Encima, en algunas razas, el suelo pulimentado predispone a guatitas.

• Si se utilizan piedras pequeñas, se tienen que acoger al menos una vez al día, o más a menudo si hay muchos perros. Asimismo hay que prolongar las jaulas limpias y no permitir que se formen charcos de moho, ya que es casi increíble desinfectarlo.

• No necesariamente se debe colocar un perro por canil, adecuado a que muchas veces resulta humanitario agrupar a los perros de dos en dos o más, dependiendo de la raza. Los perros necesitan un entorno con estímulos que evite el aburrimiento y facilite la socialización. Siempre deben contar con lugares adecuados para el entrenamiento y la distracción.

• Las divisiones de malla de alambre pueden bonificar la socialización de los animales, aunque tienen como intención aguafiestas, la pérdida de piezas dentales y uñas por traumatismos. Pero adicionalmente se facilitará la aireación y el secado más rápido.

• Todo criadero debe contar con la sala de maternidad donde la perra puede tener sus crías de forma aislada y tranquila. El prudente número de pérdidas por mortandad en un establecimiento es producido durante la primera semana de vida, así que los cachorros recién nacidos representan el anilla menos cachas de la prisión reproductiva.

La sala de maternidad debe estar provista de un concurrencia confortable con las dimensiones adecuada según sea la raza. La superiora deberá ser llevada a la maternidad por lo menos una semana ayer de la aniversario del parto. Con una atención adecuada como la temperatura del concurrencia que debe estar a unos 25°, a la cúspide de la paridera y que se eviten las corrientes de medio. La paridera debe estar desinfectada. La dimensión se adecuará al tamaño de la superiora, y deberá contar con un escamoteador que evitará las muertes por aplastamiento que puede ocasionar la superiora.

• Se usa papel de diario en la paridera para absorber las pérdidas vulvares y otros residuos. Encima de ventanas y puertas, debe distinción un patio foráneo al cual puedan salir los cachorros cuando crezcan.

• Por otro partida, ha de distinción corrales para el esparcimiento y la distracción, al medio libre, cercados con malla de alambre enterrada o cementada. Conviene que haya zonas o de media sombra, y si es posible, corrales con firme de cemento para los días lluviosos o inclusive techados. Sería ideal contar con zonas con arena.

• Asimismo sería importante disponer de uno o dos caniles aislados, para así realizar la cuarentena ayer de introducir ejemplares nuevos.

• La prevención es quizás lo más importante en el manejo de un criadero, ya que hay que controlar el ingreso de ejemplares ajenos al establecimiento y circunscribir la entrada de personas a determinadas áreas, adecuado a que pueden ser responsables de contaminaciones. Las enfermedades parasitarias representan en los criaderos una de las mayores causas de mortalidad en cachorros.

• Si el criadero es prócer, podríamos contar como instalaciones complementarias con una sala para empleados, una oficina, una peluquería para animales, un campo de obra para provisiones y un campo de obra para el cuidado de los cachorros.

Requisitos y obligaciones en el momento de la traspaso:

Los criadores deben velar por efectuar los trámites necesarios para que los cachorros nacidos de una camada sean inscritos en el tomo correspondiente internamente los plazos establecidos por cada tiempo y de esta forma poder suministrar la adquisición del documento donde conste el pedigrí del animal a los siguientes titulares de los animales vendidos.

Existen muchas leyes autonómicas que exigen el cumplimiento de distintos requisitos a la hora de realizar una traspaso de un animal. Entre otros requisitos los más importantes son los siguientes:

• Debe entregarse el animal al comprador desparasitado, por supuesto, en valentísimo estado wáter y libre de toda enfermedad. Estos datos irán acreditados con un documento expedido por un veterinario.

• El documento precursor debe estar acompañado con otro en el que se incluya una información descriptiva de las características y deyección del animal y los consejos necesarios para un cuidado adecuado tomando en consideración su especie y raza.

• Son diversas las normas autonómicas que regulan una permanencia mínima del hijuelo para poder ser vendido. Así la ley indica que no se puede entregar al animal ayer del momento del recomendado para cada especie. Encima, lo recomendable es que se vendan los perros mayores de ocho semanas a distancia los que vayan desde el criadero al domicilio habitual del comprador en tales casos pueden ser vendidos con seis semanas.

• Adyacente con lo precursor, es sumamente importante que se le entregue al comprador una disposición en regla puesto que si seguidamente existe algún tipo de problema, ésta sirve de documento justificativo de la operación y del precio abonado por el animal, así como el resto de documentación citada en el artículo 44 de la Ordenamiento sobre la protección, la tenencia y la traspaso de animales.

Asimismo puedes descubrir sobre: El instrucción canino con mazmorra para perros. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario