Los perros Shar Pei 5 aspectos claves que debes conocer para su cuidado

La raza de perros Shar Pei es una raza canina proveniente de China de la que existen noticiero desde aproximadamente el año 206 a.C., aunque no se conoce con total precisión ni cómo se desarrolló ni el ocasión en que apareció la raza por primera vez.

Lo que si sabe con precisión es que fue el animal simbólico de la dinastía Han, para esta disnatía y para otras personas proveía energía, cariño y acto sexual. Durante su crianza se procuró mejorar su piel para protegerlos contra los ataques y mordeduras de otros animales y eso les dio una de sus principales características. El nombre «Shar Pei» en chino significa «Piel de Arena».

Son parientes cercanos de los Chow Chow, raza incluso milenaria procedente de China, y esto se puede estar en que el Shar Pei incluso tiene la cavidad dental en tonos negros azulados y morado.

Originalmente era un perro más suspensión y con menos arrugas que el que conocemos hoy en día, y esta peculiar raza era utilizada por los campesinos chinos para la caza ponderado, como cuidador de tumbas en sus antepasados, luego fue empleado como perro de defensa, en peleas de perros, incluso era usado como usado como fuente de alimento y finalmente como mascota.

En la período de los abriles 60, el perro Shar Pei estuvo a punto de desaparecer correcto a la persecución del régimen comunista de la República Popular China que estaba en contra de los animales de compañía, a los que consideraba símbolos de la burguesía y un derroche innecesario de comida. Sin retención, gracias a los esfuerzos de los entusiastas de estos caninos se logró rescatar y convertirlo en un perro que ganó popularidad a finales del siglo XX.

Como cachorros, los Shar Pei como perfectamente sabemos tienen muchas arrugas, pero a medida que maduran, estas arrugas van desapareciendo, ya que «crecen en su piel». Los Shar Pei en el año 1978 fueron nombrados como la raza de perros más rara del mundo por Tiempo y la revista Obra Guinness de los Récords Mundiales. Y cerca de destacar, que, el American Kennel Club no reconoció la raza hasta el año 1999.

A partir de aquí ya es liviana comprender por qué el Shar Pei tiene ahora tantos fieles seguidores, no es sólo porque es una raza de apariencia poco popular que una vez sagacidad rara vez se olvida, sino que, encima, tiene muchas características agradables.

Sin retención, es necesario aclarar que no es una raza ideal para todo el mundo. Ha tenido conveniente publicidad, principalmente por su sugerente apariencia, pero la publicidad no siempre es buena y los propietarios potenciales debería reflexionar seriamente ayer de animarse compartir su vida con un perro Shar Pei.

Ser propietario de un Shar pei es sin duda una experiencia emocionante, no sólo por su aspecto físico sino incluso por su carácter. Muchos de los estadounidenses afirman que son como las cerezas o las papas fritas, con un poco de tiempo, espacio y acto sexual se acaban teniendo más de un ejemplar.

Es inteligente, obstinado, muestra cierta desconfianza más o menos de los extraños y una desmesurada devoción por el dueño. Tiene las características de un perro de centinela aunque no ataca sino que se limita a indicar la presencia del extraño con un simple quejido.

raza de perros shar pei

¿Cuáles son las particularidades de la raza de perros Shar Pei?

1. Historia

El Shar pei es una de las razas de perros más antiguas que se conocen. El origen de este perro se remonta al siglo II, cuando reinaba la dinastía Hang en China, así, pues estamos hablando de una de las más antiguas razas caninas existententes. Acerca del ocasión de origen se deje de Dha Let (Tai Leh), en la provincia china de Tung, aunque otras hipótesis mencionan la posibilidad de que el ocasión correcto fue la provincia de Fushan. Su tamaño era superior al del perro contemporáneo y debía ser conveniente apreciado, correcto a que los arqueólogos han incompatible en tumbas utensilios y estatuas representando a estos perros de hocico de hipopótamo. En el Museo de Arte Uruguayo de San Francisco hay una estatua de estos «perros de tumbas» que tiene todas las características faciales de los Shar Pei, incluyendo su hocico tan peculiar. Se cree y se dice que su origen proviene del Mastín Tibetano y el Chow Chow, con quien comparte muchas similitudes (entre ellas la idioma azur).

El origen del Shar pei es un poco difícil de establecer correcto a que no existen documentos lo cual indiquen con certeza la época de aparición de esta raza. Gran parte del material que podría habernos ayudado hoy en día a contestar nuestras interrogantes fue destruido por el Emperador Chin Shih aproximadamente del año 255 a.C. Desde finales del siglo I d.C. existen algunos documentos más, pero el difícil jerigonza chino, con multitud de dobles sentidos, nos hace difícil su comprensión.

El Shar pei vivía desde hace siglos en la costa meridional de China. En ese ocasión, por muchísimos abriles fue usado por los campesinos chinos como perro pastor para custodiar el pavada, para la caza del puerco salvaje y incluso como perro cuidador.

Se piensa que la gran pobreza de la muchedumbre en China en aquel tiempo, a raíz de la conflicto, y la dificultad de conseguir reservas de víveres, debilitó las razas y causó su estropicio a través de todo el división.

Al tomar el poder los comunistas en los abriles 40, los perros domesticados fueron considerados un ostentación, lo que en principio significó la aplicación de fuertes multas a todos los poseedores de perros de cualquier raza. Luego de eso, en el año 1947, se decretó que los perros debían servir como alimento, para así combatir el penuria de la población. Cerca de el año 1950 sólo unos pocos ejemplares de Shar pei sobrevivía en la ciudad de Hong Kong y Macao.

En los abriles 60 un pequeño corro de personas en Hong Kong da los primeros pasos con el objetivo de preservar la raza ya casi en total terminación. Entre estas personas se destaca Matgo Law. Como primera medida iniciaron una casa recoleta de Shar pei, llevándolos a la ciudad de Hong Kong de tal forma que pudiera desarrollarse un software para restablecer la raza.

Estos apasionados por la raza, temiendo que algún día Hong Kong pasara a formar parte de China, y que luego todos los perros tuvieran el mismo final que sus progenitores, decidieron auxiliar la raza exportándola fuera del país. Para ello escribieron a Marjorie Farnsworth, que era editora de una revista citación Dogs, que recientemente había publicado un artículo sobre razas en terminación. En la carta, Matgo Law adjuntó fotografías y le detalló su software. La carta terminaba con una petición de ayuda dirigida a los canófilos americanos. La publicación de la carta en la revista, contiguo con las fotos, supuso que el Shar Pei encontrara su salvación definitiva.

Incluso existen muchas teorías acerca de por qué los Shar Pei tienen la piel con arrugas; algunos dicen que la profusión de la piel en el Shar Pei morapio dada ya que se tendía a pretender ejemplares pequeños en talla pero con mucha sustancia. Por los pocos documentos que tenemos de la época de la dinastía Han incluso se puede aseverar que el Shar Pei, o uno de sus antecesores, como pudo ser el Dah-Let fighting Dog, fue usado como perro de pelea, con poderosos colmillos suficientes para romper la piel de su oponente, la cantidad y flexibilidad de la piel de los ejemplares sería incluso difícil de ser sostenida en la boca del oponente; la cantidad de arrugas era importante, ya que demasiadas arrugas y la piel se desgarraría con facilidad, así como pocas arrugas no darían al animal la suficiente protección.

Incluso era importante el tamaño de las orejas, el tamaño ideal era cuando la oreja era solo lo suficientemente suspensión como para tapa el pabellón auricular, ya que unas orejas grandes beneficiarían al perro rival. Esto no nos debe sostener a simulación acerca del carácter de los Shar Pei por su triunfo de perros de pelea, ya que incluso es conocido que los animales eran drogados para estimularlos a la hora de las peleas, así que la triunfo de los Shar Pei como perros problemáticos no es cierta; es más, son perros muy leales y cariñosos.

2. Apariencia física

El aspecto del perro Shar pei siempre ha sido un poco diverso, aunque existen dos líneas que destacan, una citación vírgula china, que son perros más esbeltos, más rápidos, más altos, con las arrugas menos gruesas, pero con la piel más suelta y el hocico un poco más alargado. La otra, es citación chaqueta, son perros más pequeños, más gruesos, de apariencia más pesado, con las arrugas un poco más marcadas, el hocico más lubricante y por lo caudillo el pelo un poco más desprendido.

Las dos líneas se dan por igual en Estados Unidos, ya que, aunque se ha hecho un importante trabajo de selección, todavía hay una gran descuido de homogeneidad: cada vírgula tiene sus ventajas y sus desventajas. De hecho, los mejores cachorros suelen salir del cruce de una vírgula con la otra.

Lo que sí debe tener un Shar Pei, sea de la vírgula que sea, es un aspecto esforzado y compacto, con un perfil cuadrado.

Su autóctono debe estar perfectamente proporcionada, sin ser demasiado suspensión, destacando en ella las arrugas de la frente. Estas arrugas suelen ser muy importantes y son características de la raza. Representan el signo chino de la duración y son como la arponcillo de un dragón.

El cráneo es claro y suspensión en su colchoneta, pero plano y fenomenal en la frente. El stop es un poco moderado, dando paso a su trufa suspensión y ancha, preferiblemente de color enfadado (se permiten colores claros en perros de capa diluida).

El hocico, es otra de las características de la raza, ha de ser fenomenal en la colchoneta y apretarse el cinturón sutilmente en la ñatas. Los labios y parte superior del hocico son carnosos y dan origen a veces a un pequeño bulto encima de la ñatas. Esta característica puede hacer creer al que no lo conozca que el cría tiene el hocico y los belfos adematizados.

Las mandíbulas son fuertes, la dentadura tiene que ser completa, no se permite la abandono de ninguna alcoba, y posee una perfecta mordida en tijera.

Sus luceros son oscuros, siendo indeseables los de colores claros y los que presentan signos de conjuntivitis. La función de los párpados no debe ser interrumpida por las arrugas.

Las orejas, como ya lo hemos mencionado, suelen ser pequeñas, con forma de triángulo equilátero, sutilmente redondeadas en sus puntos, lo cual pueden estar erizadas y deben ir dirigidas más o menos de delante y pegadas a la autóctono. Las orejas erectas son muy indeseables.

El cría debe de tener su cuerpo atiborrado de pliegues. El adulto debe tener arrugas en la autóctono y en la cruz y una hermosa papada. Su cuerpo debe ser cuadrado, con un pecho fenomenal y profundo, una espalda esforzado y recta, en la cual está fuertemente insertada la culo, que será llevada en stop y curvada en simple o doble revés. Dejando al descubierto el ano, que estará dirigido más o menos de en lo suspensión.

El frisar del perro Shar Pei es huido, energético y ponderado, con los pies tendiendo a converger en una vírgula central cuando el perro se desplaza trotando.

Por lo caudillo, el pelo del Shar Pei es corto, preferiblemente muy corto; se distinguen dos tipos de pelo: el horsecoat (capa de heroína), pero extremadamente corto, y el bruscoat (capa de cepillo), poco un poco más desprendido, pero nunca debe evaluar más de dos centímetros y medio en la cruz, y encima nunca debe ser cortado.

Este peculiar perro debe evaluar entre los 48 y 58 centímetros, aunque el standard especifica que si no llega a esta cúspide no debe ser penalizado en exceso. El peso oscila entre los 18 y 29 kilos.

En los colores de capa están todos aceptados; con la condición de que sea de un único color; se admiten sombreados. Implican descalificación los colores antigrados o moteados.

Aunque no están recogidos en el standard, ya que sólo hace mención a colores sólidos; enumerando, el enfadado, el rojo, el cervato y el color crema, en todos los países se reconocen la ulterior clasificación de colores:

Colores sólidos: Pigmentados; la piel, la máscara (trufa, boca y hocico) son negros.

Desfavorable.- Desfavorable uniforme, menos los flancos que pueden estar degradados tendiendo más o menos de un soporífero o cobrizo, (generalmente correcto a la exposición al sol).

Castaño.- Más o menos umbrío.

Rojo.- Rojo uniforme (como el setter irlandés)

Pardo o cervato.- Más o menos umbrío. Los flancos son a veces más claros.

Crema.- Más claro pero quia blanco. Las orejas y la vírgula de la espalda pueden ser más oscuras (tendiendo más o menos de el rojizo)

Arena (Sable).- Mezcla de pelos negros y leonados.

Colores diluidos: Sin pigmentación negra; la piel y la máscara son del mismo color que la capa.

Zarco.- Color azul-gris uniforme. Color extremadamente raro y difícil de obtener.

Chocolate.- Entre el chocolate con caseína y el chocolate enfadado.

Cinco puntos rojos.- Del naranja umbrío al rojo. Los cinco puntos rojos son el hocico, los párpados, la piel, las almohadillas y el ano.

Melocotón.- Color más claro y más suave que los cinco puntos rojos.
Arena diluido (Sable).- Idéntico al arena (sin pigmentación).

Isabella.- Color basado en la genética azur, con la máscara azulada y la vírgula dorsal con tonos azules, el resto del cuerpo está como salpicado de polvo rosa, la descripción que se hace de él es una especie de rosa palo azulado, parece un color rojizo con máscara azulada.

Morado.- Si el color azur es raro, este lo es todavía más, se ven poquísimos ejemplares incluso basado en genética azur, es como su nombre dice un color morado azulado, una mezcla de chocolate y azur.

Existe la creencia popular de que hay una sub-raza, citación «minipei», que se considera un Shar Pei con permanente aspecto de cría, que no crece ni pierde sus arrugas. Esto no es así. Los ejemplares con esas características son Shar Pei que no se han desarrollado correctamente y que en un concurso de belleza serían automáticamente eliminados, en el caso de las hembras estas son más pequeñas que los machos.

3. Carácter y temperamento

Aunque es activo y alerta, esta raza de perros incluso es de naturaleza tranquila, independiente, no muy excitable, poco destructiva y muy afectuosa. El Shar Pei es muy cariñoso con la muchedumbre y le encanta morar como parte componente de la clan, pero hay que tener siempre en cuenta que esta raza puede no ser tan amistosa con los extraños.

El Shar Pei como perfectamente sabemos es una raza muy asiática y, como otras de la región, está preparada generalmente proteger tanto a su hogar como a sus dueños. Alerta hasta al sonido más activo, este perro suele ser muy rápido a la hora de tomar posición entre sus amados propietarios y cualquiera que él considere que sea una amenaza. Sin retención, en la gran mayoría de los casos, el Shar Pei se contenta con importunar al adversario en ocasión de morderlo.

Es sobre todo, un animal fiel y adepto con su clan. Aunque los desconocidos no le gustan, normalmente no se sienten amenazados por ellos, así que suelen ignorarlos. Se muestran silenciosos y reservados. Suelen ser perros de un solo amo, ya que tienen un carácter esforzado.

Son perros listos y orgullosos, defensores de los suyos y de su propiedad. Convive perfectamente con los niños, ya que es capaz de protegerlos y calibrar sus fuerzas mientras juega con ellos.

Por lo caudillo, no suele ser un perro agresivo, pero es importante tomar en cuenta que siempre es capaz de causar daño, de modo que debe ser adiestrado desde época muy temprana para que así conozca la diferencia entre una conducta correcta y una incorrecta.

El Shar Pei es un buen perro de conserje, ya que esa conducta que posee es instintiva en la raza. Y aunque hace ya mucho tiempo que pasaron los días en que se le utilizó como perro de pelea, se debe tener siempre presente que los antepasados del contemporáneo Shar Pei fueron usados para pelear, así es que cualquier tendencia en este sentido debe ser mantenida bajo conforme control.

Otro de los aspectos de la naturaleza de la raza del cual uno debe ser consciente, es su instinto para la caza. Es un perro que tiene muy buena sagacidad y que dispone de gran paciencia para escrutar a sus presas.

Es importante utilizar que necesitan hacer examen a diario, pero debemos incluso tener cuidado de que no pasen demasiado tiempo al sol, correcto a que pueden sufrir una insolación. Adicionalmente, incluso es importante utilizar que roncan, resoplan y sueltan conveniente salivazo a posteriori de engullir, pero normalmente, esto no suele importar para los dueños de un Shar Pei, ya que son unos perros son tan cariñoso y devotos que la salivazo se convierte en un pequeño precio a retribuir.

El Shar Pei es un perro con inventiva que sin duda alguna regalará a sus dueños muchas horas de diversión especialmente mientras crece. Es un perro que disfruta de los juegos, tanto con otros perros como con las personas, y puede ser absolutamente fascinante observar a un Shar Pei pensando que valentía tomar ayer de entrar en energía.

Si una persona experimentada y con conocimientos en el manejo de perros está buscando un perro cuya principal función sea la de proteger el hogar pero que a su vez sea un animal tranquilo debería considerar la posibilidad de designar un perro de raza Shar Pei. Por el contrario si uno desea un animal afectuoso y compañero para los chicos y no está dispuesto a modificar tiempo y paciencia en lo que a educación y entrenamiento de obediencia se refiere, no sería conveniente pensar en incorporar a la clan un ejemplar de raza shar pei.

4. Aspectos de energía

El Shar Pei no suele ser una raza con problemas de energía. Por suerte, los criadores responsables y dedicados han hecho todo lo que está a su radiodifusión por erradicar los problemas que presentaba y sus esfuerzos han regalado dividendos.

Síndrome del corvejón hinchado: El síndrome del corvejón hinchado requiere una particular atención cuando se proxenetismo del Shar Pei. Incluso se le conoce como la fiebre característica del Shar Pei y como amiloidosis sistémica. Aunque el perro no muestre signos y síntomas de la enfermedad, puede portarla genéticamente de modo que, si se cruzan dos perros con los genes portadores del mal, los cachorros podrán padecer o portar el síndrome.

El desorden es provocado principalmente por la incapacidad para descomponer y eliminar la proteína amiloidea. En su defecto, la proteína se vigoriza y con el tiempo destruye los riñones y el hígado. Como consecuencia de esto el Shar Pei así afectado morirá a temprana época correcto a los fallos renales o hepáticos.

Los síntomas son aturdimiento, poco apetito y, a veces, temperatura entrada combinada con escalofríos. El gran hocico y los luceros del Shar Pei pueden incluso estar hinchados, síntomas parecidos a los de una picadura de avispa. El perro puede bufar de dolor cuando se le toca el hocico. Las articulaciones pueden estar rígidas y el perro puede tener dificultad en colocar una o ambas patas traseras en el suelo. Las patas traseras pueden hincharse y engrosarse. Otro signo apreciable en los cachorros afectados es el dorso arqueado correcto al gran dolor intestinal. Incluso pueden presentar vómitos y diarreas.

La época habitual en que el síndrome se presenta en el Shar Pei es entre los 4 y los 18 meses de época, pero se han documentado casos más tempranos y otros que no han mostrado signo alguno hasta la envero.

Entropión: El entropión es el simpático más o menos de adentro de uno o los dos párpados y existen buenos criadores lo cual se están esforzando mucho por eliminar este problema de la raza. El entropión causa una constante irritación del ojo correcto a que las pestañas rozan con la córnea.

Aunque no es un problema específico del Shar Pei, lo que causa el entropión en esta raza es, generalmente, un exceso de arrugas aproximadamente del ojo. Algunas veces, el problema puede ser tan arduo que los luceros de un cría no pueden irse cuando debieran hacerlo, de forma que es esencial observar solícitamente los luceros de todo cría de Shar Pei, sobre todo durante las primeras semanas y meses de vida.

En los casos más graves, se hace indispensable la cirugía correctiva, pero a menudo el problema puede rectificarse virando el ojo. Esto implica enrollar el párpado más o menos de fuera, suturándolo donde debe estar y dejándolo así por un par de semanas o más, para dar tiempo a que las arrugas se alisen. Puede ser necesario repetir el procedimiento mientras dure el mejoramiento del cría y las arrugas cambien.

Ectropión: El ectropión es todo lo contrario del entropión; ocasionalmente puede encontrarse un perro afectado del primero en un ojo y del segundo en el otro. Las lágrimas artificiales pueden ser utensilios en el caso del ectropión ya que como los párpados cuelgan o se enrollan más o menos de fuera del ojo, la conjuntiva queda expuesta, dejando al ojo conveniente mal protegido.

Úlceras en el ojo: Muchas razas de perros pueden padecer úlceras en los luceros, así que no es un problema único del Shar Pei. Pueden ser consecuencia de rasguños o del polvo y la suciedad que entran en los luceros. Se presentan al beneficio de si el perro tiene o no entropión. Al primer signo, debe consultarse al veterinario para que administre la medicina correspondiente. Por supuesto, el ojo debe mantenerse íntegro y será útil hacerle lavados cuidadosos con agua tibia. Las lágrimas artificiales, que pueden conseguirse de un veterinario o un farmacéutico, pueden igualmente resultar beneficiosas para de esta forma nutrir el ojo lubricado.

Canto apretado: Cuando el relleno del belfo inferior del Shar Pei es excesivo, puede enrollarse y cubrir los dientes inferiores. Esto hace virtualmente ficticio observar la mordida y provoca dos problemas. Primero, la incomodidad obvia que sufre el perro al masticar la comida, pero incluso y con el tiempo, la presión ejercida sobre los dientes inferiores termina por empujarlos más o menos de detrás dando ocasión a una mordida aparentemente retrasada. Tales perros no deben ser usados nunca en un software de cría, aunque la cirugía correctiva pueda ayudarlos a morar de modo más sufrible.

Elongación del paladar apacible: La elongación del paladar apacible no es rara en muchas de las razas de hocicos cortos y el Shar Pei no es una excepción. Cuando la elongación es ligera, no hay mayores problemas menos la tendencia a roncar. Sin retención, en los casos más severos pueden aparecer a afectarse las acciones de engullir y de respirar, por lo que el perro se pesadumbre rápidamente. Aquí es necesaria la atención veterinaria para eliminar el exceso de tejido.

Infección óptica: Correcto a que los canales del concierto (y la oreja misma) del Shar Pei son pequeños, tienden a contaminarse con bacterias que causan infecciones. Es necesario revisarlos sistemáticamente y estar al tanto de cualquier señal de olor desagradable o secreción cerosa. Los líquidos limpiadores de orejas son de liviana adquisición, aunque es necesario destacar que no se debe nunca profundizar demasiado en la oreja. Una oreja enferma produce una extraordinario incomodidad que hace que el perro sacuda constantemente la autóctono y, en el peor de los casos, la mantenga inclinada.

Problemas de la piel: El Shar Pei es una raza con tendencia a sufrir problemas de la piel correcto, en parte, a sus arrugas. Incluso puede reparar dolor entre los dedos y en el interior de las almohadillas plantares. El uso de un talco medicinal ayudará, pero los perros deben ser alejados de las superficies mojadas y húmedas. Se debe evitar que se laman o Shar Peimordisqueen los pies, poco que ocurre a veces como resultado del aburrimiento.

Erupción del Shar Pei: La erupción (rash) del Shar Pei es conocida en ciertas ocasiones como el síndrome del Shar Pei. La piel se enrojece y se inflama y en determinados puntos hay pérdida de pelo en forma de parches que le dan la apariencia de estar «apolillada». Se cree que la causa puede ser el propio pelo rasposo del perro que irrita la piel. Ocasionalmente la pérdida de pelo puede echarse a todo el cuerpo y, lo que es peor, los síntomas no responden perfectamente al tratamiento.

Displasia del codo y de la cadera: La displasia de la cadera (DC) afecta a muchas razas diferentes de perros y consiste en que la autóctono del fémur no se ajusta perfectamente internamente del acetábulo de la cadera. Esto puede causar una presión constante en la articulación que da ocasión a la formación de depósitos de calcio. De todo ello puede derivarse incluso la artritis. Cuando un veterinario sospecha de DC aconsejará al propietario que someta su perro a las pruebas actualmente disponibles. Un perro que tenga las caderas enfermas no deberá quia ser reproducido.

5. Cuidados

La raza de perros Shar Pei necesita de los mismos cuidados que cualquier otro perro puede escasear, por contra de los mitos sobre lo que puedan aseverar de esta raza. Aquí te dejaremos algunas de las recomendaciones sobre ello:

• El Shar Pei, sobre todo si es de color umbrío, tiene la uña completamente negra, así que a la hora de cortárselas hay que tener una exclusivo atención en los casos en que no se vea la vena del interior, ya que si la cortamos en exceso, puede causar un sangría en afluencia.

Por lo caudillo, si nuestro perro suele caminar y regir varias veces al día en la calle (sobre tierra, piedra o asfalto) tendrá las uñas con la punta romas y no será necesario cortar a menudo, pero hay que poner exclusivo atención con el espolón ya que al no desgastarse si necesita de un corte semanario para evitar que se arañen los luceros, morro o se enganche y les provoque alguna menoscabo, e incluso herirnos a nosotros mismos jugueteando con las patas.

• Correcto al tamaño de su oreja y a los pliegues que hay internamente de ella, pueden causar otitis frecuentemente si descuidamos la higiene de esa parte, como cualquier otro perro de raza con orejas grandes o pequeñas de características similares.

Al estar el conducto auditivo recubierto en su interior por paredes arrugadas, hace que sea difícil suprimir: Para limpiarlas baste con usar una mezcla de agua oxigenada y agua al 50%, hacerle un friega en el conducto y dejarle que se sacuda: la cera saldrá por si sola.

Podemos arruinar de suprimir el conducto con un papel suave, nunca introduciendo un palito o apretando para internamente ya que estaríamos impidiendo que la cera saliera.

• Existen muchos criadores que no son partidarios de bañar a los Shar Pei ya que el baño frecuente provoca malos olores y hongos si no se sequía suficientemente perfectamente entre los pliegues. Pero si a nuestro perro le gusta bañarse en la playa, revolcarse en la arena o embadurnarse de polvo, será necesario, sobre todo si vive en el mismo hogar y espacio que nosotros, lavarlos al menos 1 vez cada 2 meses y poner exclusivo atención en enflaquecer perfectamente los pliegues.

• En los ejemplares con pelo brushcoat será necesario cepillarlos al menos 1 vez por semana para eliminar el polvo y el pelo muerto, así evitaremos que lo deje el suelo de casa. En caudillo todas las razas suelen cambiar 2 veces el pelo al año, para adaptarse a verano o invierno.

VIDEO: Cuales son los cuidados del perro Shar pei

Incluso puedes analizar sobre: Los ejemplares de la raza Chow Chow

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario