Enterate de las 10 Razones por la que los perros vomitan

Por lo marcial, los perros vomitan cuando comen en exceso. En muchas ocasiones el vómito del perro es un mecanismo de protección para el tracto gastrointestinal, pero esto incluso puede ser un indicio de una enfermedad trascendental. Aquí te mostraremos algunas razones por la que los perros vomitan y las maneras en las que podrás ayudar a tu mascota a que se sienta mejor muy pronto.

El episodio ocasional de vómito en perros es muy habitual, y generalmente es la forma natural de librar al cuerpo de un alimento no deseado u objetos extraños que el perro pudo acontecer consumido. Cualquier aparición de vómitos repetidos sobre todo si va acompañada de diarrea, hibernación u otros cambios de conducta, debe consentir atención veterinario de inmediato.

Existen muchas razones por las que tu perro puede cantar. Puede ser porque tal vez ingirió poco que no debía, comió demasiado rápido o porque podría ser un signo de un problema serio. El estómago de un perro puede contener solamente una determinada cantidad de comida y agua a la vez, así que hacer cambios en sus horarios de comida puede ser la valencia para así evitar que vomite. Pero si el problema continua es necesario que reciba atención veterinaria inmediatamente.

Es sumamente importante retener las causas por las que tu perro vomita, ya que esto puede ocasionarle deshidratación extrema, problemas intestinales e inclusive fallas en algunos órganos vitales.

Asimismo debes tener a tu mascota al veterinario inmediatamente si es que ha vomitado más de dos veces en una hora.

Razones por la que los perros vomitan

Las posibles razones del vómito en los perros son las siguientes:

1. Obstrucción

Si un objeto atora en el estómago o en el intestino del perro, por ponderado él tratará de cantar para poder sacarlo. En algunos casos no lo logran. Se debe identificar a tiempo (cuando no consigue cantar y le cuesta trabajo respirar) para llevarlo a urgencias.

2. Parásitos

Lo más conocidos son dos parásitos intestinales conocidos como ancylostoma y cuidador, que singular de vómito, incluso causan síntomas como pérdida de peso y diarrea.

3. Virus

Hay múltiples virus incluyendo moquillo, parvovirus y coronavirus que particularmente causan vómito. Los cachorros son los más vulnerables a este problema. Los perros infectados incluso presentarán otros síntomas como pérdida de apetito y diarrea. Click Aquí para descubrir más sobre las enfermedades que pueden presentar los cachorros.

4. Envenenamiento

Si un perro ha consumido poco tóxico o venenoso automáticamente su cuerpo va a intentar expulsarlo a través del vómito. Si esto sucede se debe tener de inmediato al veterinario.

5. Úlcera estomacal

Si el vómito incluye parentesco o es de un tono desafortunado y turbio, es una señal de que el perro ha desarrollado una úlcera a causa de una severa gastralgia. Un cría que presente una úlcera en el estómago necesita tratamiento lo ayer posible.

6. Reacción o malestar estomacal

Para determinar si el vómito es provocado por hipersensibilidad o rechazo, es necesario retroceder para así rememorar que fue lo postrero que el perro comió; poco inusual, nuevo en su dieta o por incidente. Cuando sólo es un vómito y se quita luego de supervisar 3 horas, posiblemente se deba a una reacción alérgica instantánea, y no es para preocuparse. Recuerda identificar qué lo causó para evitar un padecimiento verdaderamente trascendental.

7. Dieta

El cambio de dieta repentino, premios nuevos, probaditas de comida o basura incluso suelen causar el vómito y malestar estomacal en nuestras mascotas. En estos casos se debe suspender la hora de comida o cena, hasta que el vómito desaparezca. Si continua por más de doce horas es necesario y urgente venir al veterinario.

8. Intestinos inflamados

Existe una enfermedad emplazamiento “enfermedad inflamatoria intestinal” principalmente es caracterizada por una inflamación crónica en los intestinos. Uno de los síntomas es el vómito que por lo marcial es blanquecino o con fluidos estomacales. Ocurre cuando se levantan por las mañanas, hacen demasiado control o se emocionan de más. Un cría que presente esta enfermedad debe estar bajo tratamiento exclusivo con una dieta estricta correcto a que puede tratarse de un problema crónico tipo colitis.

9. Tumores

La gran mayoría de los perros adultos o seniors son más propensos a desarrollar tumores, estos pueden afectar los riñones, el hígado y el sistema digestivo. Cuando hay presencia de tumores, éstos causarán vómito acompañado de otros signos. A los perros adultos se les debe realizar investigación por lo menos una vez al año. A lo desprendido del envejecimiento, debe hacerlo con una curtido frecuencia para así descartar posibles tumores o padecimientos que puedan impedir una buena calidad de vida.

10. Problemas en los órganos internos

Por postrero, cuando un perro está enfermo los órganos suelen debilitarse, por ejemplo una infección en las vías urinarias o fallas en el hígado pueden ocasionar vómito, particularmente en perro seniors. Los síntomas y los tratamientos dependerán del padecimiento del perro.

Los vómitos en los perros pueden ser divididos en tres grandes categorías:

1. Los vómitos agudos tienen un repentino inicio y generalmente sólo ocurren una vez.

2. Sin confiscación, en algunas ocasiones, los vómitos agudos y repetidos pueden ser un indicio de una emergencia de vida o homicidio.

3. Por el contrario, los perros que vomitan una o más veces a la semana de forma regular tienen lo que se denomina vómitos crónicos, provocados por lo marcial, por un sistema intestinal inflamado o irritado.

Vómitos agudos ocasionales en el perro

El vómito ocasional en el perro no es precisamente un signo de un problema importante. Un cambio repentino en la dieta, puede causar un ataque de diarrea o vómitos. Un malestar estomacal provocado por los cambios alimentarios a menudo se puede resolver en casa, siempre y cuando el vómito (y la diarrea a menudo incluso) no es trascendental, y el perro se encuentra correctamente.

El tratamiento sintomático del vómito leve, consiste en no proporcionarle errata al perro durante 24 horas, seguido de la presentación de cantidades pequeñas de alimentos enormemente digestible, con herido cantidad de grasas, como son el arroz blanco y el pollo. Lo idóneo es que beba soluciones electrolíticas orales.

Se le pueden regir antieméticos si se descarta la obstrucción gastrointestinal. Si el perro no se recupera en 2 o 3 días debes llevarlo al veterinario.

Como anteriormente lo mencionamos, manducar demasiado rápido, sobre todo cuando se tráfico de comida sequía, a menudo puede causar el vómito o regurgitación poco a posteriori de la comida. El suministro de comidas más pequeñas y constantes puede ayudar a aliviar este problema. Cuando se consume, el alimento seco debe absorber la humedad del estómago, aumentando de tamaño e hinchando el estómago, lo que hace que el perro regurgite el alimento de inmediato. Remojar los alimentos secos ayer de proveer a tu perro incluso puede ayudar. Por otra parte, es incluso una muy buena idea combinar la comida sequía con comida enlatada.

Vómitos agudos repetidos en el perro

Los perros suelen manducar casi cualquier cosa: calcetines, pelotas de tenis, monedas, juguetes, piedras, etcétera. Una vez que el perro ha ingerido el material, puede resultar muy magnate para sobrevenir a través del resto del tracto intestinal, y el objeto ingerido puede en algún momento continuar atascado. Esta obstrucción intestinal puede convertirse rápidamente una situación de emergencia. El corte parcial en el intestino puede causar vómitos, diarrea y calambres de los músculos abdominales. Asimismo, el corte total puede provocar dolor estomacal severo, inflamación estomacal, vómitos frenéticos y en proyectil. Dependiendo de la ubicación de la obstrucción, los vómitos pueden incluir humor o material fecal.

Si la obstrucción persiste, el intestino que rodea al objeto atascado, comienza a perder suministro de parentesco y empieza a vencer. Este procedimiento puede suceder en tan sólo una hora luego de la obstrucción completa. A medida que los intestinos empiezan a pudrirse, el intestino puede inclusive romperse, provocando una infección marcial muy trascendental.

Vómito crónico en el perro

El vómito crónico suele ser el vómito que se repite más de una vez a la semana, durante meses. Adecuado a que el vómito crónico puede dar ocupación a una muy mala digestión y a la empapamiento de nutrientes, a menudo los perros que lo presentan serán malos comedores, su pelo tendrá mal aspecto y encima, tendrán poca energía.

¿Qué causa el vómito crónico en los perros?

Alergias e intolerancias alimentarias suelen ser una de las causas más frecuentes de los vómitos crónicos. Los perros pueden tener o desarrollar hipersensibilidad o sensibilidad a una serie de ingredientes de alimentos para perros, lo que ocasiona una inflamación crónica en el estómago y el tracto intestinal.

La pancreatitis o inflamación del páncreas y la enfermedad inflamatoria intestinal, incluso cursan con dolor estomacal, diarrea, desidia de apetito y vómitos, pero son síntomas muy comunes a varios problemas gastrointestinales, por lo que puede ser un poco complicado diagnosticar a primera perspicacia.

Otras enfermedades generales que causan vómitos entre sus síntomas son:

• Enfermedad hepática.
• Insuficiencia renal.
• Piometra (inflamación purulenta del seno).
• Peritonitis.
• Prostatitis.
• Hipercalcemia.
• Hipoadrenocorticismo
• Cetoacidosis.
• Enfermedad vestibular.
• Diabetes.
• Tumor cerebral.

Tratamiento del vómito en perros

En función de los resultados de las pruebas que se le realicen al animal y la condición física del perro, el veterinario optará por distintos tratamientos, incluido el quirúrgico. Si se tráfico de un vómito apartado, el perro se encuentra correctamente y la ingestión de cuerpo extraño se considera poco probable, no debe dársele una curtido importancia. Se podrá regir eventualmente antieméticos. Los perros con vómitos severos y agudos, deberán consentir líquidos intravenosos para así corregir la deshidratación y las anormalidades electrolíticas asociadas.

En caso de que se sospeche úlcera gástrica o duodenal se suele regir protectores de mucosa como lo son el sucralfato y omeprazol o unos bloqueadores de la secreción de histamina como la cimetidina, como una de las razones por la que los perros vomitan

Asimismo puedes descubrir sobre: ¿Por qué los perros vomitan amarillo? 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario