Las 6 preguntas y respuestas sobre las cuchas para perros

Así como los seres humanos necesitan una cama cómoda para descansar, los perros igualmente requieren tener un rincón determinado en la casa para descansar, reposar y hasta para esconderse de sus dueños en caso de acaecer hecho alguna travesura. Estas casa la llaman «cuchas para perros» o igualmente conocidas como casetas.

Una cucha para el perro debe tener necesariamente un aislamiento adecuado que proteja el animal tanto de la humedad del suelo como de las grandes temperaturas. Si queremos que nuestra mascota acepte la cucha como un pequeño división donde puede apreciar a estilo y protegido, hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones: nominar proporcionadamente los materiales de la caseta del perro, escoger la orientación apropiada para el refugio del animal, seguir algunos consejos para el mantenimiento y recapacitar que no todos los perros están preparados para conducirse en una cucha o caseta.

Si proporcionadamente en muchas ocasiones muchas de estas mascotas tienen «permiso» de sus dueños o amos para instalarse en sillones o hasta hay algunos que tienen su división de privilegio en los dormitorios, es muy importante que el perro tenga su propio parte para que aprenda cuáles son los límites y, de esta modo, poder evitar posibles actitudes dominantes en el entorno marcial. En diversos países, por ejemplo, la expresión «anda a la cucha» es una orden muy habitual cerca de los perros cuando sus dueños desean quitarlos del medio, ya sea por el hecho de tomar visitas o como forma de castigo.

Como proporcionadamente resulta evidente, el «rincón» de nuestras mascotas debe cumplir ciertos requisitos básicos, entre ellos se encuentran: resguardarlos de las inclemencias del tiempo y brindarles seguridad y comodidad, para que el animal no sienta rechazo cerca de él. Es por ello que, en el rubro de las casetas para perros (cuchas), la propuesta es muy amplia y ofrece desde productos tradicionales hasta los más innovadores.

Interiormente de las diversas opciones más clásicas no se pueden dejar de mencionar a las conocidas cuchas que se instalan en los jardínes, patios o terrazas, muchas de las cuales se caracterizan por tener un techo a dos aguas y estar fabricadas con madera o plástico empachado, entre otros materiales.

Ya para aquellos que deseen tener un producto poco más elegante, nuevo y hasta amistoso con el medio ámbito, el mercado ofrece cuchas transportables (tipo bolsa), estampadas, con formas de cualquier tipo de objetos, con calefacción por suelo rutilante eléctrico y hasta con techo de plantas (estilo macetas), entre muchos otros.

Sin duda alguna, hoy en día hay una gran complejidad de productos pensados para que nuestros amigos perrunos puedan tener su propio división. Uno, como responsable de su animal, puede obtener la que considere más apropiada, pero es sumamente necesario que tenga en cuenta ciertos aspectos a la hora de elegirla.

En este sentido, es fundamental orientar el hogar canino cerca de el sur pero con la precaución de que la puerta de la cucha esté de frente a la entrada de la vivienda, que la caseta sea concorde a las dimensiones del animal para que pueda moverse con comodidad pero sin tener espacio sobrante para que en el interior de su casa pueda mantenerse el calor corporal de la mascota y, en caso de decidirse por una cucha de madera, optar por las resinosas correcto a que su olor mantiene alejados a los parásitos.

1. Características de las cuchas de los perros 

Higiénico: Los modelos de cuchas plásticas no toman humedad ni ningún olor, por lo que la formación de bacterias es muy poca y totalmente lavable de modo simple gracias al desarme de su techo.
Confortables: Algunas cuchas son fabricadas en fibra de vidrio lo que hace que colabore a una postrer perdida de calor y al contar con un despegue de la pulvínulo de la cucha del calle, favorece al no transmitir la temperatura fría al cuerpo de su mascota.
Durabilidad: Cerca de resaltar, que las cuchas si proporcionadamente son bastantes robustas por el hecho de ser fabricadas en plástico reforzado, pero al ser un material frívolo igualmente son cómodas para su transporte y posible para el armado.
Estéticas: Son armoniosas con el ámbito gracias a la cantidad de colores y su formato simple.

2. ¿Cómo nominar proporcionadamente los materiales de la cucha del perro?

Los materiales de la cucha para perros deben aislarlo del frío, del calor e incluso de la humedad. En el mercado se pueden encontrar diversas casetas para perros lo cual pueden ser de plástico y de madera, con precios adaptables a cualquier tipo de persona. La cantidad de cuartos que se pague por el refugio de nuestro amigo perruno dependerá del tamaño y del tamaño con que esté construido, pero igualmente hay quienes optan por construirla con sus propias manos, y resulta ser una buena opción.

Las cuchas de madera protegen más y mucho mejor al perro frente a las altas temperaturas del verano.

Las cuchas de plástico son a menudo más baratas o económicas que las de madera. Sin secuestro, la madera es un material que aísla de forma eficaz de las inclemencias climatológicas. El plástico se recalienta mucho con las altas temperaturas, por lo que de cara al verano, es recomendable su uso.

Por otra parte, es conveniente que la cucha para el perro tenga una pulvínulo de hormigón, de la modo en que forme una cámara de salero con el resto de la estructura de la caseta. Y de esta forma, se consigue que el perro esté proporcionadamente ocasional de la humedad que pueda acaecer en el césped o en la propia tierra. No obstante, el perro no debe reposar sobre el hormigón, lo mejor es colocarle una colchoneta para que esté cómodo.

La caseta para perro debe tener un tamaño adecuado para que el animal pueda sentirse cómodo. No es recomendable, sin secuestro, que sea demasiado holgado, correcto a que de este modo durante el invierno se conseguirá un ámbito más cálido en el interior y el perro estará mucho más caliente.

3. ¿Cómo debe ser el tamaño para la cucha del perro?

Hay ciertos medios que debemos tomar en cuenta y determinar antiguamente de comprar la cucha para nuestro mejor amigo, en primer división tenemos que determinar cuál es el tamaño ideal de cucha que necesitamos, pero existen generalmente en el mercado cuatro tipo de tamaños, desde muy pequeño a extra holgado, estas medidas se deben pretender según el tamaño de su perro.

Siempre se debe tener en cuenta que la cucha no debe ser demasiado holgado para que su perro no se sienta inseguro, por supuesto, si usted tiene dos perros entonces si podrá comprar una cucha extra holgado para brindarle así el división que ellos necesitan.
La cucha debe ser concorde al tamaño del perro, para que pueda cohabitar completamente extendido y dar envés fácilmente. Adicionalmente, igualmente tener en cuenta que su perro deberá poder ponerse de pie y moverse un poco internamente de la cucha.

casetas para perros

4. ¿Cómo escoger la orientación adecuada para el refugio del animal?

El división donde está ubicada la cucha del perro es muy importante para resguardarla en invierno de los vientos fríos, que por lo genérico llegarán desde el ártico. La mejor opción y lo más recomendable es ubicar la entrada cerca de el sur o cerca de el oeste. Adicionalmente, para proteger la entrada de la casa, tanto del frío como del calor, se puede colocar una puerta o cortinilla. Adicionalmente, la caseta igualmente puede colocarse en el división preferido del perro en el floresta.

Con respecto a los accesorios de las casetas para perros, se pueden obtener tanto puertas, como colchonetas o esteras térmicas, para que el animal no pase frío internamente de la cucha.
Los perros no siempre aceptan de buen contento la cucha que sus dueños les eligen y colocan en el floresta, aunque sea con esmero. En diversos casos, no está ubicada en el división que les gusta para visualizar el panorama y atender su parte. Por tal motivo, es muy importante observar el división preferido del can para reposar y advenir sus ratos de refrigerio en el floresta. Este tip puede ser de gran ayuda para nominar la ubicación de la caseta y asegurarnos de que el perro la usará.

Por otro partida, el espacio donde esté situado el división de refrigerio del perro debe ser suficiente para permitir que haga control, corra y se mueva con soltura. No puede convertirse en un división de retiro para el animal. La cucha debe estar, por otra parte, integrada en el entorno de la vida marcial y es muy recomendable que el can igualmente tenga paso a la vivienda marcial.

5. Recomendaciones para el mantenimiento de la casa del perro:

Una cucha para el perro que se encuentre en el floresta es susceptible de ayudar todo tipo de insectos y parásitos, sobre todo, con las altas temperaturas (como ya lo hemos mencionado antiguamente). Un buen riego con la manguera del floresta ayuda a quitar la suciedad de la caseta. Adicionalmente, igualmente hay que desinfectar con amoniaco y aclarar proporcionadamente posteriormente, aplicando, por posterior, un producto específico para pulgas y garrapatas.

Es conveniente bañar con mucha frecuencia las alfombrillas, esteras o colchonetas que se coloquen en el suelo de la cucha. Puede hacerse con un producto que no deteriore el material, pero por supuesto, desinfecte y limpie en profundidad, como la lejia neutra.

6.  ¿Todos los perros están preparados para reposar en una cucha?

Sabemos que no todos los perros son iguales, y que muchos de ellos no están preparados para reposar en una caseta en el floresta. Deben tener un buen pelaje, compuesto por una capa de pelo inferior (subpelo), como es el caso de los mastines, samoyedos o de los perros de razas nórdicas. De tal modo, no pasarán frío.

El cuerpo de los perros de tamaño muy pequeños, como el Yorkshire Terrier, no está preparado para conducirse en una cucha. Su pelaje es extremadamente fino y no les protege de las inclemencias climatológicas. Por tal modo, al igual que otras razas, como el Chihuahua, son perros frioleros, que necesitan la aclimatación que permite una casa.

No obstante, algunos perros grandes siquiera están preparados para conducirse en una caseta. El Boxer es un perro que no soporta proporcionadamente las bajas temperaturas, entre otras cosas, correcto a que su pelaje no es tan espeso como para protegerle del frío. Adicionalmente, esta raza es propensa a padecer artrosis y la humedad y el frío agravan más los síntomas de este tipo de enfermedades.

Por ello, es muy importante que antiguamente de comprar o construir una cucha para el perro, es recomendable memorizar si nuestra mascota disfrutará de ella o, por el contrario, si servirá para que se enferme, al carecer de una fisiología adecuada para soportar las inclemencias climatológicas. El veterinario podrá indicar lo mejor en cada caso.

Adicionalmente puedes observar sobre: Las camas para perros. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario