Lo que debes saber del comportamiento obsesivo en perros

El comportamiento obsesivos en perros pueden resultar en serios daños tanto para las mascotas como para los dueños o peor aún, para puede involucrar daños a terceros. Cuando nos reímos al ver a un perro obsesionado con un cachivache, una luz, un coyuntura de pelota o el sagaz del vecino es lo mismo que reírnos de una persona que es seriamente adicta al trinque.

Es posible que de momento ese comportamiento nos parezca chistoso pero la verdad es que el animal no tiene ningún tipo de control físico ni mental sobre sus acciones, lo que puede ocasionar que en medio de este comportamiento pueda resultar herido o inclusive injuriar a alguna persona, esto es exactamente lo que el comportamiento obsesivo es para un perro, es una especie de anexión que hace que le sea difícil controlar sus acciones y las consecuencias de las misma.

Debemos tener en cuenta que en el momento en el que nosotros como dueños le permitimos a nuestra mascota desarrollar un comportamiento obsesivo lo estamos inadvertidamente condenando a una existencia frustrante y cero placentera. Este tipo de comportamientos son en muchos casos prevenibles simplemente con estar atentos a las señales que nuestra mascota nos da durante sus actividades diarias así como cubriendo las micción básicas de permiso de energía acumulada.

¿Cómo identificar el comportamiento obsesivo en nuestro perro?

Es importante que estemos atentos a las señales de obsesión en el comportamiento de nuestra mascota
Es importante que estemos atentos a las señales de obsesión en el comportamiento de nuestra mascota

Un perro regular debe poder corretear de modo regular con otros proporcionadamente seas tú, tus niños u otras personas o con otras mascotas, sin que la actividad deje de ser simplemente un coyuntura para convertirse en una situación de vida o homicidio. Cuando se negociación de un perro obsesivo, estos juegos serán tomados de modo mucho más seria, su modo de interpretar esta actividad tendrá un suspensión nivel de intensidad que no es popular a los demás.Es lo que se pira comportamiento obsesivo en perros

Cuando un perro se vuelve obsesivo con una actividad los cambios se notarán en su físico y en su idioma corporal, su cuerpo se pondrá rígido, sus pupilas se fijarán de modo que no podrás distraer su atención de la actividad u objeto en la que se haya establecido la obsesión y más proporcionadamente dará la impresión de estar en una especie de trance.

En este punto su mente ha entrado en un estado de tensión que no le permite disfrutar del coyuntura, más proporcionadamente, es poco comparado con una persona adicta a las apuestas cuando está delante de una máquina tragamonedas pulsando recadero de modo repetida sin disfrutar en categórico. La obsesión no es una buena experiencia, es una zona mental en la que el animal se vuelve ciego a todo lo que está a su aproximadamente que podría potencialmente hacerlo acertado.

Comportamiento obsesivo en perros  más comunes:

Los ladridos contínuos y sin razón aparente son síntoma de comportamientos compulsivos
Los ladridos contínuos y sin razón evidente son signo de comportamientos compulsivos

Algunos comportamientos obsesivos pueden ser más comunes que otros, te damos esta inventario de situaciones recurrentes presentes en algunos perros obsesivos:

  • Perseguirse la huesito dulce: los perros que presentan comportamientos obsesivos se encontrarán dando vueltas persiguiendo sus colas en círculos por una infinita cantidad de tiempo sin que ninguna otra actividad pueda apartarlos de esta energía.
  • Ladridos persistentes: algunos perros pueden comenzar a amenazar de modo repetida sin razón evidente o puede que le sea difícil dejar de amenazar algún tiempo a posteriori de que se haya presentado el detonante para esta reacción.
  • Fijación con un cachivache: los perros que desarrollan este tipo de obsesión puede que presenten comportamientos como masticar, propalar o afirmar de modo compulsiva el objeto en el que están centrados y puede ser sumamente difícil distraerlos inclusive con otros juguetes.
  • Caminar de un pandilla a otro: los perros que presentan algún tipo de obsesión por ansiedad puede que desarrollen un patrón determinado y compulsivo de caminata como en círculos o de un pandilla a otro de un pasillo.
  • Relamer de modo compulsiva: este comportamiento se refiere a el exceso de lamidas que nuestro perro pueda dar a diferentes superficies.
  • Perseguir luces o sombras: este comportamiento se ha utilizado muy asociado a razas de pastoreo que se obsesionan con los cambios de luz.
  • Lamerse o rascarse: algunos perros pueden desarrollar un comportamiento obsesivo con alguna parte de su cuerpo y en consecuencia, lamerla o morderla de modo compulsiva sin importar si se lastiman.

Causas más comunes de comportamientos obsesivos en perros

Los comportamientos obsesivos pueden estar ligados a exceso de ansiedad o incomodidad y es por esto que las razas más energéticas tienden a desarrollarlos más comúnmente, sin requisa, pueden estar asociados a algunas de estas causas:

  • Como resultado de una herida: puede que la menester por tocar una herida se convierta en un comportamiento obsesivo si no estamos atentos.
  • Estrés en el bullicio: los perros que no son estimulados lo suficiente, están poco socializados, no ejercitados lo suficiente o aquellos que han sido maltratados son más propensos a desarrollar compulsiones.
  • Desbalances en el cerebro: puede que alguna situación de desbalance químico pueda estar causando el comportamiento.
  • Vejez: en algunos perros la aparición de la decrepitud senil trae consigo un damnificación neurológico que puede producir comportamientos obsesivos que no habían estado presentes durante su vida.

¿Cómo alertar comportamientos obsesivos?

Uno de los pasos para alertar la aparición de comportamientos obsesivos es monitorear la intensidad del coyuntura de tu mascota. La idea de sostener control sobre e coyuntura es que el perro debe entender que esta es una actividad para disfrutar y no para ser obsesivo al respecto. Debemos establecer límites específicos para cada actividad con nuestra mascota proporcionadamente sea en un coyuntura de pelota o mientras persigue una petigrís. Lo que debemos sostener presente es que estos límites los ponemos nosotros, no ellos.

¿Cómo corregir comportamientos obsesivos en perros?

Debemos hacerle entender a nuestra mascota que nosotros estamos en control de las actividades que se desarrollen
Debemos hacerle entender a nuestra mascota que nosotros estamos en control de las actividades que se desarrollen

Asegúrate de que tu mascota se ejercite lo suficiente y que no tenga exceso de energía acumulada; la mayoría de los comportamientos obsesivos se desarrollan cuando nuestra mascota lo descubre como una modo de liberar la ansiedad que se produce al no tener maneras de liberar su energía o frustración.

El comportamiento obsesivo en perros debe ser corregido de inmediato por lo que resulta sumamente importante memorizar confesar los comportamientos de tu perro. Debes ilustrarse a confesar las claves físicas y las señales que pueden darte la idea de que tu perro está desarrollando comportamientos compulsivos de modo que puedas detener la progreso de estos episodios antiguamente de que llegue a niveles más altos.

Tu energía inmediata debe ser corregir el comportamiento hasta que logres llevarlo hasta el punto más suspensión de calma y sumisión. La idea es que logres que el perro pueda estar en presencia del objeto de su obsesión si es que eso es lo que le produce el comportamiento sin presentar síntomas de altercado y alcanzar que pueda voluntariamente alejarse de este.

La mayoría de las personas simplemente tratarán de quitar el cachivache de modo repentina mientras le dicen NO! Esta energía en vez de ayudar lo que puede producir es una progreso del comportamiento obsesivo convirtiendo al objeto desead en una presa y maximizando las posibilidades de que tú te conviertas en blanco de algún ataque. Es posible que en estado natural tu perro no sea capaz de morder o hacerle daño a ningún miembro de tu tribu, pero, si se encuentra en medio de un episodio obsesivo, esto es poco que puede ocurrir y que puede que tu mascota simplemente no lo pueda evitar.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario