Higiene Bucal de los Perros | Pasos Para un Buen Cepillado

Cuidar los dientes de tu can es sumamente importante para así ayudarte a permanecer su sanidad. Muchas personas no se dan cuenta de esto y simplemente dejan que sus mascotas pasen toda la vida sin siquiera una simple inspección dental. En el consecutivo artículo te mostraremos todo lo referente sobre la higiene hablado de los perros.

El cuidado de los dientes de tu perro debe iniciar cuando aún es un cachorrillo. Esto te va a permitir educarlo correctamente para realizar el cepillado y las inspecciones en la boca.

La desatiendo de sanidad dental puede provocar muchos problemas en la vida de los perros, incluyendo caries, infecciones generalizadas cuando una microbio pasa al torrente sanguino o inclusive la asalto causada por el dolor y la inflamación.

Por esta razón, muchos veterinarios recomiendan cepillar a diario los dientes de tu perro. Por otra parte, incluso es por eso que hoy en día existen varios productos para la higiene verbal de los perros, como lo son los dentífricos especiales para canes, juguetes para barrer los dientes y cepillos especiales para solucionar la aseo.

Ayer de comenzar a cepillar los dientes de tu can, lo primero que debes tener en cuenta es que no debes utilizar productos para humanos, sino productos especiales para perros. Muchos productos elaborados para el uso humano son perjudiciales para los perros, así que consulta con algún veterinario antiguamente de barrer los dientes de tu can. Siquiera uses nunca dentífrico para humanos, ya que puede ser muy dañino para tu perro.

Asimismo, incluso tendrás que educar a tu mascota para que permita la inspección rutinaria de su boca y el cepillado de sus dientes. De otro modo, te será inútil realizar estas actividades con frecuencia.

Para enseñarle a tu perro a dejarse revisar y cepillar los dientes, es aconsejable que lo acostumbres desde que es un hijo. Sólo debes tocar su boca con suavidad, sin sujetarla. Cuando él acepte esta manipulación tranquilamente, dale una buena galardón de comida.

Poco a poco ve acostumbrando a tu perro a aceptar que metas tus dedos en su boca, puedes recompensarlo con un poquito de comida cada vez que te permita hacerlo. Cuando puedas hacer esto, puedes comenzar a frotar sus dientes con un algodón empapado de dentífrico para perros. Estos dentífricos suelen tener un sabor agradable para los perros.

Poco a poco, tu perro irá aceptando mejor las manipulaciones en su boca. En ese punto, puedes comenzar a utilizar un cepillo de dientes para perros. Debes asegurarte de usar uno asustadizo y de no frotar demasiado. Tal vez te resulte más útil un cepillo “de dedo”, que se puede fijar en tu dedo. De este modo será más una caricia que un cepillado.

Haz de esta actividad una rutina de cinco minutos todos los días hasta que tu hijo ya se haya acostumbrado a las inspecciones orales y al cepillado de dientes.

La buena crónica para los perros es que no suelen tener tantas caries como los seres humanos. Pero, a pesar de la vieja advertencia muy popular de que la boca de un perro se encuentra más limpia que la de un humano, los perros pueden tener problemas como la acumulación placa y la piorrea. No sólo debemos preocuparnos por el mal aliento (halitosis) y los dietes amarillos. Al igual que los seres humanos, estos problemas dentales de los perros pueden causar infecciones con aventura de homicidio y problemas cardíacos, renales y hepáticos.

como cepillar los dientes a mi perro

¿Por qué cepillar los dientes de los perros?

Esto se debe a que frecuentemente se forma sobre la superficie del diente de las mascotas (perros y gatos) una película totalmente invisible compuesta por bacterias, células muertas y demás partículas; todas pegadas al esmalte por una especie de cemento llamado glucopolisacárido. A esta formación se le vehemencia Placa Bacteriana, y por lo caudillo suele producirse de modo natural en un tiempo impreciso de 48 horas.

Si a esta Placa Bacteriana la removemos mecánicamente a través de una nutriente apropiada y de un cepillado boletín, el esmalte no sufrirá cambios significativos y evitará una pronta deposición de sales de calcio que comúnmente conocemos como sarro dental. Si por el contrario dejamos que las bacterias presentes en la placa, desmineralicen al diente y lo tornen un poco más rugoso, y entonces veremos como este se cubre rápidamente de sarro dental.

Este sencillo, pero inexorable procedimiento nos llevará lentamente a la enfermedad más mundial en la boca de los animales de compañía:

La enfermedad periodontal en perros y gatos:

Es por esta razón que debemos planificar un correcto cepillado dental. Con la invitado regular al profesional y un prolijo cuidado hogareño le estaremos brindando una mejor calidad de vida para nuestras mascotas, correcto a que la Enfermedad Periodontal suele ser la patología de curso crónico que destruye a los utensilios de sostén del diente y ataca inclusive al resto del organismo mediante su proceso infeccioso.

¿Cómo cepillarle los dientes a mi perro?

Si tu perro puede cepillarse los dientes solo, ya puedes dejar de atinar este artículo y equivaler a anunciar el vídeo en YouTube. Parara el resto de nosotros, tenemos que utilizar un cepillo de dientes y una pequeña táctica. Puede que a tu perro no le guste mucho al inicio, pero con el tiempo, ésta puede convertirse en una experiencia agradable para uno y otro.

Intente escoger un momento a posteriori de que el perro haya hecho mucho examen, para que así tenga más ganas de quedarse tranquilo para la aseo. No lo haga demasiado espléndido las primeras veces. Principio despacio y suspéndalo si su perro se irrita, aun cuando no haya cepillado toda la boca. Puede ir aumentando el tiempo de cepillado a medida que se vaya acostumbrando. Asimismo, háblele con ternura y voz calmada mientras le cepilla los dientes y prémielo con una exquisitez al finalizar. En poco tiempo, tu perro empezará a desear que le cepille los dientes.

Debes comenzar desde que es un hijo

Los perros adultos pueden instruirse a sentirse cómodos con la aseo de los dientes, pero es mucho más comprensible si se empieza cuando el perro todavía es un hijo.

Productos de higiene verbal para perros

Existen muchos productos para permanecer una buena sanidad dental en los perros. Por supuesto, los primeros a mencionar son los cepillos de dientes y los dentífricos para perros. Recuerda siempre que no debes utilizar productos para humanos, ya que pueden ser muy dañinos para los canes.

Otros productos de aseo dental para perros, y que son más fáciles de utilizar, son los juguetes “limpiadores”. Éstos son juguetes masticables especialmente diseñados para barrer los dientes de tu perro. Muchos de ellos vienen en forma de hueso, pero pueden venir en cualquier forma.

Asimismo existen otros juguetes, que vienen en forma de cuerda y sirven para ayudar a permanecer la higiene dental de tu perro a través de juegos. Si compras estas cuerdas, no las dejes todo el tiempo con tu perro, correcto a que puede destrozarlas y tragarse los pedazos. Dáselas solamente cuando puedas supervisar a tu mascota.

Ayer de agenciarse cualquiera de estos productos de higiene canina, no olvides consultar con algún veterinario. Él te podrá indicar cuáles son los mejores y los más seguros para tu perro.

¿Cómo escoger la pasta dental correcta para mi perro?

Esta pregunta es muy importante. De ninguna modo utilices para cepillar a tu perro pasta dental de humanos. La gran mayoría de los dentífricos para seres humanos contienen flúor, lo cual es extremadamente venenoso para los perros. En la mayoría de las tiendas para mascotas venden pastas dentales formuladas para perros. Asimismo puede comprar cepillos de dientes especiales que facilitarán el procedimiento de cepillado.

El alimento seco es mejor que el alimento asustadizo, ¿Por qué?

Si el cepillado de dientes en tu perro produce sangría, inflamación o lágrimas, existen otras opciones para mejorar la sanidad dental del can. El alimento para mascotas crocante es mucho mejor para los dientes del perro que el alimento asustadizo, ya que el alimento asustadizo suele quedarse pegado a los dientes y causar caries.

Masticar huesos y juguetes para barrer los dientes

Existen muchos huesos sintéticos y juguetes que sirven para masticar y que adicionalmente, están específicamente diseñados para chapar las encías y dientes de los perros. Sólo debes asegurarte de darle objetos seguros para que mastique. Los objetos duros pueden romperle los dientes.

Darle a tu can un buen hueso para masticar puede ayudarle a permanecer sus dientes muy sanos y fuertes, pero imagínate a un ser humano que sólo mastica nalgas de mascar y utiliza enjuague hablado. Ese no es un medio efectivo para apoyar la buena higiene dental y sanidad caudillo. Lo mismo sucede con los perros.

Cepillado dental en el consultorio veterinario

Aun cuando mantengas en buen estado de sanidad la higiene hablado de tu perro, llegará un momento en que necesite una aseo dental. Esta aseo es muy parecida a la que realizan los dentistas a las personas, pero tu perro para esto deberá estar anestesiado.

La anestésico para estos procedimientos es ligera y, con la tecnología de hoy en día, suele ser proporcionado segura. De cualquier modo, es el veterinario quien debe aconsejarte al respecto.

Recuerda, acento con tu veterinario de confianza para que te asesore mejor y limpie los dientes de tu perro.

¿Cuándo llevarlo al veterinario?

Independientemente de si le cepilla los dientes a su perro o no, se debe observar el interior de su boca todas las semanas. Si ve alguno de estos signos de problemas dentales, es necesario que lo lleve al veterinario:

• Mal aliento en exceso.

• Cambios de hábitos al manducar o masticar.

• Depresión.

• Si intenta rascarse la boca o la cara.

• Salivación excesiva.

• Dientes descoloridos, rotos, faltantes o partidos.

• Dientes desalineados o faltantes.

• Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes.

• Incrustaciones de sarro amarillento a lo espléndido del borde de la encía.

• Bultos o pólipos en el interior de la boca.

¿Con qué frecuencia se debe resistir al veterinario?

Aun cuando sus dientes estén completamente sanos, al igual que sucede con los seres humanos, los dientes de tu perro deben ser revisados por un profesional cada seis meses o un año. El veterinario debe revisarle la boca en las consultas habituales, pero si no lo hace, pídaselo.

El cuidado dental puede ser un poco amargo tanto para los humanos como para los perros, pero el mantenimiento apropiado puede hacerle librarse proporcionado metálico a la larga e inclusive puede liberar la vida de tu can. Tu desatiendo de cuidado puede matar en costosas y dolorosas consultas al veterinario. A muchos perros se les debe dar anestésico para para poder limpiarle los dientes y las encías cuando tienen mucho sarro acumulado. Mantenga la boca de su perro limpia y uno y otro siempre estarán sonrientes.

Pasos para cepillar los dientes de tu perro

Los perros necesitan ser acostumbrados al cepillado dental muy gradualmente, y hay que comprobar de que aprendan a disfrutar de la experiencia. Cada perro es único y el entrenamiento debe adaptarse a su ritmo. Hay que tener mucho cuidado al introducir los dedos en la boca del can. No es recomendable hacerlo en perros agresivos o perros con tendencia a morder.

A continuación, te daremos algunos tips para que comiences a cepillar los dientes de tu perro. Cada etapa dura por lo menos 5 minutos y debe repetirse cinco días antiguamente de ocurrir a la etapa consecutivo.

1) Inclusión al sabor de la pasta de dientes

1. Lávese muy proporcionadamente las manos y coloque un poco de pasta de dientes en su dedo índice.

2. Deje que el perro cieno la pasta de dientes de su dedo.

3. Repita este procedimiento varias veces.

2) Acostumbre al perro al contacto en la boca

1. Coloque pasta de dientes en su dedo índice nuevamente, introdúzcalo con suavidad en la boca del perro y deslícelo por la superficie de los dientes y las encías.

2. No introduzca el dedo más allá del punto en que su perro se sienta cómodo.

3. Repita este procedimiento varias veces.

3) Inclusión del cepillo de dientes para perros ¡Los colmillos primero!

1. Prepare el cepillo con agua y pasta de dientes.

2. Permita que el perro cieno un poco de pasta de dientes del cepillo.

3. Con mucha suavidad, sujete el hocico del perro para que deje de acariciar.

4. Comience a cepillar suavemente sólo los colmillos, con movimientos verticales y con el cepillo de dientes en Angulo en torno a la confín de la encía, lleve el cepillo desde la encía hasta el extremo del diente.

5. Cuando llegues a esta etapa, evite cepillar los incisivos ya que éstos constituyen el campo de bono más sensible de la boca.

4) Utiliza el cepillo de dientes en los dientes posteriores

1. Al igual que en la etapa referido, inicio cepillando los caninos con movimientos verticales.

2. Avance suavemente a lo espléndido de los dientes posteriores a los caninos realizando un movimiento circular. No llegue más allá del punto en que el perro se sienta cómodo.

3. Cepillo los dos lados de la boca.

5) Utiliza el cepillo de dientes en todos los demás dientes

1. Igual que antiguamente, inicio cepillando los caninos y luego los dientes posteriores y termine con los incisivos.

2. Sujete el hocico del perro para mantenerle la boca cerrada y con mucha suavidad este el reborde superior, con el índice y el pulgar rodeando el hocico, para descubrir los dientes incisivos. Muchos perros son sensibles y pueden estornudar cuando se les cepillan los dientes incisivos.

3. Cepille suavemente los dientes anteriores con movimientos verticales (igual que con los caninos). Gradualmente, aumente el tiempo de duración del cepillado.

4. Para una protección máxima, hay que cepillar los dientes todos los días.

Formas naturales para barrer los dientes de los perros sin usar pasta dental

El cuidado dental en casa, la buena avituallamiento y las limpiezas dentales veterinarios profesionales suelen ser pasos sumamente importantes para permanecer los dientes y las encías de tu perro saludables y incluso para evitar problemas adversos relacionados con la enfermedad dental. Los veterinarios recomiendan cepillar los dientes de los perros a diario o si no es posible por lo menos tres veces a la semana.

Escobillar los dientes de los perros no requiere precisamente de pasta dental. Algunos veterinarios en efectividad no recomiendan la pasta dental para perros, correcto a que varias marcas contienen azúcar y glicerina las cuales se quedan en los dientes y aumentan la placa. Igualmente, la pasta dental que está hecha para el uso humano no es adecuada para los perros.

Vitamina C

Una forma comprensible, segura y efectiva de barrer los dientes de modo natural es sumergir un cepillo de dientes suave u otra útil para cepillar en una taza de agua con ½ cucharadita de vitamina C en polvo o Ester-C, como la vitamina C en polvo Natur-Vet Ester-C Plus. Luego, cepilla con suavidad a lo espléndido de los dientes especialmente en la unión de los dientes y las encías. La vitamina C incluso suele elevar el sistema inmune de los perros fortaleciendo el cuerpo, para así combatir la microbio en la boca.

Hierbas curativas

Si tu perro ya presenta piorrea o enfermedad periodontal, un veterinario debe eliminar la placa y la acumulación de sarro de los dientes y en las encías antiguamente de comenzar un régimen de cuidado en casa. Cuando las aplicas directamente sobre las encías de los perros, las hierbas pueden acelerar el proceso de sanación luego de una profunda aseo para evitar la reaparición de alguna enfermedad verbal. Puedes preparar remedios caseros o ocurrir revista un supermercado natural que venda tinturas herbales. La uva de Oregón, el sello de oro y la mirra son antisépticos herbales que suele promover el crecimiento de tejido nuevo en las encías. La echinacea incluso puede ayudar con las infecciones orales. La caléndula ayuda a cerrar heridas y a detener el sangría en las encías de los perros. El aloe orilla alivia las encías inflamadas.

Herramientas dentales

Hay varias herramientas dentales que se encuentran disponibles para barrer los dientes de los perros, si tu perro es lo que se resiste a los cepillados. Por ejemplo, las toallitas húmedas dentales pueden ayudar a eliminar los residuos de partículas de comida que generan placa. Asimismo puedes probar un método que los padres solían usar para barrer las encías y los dientes nuevos de los bebes. Envuelve una compresa más o menos de tu dedo índice y con suavidad frota los dientes de tu perro o usa un trapo húmedo de la misma forma. Los guantes con cepillo de dientes, son guantes enteros desechables con una superficie de cepillo sobre el dedo índice. El más eco-amigable suele ser el dedo con cepillo, un cepillo de hule suave, flexible y reusable que se ajusta en el dedo índice. Es una forma menos intrusiva y más amable, para barrer los dientes que el cepillo de dientes más tradicional.

Productos para la producción de placa

La gran mayoría de productos que afirman disminuir la placa cuando los agregas en el agua o alimentos de los perros no son completamente naturales. Aquí tienes algunas excepciones: PlaqueOff de ProDen, un polvo granulado hecho de algas, ha demostrado en pruebas clínicas que disminuye la placa en un 87% y el sarro en 68% cuando lo incluyes a diario en los alimentos húmedos o secos. El pulverizador PetzLife Vocal Care Dental lo cual está hecho con extractos de plantas naturales, mata la microbio dañina en contacto que puede ayudar a terminar con la acumulación de placa y sarro. El pulverizador Leba III Dental elimina el sarro y la placa estimulando las enzimas encontradas en la saliva. El gel PetzLife Vocal Care Dental es una combinación natural de extracto de semilla de toronja, hierbas naturales e ingredientes, adicionalmente de aceita de salmón para un sabor proporcionado agradable que produce una alternativa y efectiva para desincrustar los dientes al mezclarse con la saliva de tu can, cubriendo sus dientes y boca, matando cualquier microbio dañina y aflojando la placa y el sarro de las superficies del diente.

Dieta

Elimina los alimentos y bocadillos que contengan azúcar y llenos de prevención. Si es posible proporciónale a tu perro huesos crudos de nudillos que no pueden romperse en piezas más pequeñas. Los perros limpian sus dientes de modo natural cuando mastican y roen los huesos. Siempre debes supervisar a tu perro cuando esté comiendo huesos. Una vez que el perro esté acostumbrado a ellos, los huesos crudos son seguros, pero los huesos cocidos se astillan muy fácilmente y nunca debes dárselos. Si no puedes hacer que tu perro coma huesos carnosos y crudos o si no te sientes cómodo brindándoselos prueba otras alternativas como vegetales duros y crudos (como zanahoria y brócoli) para así ayudarlo a barrer sus dientes.

Riesgos por la mala higiene dental

La enfermedad dental es un problema muy generalizado que suele afectar casi al 85% de los perros adultos. Los problemas dentales no se encuentran limitados a la piorrea y a la periodontitis. La microbio verbal inherente en condiciones anormales dentales, es liberada en el torrente sanguino y puede provocar serios problemas como enfermedades del corazón, en los pulmones, en el hígado y en los riñones. Otros problemas suelen ser dientes sueltos y la pérdida ósea en la boca y en la quijada.

Consejos para cepillar los dientes de tu perro

• Ayer de hacerlo por primera vez, debemos revisar (nosotros mismo o llevarlo al veterinario), si todos sus dientes se encuentran sanos, correcto a que si sufre de alguna inflamación en las encía o tiene algún diente dañado, al querer cepillarlo le causaremos mucho dolor, lo que podrá originar reacciones agresivas en él.

Nunca uses pasta dental para el uso humano, ya que pueden ser nocivas para su sanidad. En las veterinarias se puede agenciarse una pasta apropiada, así como incluso el correspondiente cepillo de dientes. Entre éstos, los más comunes y los más prácticos son los que vienen para dedos.

• Otro cepillo de dientes proporcionado útil y muy eficaz es el cepillo electrónico, pero no cualquier perro suele acostumbrarse a ellos sin molestias.

Lo primero es hacerle probar la pasta dental, para que así se vaya acostumbrando a su distinción, y luego agregamos el cepillado. Podemos iniciar usando el cepillo de dedo, para luego comenzar a utilizar el cepillo natural.

Empieza el cepillado con un suave frotación, y en un ocupación y posición cómoda para el canino, así como lo hemos explicado anteriormente. Cuando todavía es un hijo, se puede resistir a promontorio esta tarea todos los días, así el acostumbramiento será mucho más rápido y placentero. Luego de los dos meses podemos despuntar a cepillarlo.

• Los dientes se deben cepillar con mucha suavidad para no dañar a nuestra mascota, comenzando desde la encía hasta la punta del diente.

• Si nuestro can ya es adulto, y nunca lo hemos cepillado, y notamos un muy mal aliento en su boca, es aconsejable llevarlo al veterinario para que le hagan una buena aseo. Ésta suele realizarse con anestésico, así se puede retirar con éxito todo el sarro y arreglar algún diente dañado.

Seguidamente de la aseo profunda, es conveniente seguir llevando a tu mascota a una revisión dental cada seis meses. No es aconsejable que empieces a realizarla en casa, ya que no ha sido acostumbrado desde que es un hijo y puede reaccionar con asalto delante la misma, aunque todo va a acatar del carácter del animal.

La nutriente incluso suele ser muy importante para una buena dentadura, procura que tu animal coma siempre alimento balanceado y proporciónale en ocasiones huesos.

• Si realizas la tarea de cepillarle los dientes a tu perro todos los días, con paciencia y bienquerencia, vas a obtener que disfrute de este momento de aseo y reforzarás el vínculo con él.

Asimismo puedes atinar sobre: Cuidados básicos que ningún dueño de perro debe sortear. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario