Las 5 cosas más importantes sobre los perros Chow Chow

La raza de perros Chow Chow o sencillamente «Chow» es una raza canina que proviene del Septentrión de China. Se cree que fue uno de los perros nativos utilizados como maniquí para el perro de Foo, los guardianes tradicionales de piedra que se encuentran en frente de los templos y palacios budistas. Es una de las pocas razas de perros antiguas que todavía existen hoy en día en el mundo.

¿Estás fascinado con el parecido que tiene el hijo de Chow chow con claro osezno? ¡Pues usted no es el único! De hecho, estos dos aspectos han provocado que el chow chow escale la cima de la gran popularidad en más de una ocasión, lo que, desafortunadamente, no ha sido para su aceptablemente. Compradores sin escrúpulos se lanzaron a capitalizar la demanda de perros Chow sin tener en cuenta su mal temperamento.

El perro chow chow es una raza absolutamente maravillosa para la persona adecuada. Antiguamente de acontecer a cazar un chow chow (de hecho, aun antiguamente de pensar siquiera en comprar cualquier perro), toda persona debe tomarse el tiempo para pensar y apreciar tranquilamente el plan.

Los cachorros de chow chow reales emplean su tiempo investigando, cavando, mordisqueando, comiendo, desahogándose de sus micción corporales, padeciendo dolores de estómago y necesitando personarse al veterinario para vacunarse y resolver otros problemas menores.

Los cachorros no nacen ya educados. Todo lo que usted piense que un perro educado debe conocer hacer, hay que enseñárselo. Los Chow aprenden rápido, pero esto no quiere sostener obedezcan de inmediato. Lleva tiempo y paciencia salir al Chow Chow y la pregunta que usted debe hacerse es si va a disponer del tiempo y la paciencia necesarios para su educación.

Pero no todo es malo, el perro de raza chow chow suele ser adicionalmente un perro tranquilo, no muy excitable y poco destructivo por lo que frecuentemente se adapta muy aceptablemente a los distintos tipos de hábitats. Los ejemplares de la raza de perro chow chow suelen ser excelentes perros guardianes pero a su vez, sobre todo los machos, con marcada tendencia a dominar a sus dueños y muy poco afectos al entrenamiento de obediencia. Si una persona experimentada y con conocimientos en el manejo de perros está buscando un perro cuya principal función sea la de proteger el hogar pero que a su vez sea un animal tranquilo debería considerar la probabilidad de nominar un pero de raza chow chow. Por el contrario si usted desea un animal afectuoso y compañero para los chicos y no está dispuesto a alterar tiempo y paciencia en lo que a educación y entrenamiento de obediencia se refiere, no sería conveniente pensar en incorporar a la tribu un ejemplar de raza chow chow.

El chow chow tiene, desde que es un hijo, una personalidad muy resistente y un poco compleja. Cuando llega a la nueva tribu intenta conocer quién es el patriarca de la manada. Ciertamente, no le faltarían los dotes necesarios para desempeñar el mismo este papel, pero si considera como su amo un ser humano, le respetara y le concederá toda su confianza.

Esto no significa que se entregue o se someta completamente. Es más, de vez en cuando intentara poner a prueba la autoridad de su dueño, aunque si ha establecido un pacto de amistad con él, será su compañero para siempre y le profesara un cariño sin límites.

En el momento de arriesgarse quién es el “patriarca de la manda” no se guiara necesariamente por quien le da la comida o le talego a pasear, sino que optara por la persona que más intente comprenderlo y con quien mantenga una relación de complicidad con él.

Su mundo estará dividido en varias categorías. Una incluirá al chow chow y a su propietario; otra abarcara a la tribu y a las personas a las que respuesta y, finalmente, una tercera incluirá a todo el resto. Penetrar en la intimidad del chow chow no es practicable, pero si el amo es amoldonado, coherente, atento y digno de estima y de consideración, no tendrá ninguna dificultad en descubrir y en poner en manifiesto las numerosas cualidades de su chow chow.

El chow chow no es un perro mordedor ni con carácter agresivo. Esto viene determinado por factores hereditarios, pero adicionalmente es fruto de una educación correcta. Generalmente su comportamiento es de desconfianza con los desconocidos, pero solo tendrá reacciones agresivas e incontrolables en caso de peligro para su integridad o para su entorno.

raza de perros chow chow

¿Cuáles son las características más comunes sobre la raza de perros Chow Chow?

1. Historia
Los orígenes del Chow chow siguen siendo un ocultación, aunque sin duda se prostitución de un descendiente del Spitz. El origen del nombre «chow chow» provendría de la inscripción mandarina «mercancía diversa», lo cual fue marcada sobre las cajas que contenían los primeros perros de esta raza exportados desde China a Inglaterra. Hacer derivar la palabra de un redoblamiento del término «chow» que significa «alimento» conveniente a que esta raza de perros se cocía en China, es inexacta ya que el término para describir este perro en mandarín es «sōngshī quǎn 鬆獅犬» que significa «perro-león hinchado».

Historiadores desde el principio del siglo XVIII describieron a un perro con la dialecto negra que era empleado como alimento en Oriente. El Chow Chow llegó por primera vez a Gran Bretaña en 1780.

El Chow Chow ha sido tildado de ser reservado y tozudo por naturaleza. Antiguamente, su carne era un manjar exquisito en Mongolia y Manchuria, y su piel era popular como prenda de vestir. Aunque parece un osito de peluche con demasiado pelo, no es mimoso. Es un perro de un solo amo, con una tendencia similar a los Terriers a morder.

Según varios historiadores, los orígenes del chow chow se remontan a tiempos primitivos. Es un fósil viviente procedente de una zona aislada del mundo. El chow chow es una de las razas más antiguas, hasta el punto que resulta un poco difícil determinar sus orígenes con total certeza. Sin secuestro, parece ser que su aparición tuvo extensión hace más de 3000 primaveras. En el mioceno, un periodo de clima templado que transcurrió entre 28 y 12 millones de primaveras detrás apareció el Hemicyon, una especie intermedia entre el perro y el oso. Su descendiente directo fue el Simicyon, cuya talla oscilaba entre la de un zorro y la de un oso pequeño.

Hoy en día, no se puede conocer que pigmentaciones tenían el Hemycion y el Simicyon, pero si sabemos que uno y otro tenían el mismo número de dientes, cuarenta y cuatro, al igual que el chow chow, aunque este pierde dos cuando completa la dentadura definitiva.

El chow chow tiene dialecto azur, como el oso de Manchuria y el oso azur del Tibet. Igualmente tiene en popular con este posterior el hocico corto y el cuerpo inscrito en un cuadrado.

Como cazador, el chow chow tenía un olfacción ciertamente extraordinario, tácticas inteligentes y una gran fuerza, por lo cual era muy apreciado por los emperadores, que tenían muchos ejemplares en los palacios reales.

La gran parte de testimonios que han llegado hasta nuestros días hablan de un chow chow de color rojo o sombrío. Pero adicionalmente sabemos que los monjes budistas que vivían en las montañas de Mongolia y de Manchuria criaban chow chow azules destinados a defender los monasterios y a consolidar los rebaños. Los monjes continuaron criando los chow chow hasta luego de la dinastía Tang, cuando la pobreza azotó el país.

Una antigua epígrafe china relata una fantasiosa historia sobre la extraña coloración de la dialecto del chow chow:

“Hace unos siglos, vivió un religioso que se había instalado en la cima de una montaña rodeado de muchos animales, entre los cuales había un gran número de perros. El religioso los trataba con gran bondad y ellos le estaban agradecidos. Un día el religioso enfermo de maltrato, hasta el punto que no podía ir a agenciárselas la chasca que necesitaba para encender el fuego y cocinar. Algunos animales, entre los cuales había perros, salieron a agenciárselas unos troncos. En el bosque cercano había algunos árboles quemados por un incendio y en el suelo habían quedado trocitos de carbón que los perros llevaron con la boca hasta la fosa. Los monos prepararon la comida al remoto religioso hasta que estuvo totalmente curado. Y las bocas y las lenguas de los perros mantuvieron el color sombrío de madera quemada”.

El primer europeo que menciono y describió los chow chow fue Situación Polo, que visito China en el siglo XIII.

En 1896, la segunda exposición del club obtuvo el rango de exposición de campeonato por parte del Kennel Club. Así fueron reconocidos oficialmente la raza y el primer club Inglés. En Estados Unidos el club fue fundado por Mrs. Jarret en Filadelfia, en el año 1906. En 1924 le siguieron el Chow Chow Club Francés y el Deutschland Club.

2. Apariencia física
El chow chow es por lo integral un perro espacioso y con una constitución robusta. Posiblemente las dos características más peculiares de la raza sean su dialecto de color azulado y las patas traseras casi rectas, lo que causa que tenga un ardor poco natural.

La salida es de tamaño espacioso y cuenta con un cráneo plano. El hocico es magnífico y profundo. Posee una gran coleta detrás de la salida que le da el aspecto de un audaz. La trufa (ñatas) es espacioso y de color sombrío, excepto en los ejemplares de color crema y blanco, y los orificios nasales están aceptablemente abiertos. Los dientes se cierran en forma de tijera. Las orejas son pequeñas, rectas y en forma de triángulo, aunque se redondean en la punta. Los luceros son de color indeterminado, tenuemente hundidos y con una forma almendrada. El pecho es espacioso y profundo. La pan dulce perfectamente implantada, incorporación y se enrosca dirigiéndose aproximadamente de la espalda. Los espolones suelen ser extirpados.

El pelaje es denso y tiene dos variedades, loso y áspero. Los colores más comunes son rojo, sombrío, azur, canela y crema, pero adicionalmente pueden ser grises o blancos. El pelo puede ser más claro o más indeterminado, pero los que tienen más de un color no están reconocidos por ningún club.

Tienen un movimiento característico en «zancas», conveniente a la peculiar conformación de sus patas traseras, las cuales carecen de ángulo, y hace que parezca que camina sobre zancos. Es un perro de movimiento ágil y balanceado, que congregación las patas en paralelo, de dos en dos, al caminar.

3. Carácter y temperamento
El chow chow se caracteriza por ser un perro muy educado, encima de ser sobrado bueno con los niños. Hoy en día, el chow chow es comúnmente un perro de compañía. Las muestras de timidez y asalto no son características de esta raza, siempre y cuando, el perro sea socializado adecuadamente desde hijo, ya que su resistente instinto territorial aproximadamente de los extraños puede volverse un problema para aquellos que no pertenecen a su tribu.

Como ya lo mencionamos, es una raza lo cual debe ser socializada minuciosamente desde una permanencia muy temprana, es necesario mostrar una autoridad firme y un buen entrenamiento desde que son cachorros. Si lo que vamos a hacer es adoptar un perro adulto, vamos a tener que ser muy constantes y firmes con él, conveniente a que son unos perros con tendencias dominantes y la única intrepidez es serlo más que ellos, pero debemos hacerlo de forma segura, tranquila y muy firme. Si somos constantes en estas tareas el chow chow será un buen compañero.

Los problemas podrían venir cuando el propietario, no se posiciona claramente como el vigoroso alfa de la casa, si permitimos a un chow chow tomar dicha posición se volverá un perro demasiado desobediente, territorial y terco, encima nos resultará mucho más difícil revertir esa situación, ya que el perro defenderá su posición de patriarca de la manada. Para conseguirlo debemos ser muy firmes y constantes para hacer comprender al perro que nosotros somos los que decidimos cuando y como se hacen o se harán las cosas. Si tenemos un Chow Chow que piensa que él manda sobre los seres humanos, puede mostrar comportamientos agresivos para prolongar su división sobre nosotros y sobre los desconocidos, conveniente a que para los perros el espacio es poco muy importante. En estas situaciones el perro, sin secuestro puede ser muy seguidor con su dueño, pero se mostrará muy desconfiado con los extraños y agresivo con los otros perros.

Pero no nos asustemos, estos no son los rasgos típicos de esta raza, simplemente estamos alertando de las consecuencias que puede tener no conocer cómo tratar a estos perros, su comportamiento instintivo es obedecer a los humanos, pero todos los miembros de la tribu deben establecerse como líderes de la manada.

Los especímenes del sexo opuesto frecuentemente cohabitan con menos muestras de asalto que aquellos del mismo sexo, pero no es raro ver a chow chows de diferentes sexos, aceptablemente ajustados y entrenados, proceder juntos pacíficamente. Son leales a su tribu y les cuesta adaptarse a un nuevo amo.

No son una raza muy activa, así que la vida en un domicilio les viene aceptablemente, si se les da la oportunidad de hacer suficiente actividad física diariamente. Poseen un carácter independiente, manteniendo una cómoda distancia con los demás mientras está acostado, o viendo caminar a los extraños en la entrada. Los dueños deben proporcionarle caminatas diarias, así sea en un pequeño extensión, para satisfacer sus micción físicas y mentales. A pesar de que la raza muestra poca energía la anciano parte del tiempo, necesitan una rutina para poder explorar su entorno y así prolongar un temperamento estable.

4. Aspectos de sanidad
En condiciones naturales, cualquier cariño genética que comprometa la supervivencia de un animal recién nacido, será automáticamente eliminada del pozo hereditario. La incapacidad para criar, para obtener comida y para escapar de un depredador son defectos que obviamente acortarán muy rápidamente la vida de un animal.

Nosotros, que controlamos la cría de nuestros perros domesticados, intentamos siempre liberar a todos los cachorros de la camada, pero al preservar la vida adicionalmente estamos preservando los problemas de sanidad. Nuestras tendencias humanitarias tienen adicionalmente sus inconvenientes.

Como todas las otras razas de perros domesticados, los chow chow tienen su cuota de problemas hereditarios. Por muy cuidadosos que los experimentados criadores de Chows puedan ser en la selección de sus líneas de cría, los problemas hereditarios no dejarán de aparecer.

Nos referiremos a continuación a los problemas que existen en la raza, pero ello no quiere sostener que el hijo que usted compre o la radiodifusión de la cual él provenga, estén necesariamente afectados por alguno de estos desórdenes, aunque el asunto debe ser comentado con el criador. El criador de prestigio estará al tanto de los siguientes problemas y deberá estar más que dispuesto a conversar de ellos con usted.

Displasia de cadera (DC): Es comúnmente referida como DC, éste suele ser un problema de índole ortopédica que afecta a diversas razas de perros, entre las cuales el Chow Chow no es una excepción. Se prostitución de una malformación en la articulación de la cadera. Por lo integral, se presenta bilateralmente, es sostener, en ambas caderas, y puede tener distintos grados de severidad que van desde la forma más moderada, que no es apreciable sino con rayos X, hasta los casos extremadamente graves y dolorosos que pueden agraviar de intervención quirúrgica.

Una explicación simple de la enfermedad es la ulterior: la cadera natural puede ser descrita como una camelo que se inserta en una cavidad. El hueso superior de la pata Chow Chow trasera (el fémur) tiene una salida que debe ajustar exacta y firmemente interiormente del acetábulo de la pelvis. La unión correcta de la camelo y la cavidad permite que el fémur gire autónomamente interiormente de ella a la vez que se mantiene firmemente en su extensión. Cuando se presenta la displasia de cadera, la cavidad (o acetábulo) es poco profunda, lo que facilita que la salida del fémur se suelte y se salga en anciano o posterior medida. Cuanto menos profunda sea la cavidad, más perjudicará el movimiento y causará más dolor.

Osteocondritis disecante (OCD): La OCD es un problema en el cual el cartílago que recubre el hueso emerge en la articulación del hombro, el codo o la anca, y las articulaciones del corvejón se engrosan hasta el punto en que se agrandan y agrietan, facilitando que el hueso se inflame y seguidamente se deteriore. El naturaleza que significación la OCD causará cojera que irá desde la que es ocasional hasta la crónica. En los chow chow, el campo de acto más comúnmente afectada es el codo y se conoce como displasia del codo (DC).

Entropión: Es una enfermedad en la cual los párpados se vuelven aproximadamente de adentro de modo en que las pestañas frotan constantemente, el tierra vidrio y luego lo irritan. Si no se prostitución puede perjudicar seriamente la visión. Un sencillo procedimiento veterinario puede corregir totalmente el problema.

Ectropión: Es un problema del párpado que provoca que se vuelva aproximadamente de fuera y cuelgue, dejando el ojo expuesto. El párpado estirado forma una bolsa que acumula suciedad y ello irrita continuamente el ojo. Al igual que en el caso del entropión, esta deficiencia puede ser adicionalmente corregida mediante cirugía.

Dislocación rotuliana: Este problema, conocido adicionalmente como anca suelta, puede presentarse en una o ambas rótulas del Chow. El cordón que sostiene la rótula en su extensión puede estar tan débil como para escaparse del encastre en el cual normalmente se asienta con el fin de unir las partes superior e inferior del muslo. Puede ser doloroso y causar cojera en algunos casos.

5. Cuidados
Aunque este peculiar perro puede a veces ser un poco perezoso, hay que darle un buen paseo diario, ya sabemos que los perros que hacen suficiente prueba pueden eliminar problemas de comportamiento.

Al tener un pelaje tan denso es muy importante prolongar el pelo cuidado, para ello requiere tener un cepillado regular. Cuando está mudando suelta mucho pelo, y debemos tener un diferente cuidado cuando se desprende de la capa interior.

Necesita ser cepillado por lo menos dos veces a la semana, con cepillo de cerdas y cepillo de púas, cuidando de extraer el pelo muerto y no el nuevo. Hay que procurar no ubicarlo en áreas calientes y soleadas; adicionalmente hay que evitarle la excesiva humedad incluso luego del baño, por lo que es preciso apergaminarse el Chow chow cuidadosamente para evitar posibles problemas de piel.

Será usted quien pase la anciano parte del tiempo con nuestro amigo de cuatro patas y, por lo tanto, deberá observarlo con atención en los principales momentos del día: hora de la comida, de pasear, de pugnar y de tenderse.

Debe procurar enterarse las pequeñas diferencias de comportamiento y generales sospechosas de un estado de malestar. En ciertos aspectos, el perro puede considerarse como un bebe que no tiene la posibilidad de expresar sus sensaciones verbalmente, sino que solo puede hacerlo mediante comportamientos específicos y vocalizaciones particulares. Veamos entonces los signos generales a los cuales se debe prestar atención y que, en caso de prolongarse, requieren la intervención del veterinario.

Sería un perro creer que conocemos todos los síntomas y enfermedades del perro, y que podemos curarlos nosotros mismos. Lo más importante es conocer cuándo la situación exige la pronta intervención del veterinario y cuáles son los síntomas de las patologías graves.

Igualmente puedes adivinar sobre: La interesante raza de perros Cocker Spaniel. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario