Pancreatitis en perros | Síntomas, causas y tratamiento

La pancreatitis en perros es una enfermedad muy popular que afecta a uno de los órganos del cuerpo encargados de producir enzimas y sustancias químicas esenciales para sobrellevar a idioma el proceso de digestión: el páncreas. La enfermedad se produce cuando el perro sufre una inflamación en el fondo ayer mencionado, generalmente provocado por un exceso de fluidos ricos en enzimas digestivas, las cuales comienzan a digerir el propio páncreas causándole un terrible dolor al can.  Si tu mascota padece de esta afección es crucial que sea atendido con prontitud, pues si se deja producirse el tiempo la enfermedad puede empeorar hasta terminar con lesiones permanentes y, en casos muy graves, con la crimen de tu compañero. Por eso, en este artículo te enseñare todo lo que necesitas enterarse de esta terrible enfermedad que tanto afecta a nuestros queridos y fieles amigos, y adicionalmente, te indicare que debes hacer si tu mascota llegara a sufrir de pancreatitis, porque, a pesar de que es una condición inquietante, no es inasequible de tratar.

pancreatitis en perros

¿Qué es la pancreatitis en perros?

Como te dije ayer, esta es una enfermedad muy popular (sobre todo en perros de raza pura) que consiste en la inflamación repentina del páncreas, el cual es un fondo compuesto de dos partes que cumplen distintas funciones (endocrina y exocrina), una produce y segrega una gran cantidad de enzimas digestivas que ayudan al estómago y a los demás órganos involucrados a cumplir exitosamente con el proceso digestivo, y todavía a absorber correctamente los nutrientes encontrados en el alimento que el perro consume. La otra parte del páncreas excreta una hormona emplazamiento insulina, esencial para el explicación y demás procesos naturales, que pasa directamente por el torrente sanguino; esto lo convierte inmediatamente en un fondo primordial. Por ello, cuando el páncreas comienza a funcionar de estilo anormal es importante personarse rápidamente a un centro veterinario para que le realicen todos los exámenes pertinentes a tu mascota, porque al tratarse de una enfermedad interna causada por un mal comportamiento de las enzimas y del mismo páncreas, es crucial tratarla lo más pronto posible, para así evitar cualquier daño irreparable. Hay dos tipos de pancreatitis en perros que te indicaran con que peligro se está autodestruyendo el páncreas de tu mascota, estos son:

Pancreatitis aguda

Se determina que el can sufre de pancreatitis aguda cuando la enfermedad  aparece de estilo súbita y sin alguna razón evidente. Esta se denomina como una de las enfermedades del mundo canino más graves y difíciles de tratar, conveniente a su aparición repentina. Mas sin incautación, si se logra diagnosticar este tipo de pancreatitis en sus primeras etapas, será más sencillo combatirla para así prescindir la vida del can. En ocasiones suele ser recurrente.

Pancreatitis crónica

Este tipo de pancreatitis en perros se presenta de estilo distinta. Su aparición no es súbita, sino que se desarrolla por un traspié de tiempo más espacioso. Su valencia es mucho más amplio, pues se presenta de estilo continuo y mucho más cachas, dejando lesiones irreversibles en el páncreas. Normalmente este tipo de pancreatitis se desencadena por reapariciones constantes de la misma condición pero más leve (pancreatitis aguda).  Es muy importante tratar esta afección cuando todavía es leve, pues esta etapa crónica va acompañada de un intenso dolor, lo cual indica que el páncreas se encuentra en un estado deplorable, por lo que existen muy pocas probabilidades de que el can sobreviva. Adicionalmente, debes consultar con el profesional veterinario cual es la mejor forma de evitar una recurrencia de la enfermedad.

Causas de la pancreatitis en perros

Como te indique ayer, es muy difícil discernir que delegado exacto desencadena esta afección, conveniente a que existen muchos diagnósticos diferenciales. Sin incautación, un gran número de estudios han demostrado que hay diversos factores de aventura que pueden dar pie a esta enfermedad, algunos son:

  • Obesidad: los estados de obesidad en los perros aumentan considerablemente los riesgos de sufrir pancreatitis, pues, conveniente a que sus dietas contienen más grasas de lo que deberían, el páncreas produce más LIPASAS (enzima digestiva encargada de descomponer y digerir las grasas en los intestinos) para así compensar este exceso en la víveres. Estas enzimas son muy peligrosas conveniente a su suspensión nivel de acides, necesario para descomponer la comida pero totalmente desfavorable cuando, en vez de cumplir con su función, comienzan a atacar al mismo páncreas. Como te he recalcado anteriormente, es de suma importancia que hagas ver a tu mascota con un veterinario lo más pronto posible, pues estas sustancias pueden causar daños severos en el páncreas. La hiperlipoproteinemia y la hipertriglicerinemia son otros trastornos alimenticios que, ligados con la obesidad, pueden resultar mortales para la mocedad del can conveniente a que aumentan muchísimo más las probabilidades de que sufra de pancreatitis.
  • Raciones únicas altas en potingue: aunque el perro tenga una dieta balanceada, sana y devaluación en grasas, solo baste con una única ración con suspensión contenido churretoso para producir la inflamación pancreática. Por eso, debes monitorear minuciosamente que es lo que come tu mascota, sobre todo en épocas festivas, cuando su acto sexual por el alimento humano toma protagonismo. Este tipo de factores suelen afectar el organismo repentinamente, por lo que debes estar alerta frente a cualquier cambio en el comportamiento del perro.

grasa en perros

  • Comida antihigiénica: cuando un perro come basura, piensos vencidos, carnes crudas, objetos, alimentos prohibidos (chocolate, aguacate, ajo, cebolla, tomate, etc.) o comida en mal estado  es muy propenso a sufrir pancreatitis, conveniente a que no son alimentos que el organismo del can este acostumbrado a digerir.
  • Predisposición hereditaria: este tipo de anomalías son más frecuentes en perros de razas pequeñas como Schnauzer miniatura, Poodle toy, Yorkshire y Terrier. Estas razas son más propensas a padecer enfermedades metabólicas y alimenticias, entre ellas la pancreatitis en perros.
  • Medicamentos: se ha demostrado que cuando algunos fármacos como los cortiesteroides y el bromuro de potasio-fenoarbital son usados en exceso por largos periodos de tiempo o en perros con enfermedades inflamatorias como hepatitis infecciosa, artrosis, gastroenteritis, con reacciones alérgicas, etcétera, sobre estimulan al páncreas a desarrollar una gran cantidad de enzimas digestivas, las cuales terminan provocándole una inflamación.
  • Traumatismos abdominales: por su posición y tamaño, el páncreas es un fondo sumamente frágil y sensible, por lo tanto, cualquier mamporro o traumatismo que este u otras zonas cercanas a él sufran (atropellos, caídas, golpes, cortes, etc.) puede crear una ruptura en el páncreas, provocando una independencia de las enzimas, las cuales finalmente terminan inflamando el fondo.
  • Diabetes: como te dije anteriormente, el páncreas, adicionalmente de producir y excretar ácidos digestivos, todavía se encarga de liberar la hormona responsable de apoyar estables los niveles de azúcar en la raza (insulina). Cuando un perro sufre de diabetes, el páncreas se ve incapaz de producir el número necesario de insulina para poder apoyar el azúcar en raza en un nivel sensato, lo cual puede sobrellevar al can a padecer de obesidad y otras enfermedades metabólicas, y como leíste en lo detención, esta son condiciones que predisponen al perro a sufrir de pancreatitis.
  • Infecciones: cuando el páncreas se ve atacado por alguna infección como por ejemplo la parvovirosis, comienza a funcionar de estilo anormal, liberando más enzimas de las que debería, y como ya sabes, este exceso es el causante de la pancreatitis.
  • Obstrucción: en algunas ocasiones el conducto pancreático puede hallarse obstruido por parásitos, espasmos en el conducto, neoplasmas, inflamaciones aledañas o cálculos. En casos de pancreatitis el veterinario debe observar si existe algún tipo de obstrucción que haya podido desencadenar el mal funcionamiento de este y de las enzimas.

¿Cómo detectar la pancreatitis en perros?

Es importante que aprendas a detectar esta enfermedad, pues hacerlo en el momento oportuno puede prescindir la vida de tu mascota. Algunos síntomas, ya sean leves o graves, te ayudaran con esta tarea, estos son:

  • Fiebre: aunque es un representación muy generalizado, con la debida observación puede impresionar a demostrarse que está mezclado con la pancreatitis. Recuerda que en los perros una temperatura corrido a los 39°C se considera como hipertermia o fiebre. Si quieres enterarse más de la fiebre en perros haz Click aqui
  • Dolor estomacal: esta es una de las dolencias más comunes de esta enfermedad, pues indica indudablemente un problema en los órganos del mecanismo digestivo. Normalmente este es uno de los primeros síntomas de la pancreatitis y es el que suele sobresaltar a los dueños. Si notas que tu perrito se queja, llora, esta encorvado o presenta alguna intolerancia más o menos de el calor, debes llevarlo inmediatamente a un centro veterinario para que le realicen un discernimiento y procedan a comenzar el tratamiento lo más pronto posible.
  • Diarrea: este representación aunado al dolor estomacal claramente indica una pancreatitis, conveniente a que la capacidad de absorber los nutrientes y el agua de los alimentos disminuye considerablemente. La diarrea amarillenta será una de las primeras señales que te harán enterarse que poco con el mecanismo digestivo de tu mascota no marcha proporcionadamente, y aunque existen muchos diagnósticos diferenciales que incluyen este representación, es prácticamente obvio que incluye a uno o varios de los órganos digestivos. El veterinario será el encargado de realizar todos los disección para determinar que patología en específico padece tu mascota.
  • Asco y vómitos: estos dos son mecanismos de defensa que utiliza el organismo del can para deshacerse del agente causante de su dolencia, obviamente en el sistema digestivo. Si ves que tu mascota sufre de estas dolencias debes llevarla rápidamente con el veterinario, pues si continúan pueden terminar causándole problemas de mocedad más graves.
  • Anorexia y depresión: estos son síntomas más inespecíficos, pues aparecen en un sinfín de enfermedades, siendo la pancreatitis en perros una de las menos frecuentes. Generalmente aparecen cuando el can está en una etapa media de la enfermedad.
  • Pérdida de apetito: cuando el organismo del can determina que es lo que lo está afectando, inmediatamente rechaza cualquier ingestión de comida para evitar desembuchar o defecar nuevamente. Por lo tanto, es importante que llames a tu médico veterinario para que te asesore en este sentido; y si adicionalmente de esto presenta quejidos y lloriqueo por dolor estomacal no dudes en llevarlo al centro veterinario más cercano, recuerda que un discernimiento oportuno es el consumado aparición para un buen tratamiento y una efectiva recuperación.
  • Deshidratación: esta es una de las señales más alarmantes, pues demuestra que ha pasado mucho tiempo y que la pancreatitis se encuentra en una etapa avanzadilla. El tratamiento deberá ser lo más oportuno posible y especifico, pues los perros deshidratados necesitan dietas estrictas para que pueda retornar a su estado natural.
  • Dificultad para respirar: esta deficiencia es un poco inespecífica, pero contiguo con el resto de la sintomatología indica una patología reservado que debe ser atendida con prontitud. El perro, a pesar de no acontecer hecho entrenamiento o alguna otra tarea extenuante, respirara con dificultad y de estilo apresurada.
  • Arritmias cardiacas: esta es una situación proporcionado reservado, si notas que tu mascota se siente mal, no se comporta como usualmente lo hace, al cohabitar se encuentra un tanto inquieto, y notas que sus latidos son anormales, apresúrate a llevarlo con su veterinario pues no va a producirse mucho tiempo para que su mocedad se encuentre en un punto muy crítico.

arritmias cardiacas en perros

  • Inflamación de los órganos aledaños al páncreas: órganos como el hígado, los riñones, el estómago y los intestinos todavía pueden presentar inflamación, como juntos conforman los sistemas vitales para realizar la digestión y muchos procesos metabólicos, cuando uno se ve afectado, los demás a lo espacioso del tiempo todavía tendrán irregularidades. Generalmente este representación se presenta cuando la enfermedad está en un punto crónico o cuando el can ya ha sufrido repetidas veces de pancreatitis. Es muy reservado, y muy pocos perros han rematado sobrevivir a posteriori de sufrir esta rotura caudillo.
  • Infección y hemorragias: en la mayoría de los casos un mal funcionamiento del páncreas o de los demás órganos cercanos a este, termina con hemorragias. Es una condición muy lamentable pues marca la etapa más crítica de la enfermedad, y lógicamente estas hemorragias culminan con la vida del perro.

Si tu perro padece de esta enfermedad podrás ver en el este comportamiento un tanto anormal, sobre todo si el suele ser enérgico y eficaz:

  1. Mostrará mucha dificultad para caminar e incluso para levantarse conveniente al agudo dolor estomacal.
  2. Estará inquieto al cohabitar, se cambiara de posición a cada momento para tratar de dominar su malestar en la zona estomacal.
  3. Tu perro no puede comunicarse contigo mediante palabras, sin incautación, usa otros mecanismos para hacerte enterarse que se siente afligido, por ello, notaras que llora, se queja y se lamenta conveniente a su incomodidad y dolor.
  4. Aun si no has saliente con él a pasear o a hacer entrenamiento podrás ver que respira de estilo anormal o de estilo pesada, adicionalmente, sacara la sinhueso constantemente para compensar esa deficiencia respiratoria.

¿Cómo diagnosticar la pancreatitis en perros?

Si tu querida mascota presenta por lo menos tres o cuatro síntomas, como vómito, diarrea, dolor estomacal y pérdida del apetito, es necesario e imprescindible para su mocedad llevarlo a un centro veterinario. Aun si para en el momento no estés seguro de cual es exactamente la enfermedad que lo está atacando, ¡No lo dudes! tu reacción oportuna permitirá que su tratamiento y recuperación sean más rápido de lo que piensas.

Ya en el centro médico, el veterinario procederá a hacer una examen físico profundo para examinar cualquier cambio considerable en la zona estomacal, adicionalmente, realizara una serie de disección como pruebas de raza, radiografías y ecografías abdominales, para así eliminar cualquier discernimiento diferencial que no coincida con los resultados. Normalmente es mucho más sencillo impresionar a una conclusión cuando el dueño comparte información valiosa con el profesional, como por ejemplo, ¿Cuándo comenzaron los síntomas?, ¿sospecha que ingirió poco inadecuado?, ¿Cuál fue el primer comportamiento extraño que noto? Las respuestas a estas preguntas serán muy utensilios a la hora de realizar el diagnostico final. Mas sin incautación, no te confíes, pues existe un extensa número de enfermedades que todavía producen una sintomatología similar (gastroenteritis, ardor, intoxicaciones, cuerpos extraños alojados en el tracto intestinal, peritonitis, enfermedades hepáticas, septicemia, etcétera), por eso, no te guardes ningún documento para ti, cualquier información de ese tipo combinada con las mediciones del nivel de enzimas como la lipasa y la amilasa, los estudios pancreáticos, proporcionadamente sean mediante ecos o radiografías, los disección de heces y los estudios de raza, pueden arrojar un discernimiento definitivo y acertado.

diagnostico de pancreatitis en perros

Tratamiento

Normalmente, el tratamiento de la pancreatitis en perros consiste en la compañía de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos, antibióticos y antieméticos, los cuales son prescritos por un veterinario principalmente para minimizar la inflamación, para erradicar el dolor estomacal, reblandecer los síntomas, allanar el reposo del páncreas, evitar cualquier fuga de enzimas pancreáticas y evitar a toda costa cualquier infección o complicación que pueda violar aún más  contra la mocedad del can y que pueda frenar el proceso de recuperación. Adicionalmente, es esencial meter que el paciente recupere todos los líquidos perdidos conveniente a los vómitos y las diarreas constantes, y para aventajar esto se le deberán tener la interruptor de la despensa por vía intravenosa por 5 o más días, dependiendo del estado del páncreas, porque como te dije anteriormente, un aspecto fundamental del tratamiento es permitir el reposo y alivio del este. Para aventajar esto todavía será importante un periodo de ayuno pues el páncreas y los demás órganos digestivos deben disfrutar de un reposo total, sin producir enzimas ni jugos gástricos. El ayuno debe ser lo más puro posible, el perro ni si quiera podrá fisgar comida durante al menos 48 horas o hasta que cesen los vómitos. Ya transcurrido ese tiempo, se reanudara la víveres paulatinamente, la cual debe tener bajo contenido churretoso, para que no represente una sobre incitación para el páncreas. Si otros órganos cercanos resultaron afectados, todavía será necesario un tratamiento sintomático, es sostener, que reforme individualmente el funcionamiento de cada uno de ellos. En casos graves de inflamación o de complicaciones, será inevitablemente necesaria una intervención quirúrgica.

¿Cómo evitar futuros episodios de pancreatitis?

Tus cuidados estrictos y meticulosos serán muy necesarios, pues como ya sabes, es muy popular que, luego de un primer episodio de pancreatitis aguda, el perro al idioma de un tiempo vuelva a sufrir de la misma condición. Consulta con tu veterinario cual sería el alimento más apropiado para tu mascota luego de que haya sufrido esta enfermedad. Sigue el tratamiento al pie de la copla, a pesar de que resulta arduo y extenuante, puedes evitar una recurrencia de pancreatitis siguiendo las pautas que te ha indicado el profesional. Apórtale al organismo de tu compañero alimentos con suspensión contenido proteico y fibroso, esto estimulara a la buena digestión y a la recuperación del páncreas. No siempre los piensos son la mejor opción, por lo que deberías preguntarle al veterinario si una dieta alternativa es lo mejor para el organismo de tu compañero. Si efectivamente optas por esta opción, evita a toda costa ofrecerle carnes con mucha potingue, las carnes de pollo y heroína son una buena opción. No expongas a tu perro a periodos de entrenamiento extenuantes, si ha pasado por un episodio de pancreatitis lo mejor es que moderes su actividad física.

Que no haya dudas, efectivamente tu perro, con tu ayuda y la del veterinario, puede aventajar vencer esta enfermedad que tanto aqueja a su bienestar y mocedad. No olvides seguir mis consejos, pues los buenos cuidados se traducen en bienaventuranza, acto sexual y buenos saludos.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario