Pienso para perros | Ventajas, Desventajas y Modo de administracion

Escoger el mejor pienso para perros no es nadie liviana, de hecho, una de las más grandes preocupaciones de los dueños de perros es la provisiones adecuada, por otra parte, ciertas razas de gran tamaño, necesitan un presupuesto para ellos solos, por ello redactamos este artículo, para que tengas un poco más de información y elijas la mejor opción para tu amigo perruno.

Hoy en día, el mercado de provisiones de los canes se parece proporcionado al de las personas y hay una clara preferencia a la comida preparada. Existe todo un negocio y una gran industria detrás del alimento para perros, sólo hay que echa un pequeño vistazo al espacio que ocupan en los supermercados.

En el año 1860 el estadounidense James Sprat elaboró la primera cachete para perros. La primera cachete para perros, a principios del siglo XX comenzó distribuirlas en todo Estados Unidos. Sin soledad, en España, hasta hace poco, los perros se alimentaban de comida preparada en casa exclusivo y exclusivamente para ellos o de las sobras de la comida de sus propietarios. Con el cambio del tipo de vida y las nuevas costumbres, esos hábitos han cambiado, haciendo que la comida de los perros, y en ocasiones la de los amos sea comida preparada. Por supuesto, por comodidad y hucha de tiempo, preferimos la comida ya hecha.
Como resultado, existe un gran mercado en lo que a la provisiones de perros se refiere. Por ello, existen tantas marcas y tipos de comida diferentes para ellos.

Seguro que ya has culto en algunas otras páginas webs o foros caninos donde se insiste en moralizar el pienso de la marca «xxx» (xxx es un ejemplo), o el pienso «xxx» por el simple hecho de que contiene sólo productos naturales, etcétera. Lo cierto es que existe un gran desconocimiento sobre cómo memorizar si el pienso que has predilecto es de buena calidad o no.

El mejor pienso para nuestros canes no tiene porqué ser el de la marca más conocida ni siquiera el más caro, simplemente tiene que ser uno que contenga los componentes apropiados. Vamos a explicar muy detalladamente cual es nuestra opinión sobre el mejor pienso para perros y por qué.

Lo primero que debemos memorizar, es que lo fabricantes están obligados por ley a poner en sus etiquetas los productos que han utilizados en de avezado a beocio cantidad. De forma que si la formalidad de un pienso empieza con «Ingredientes: Maíz, patatas, pescado…» lo que nos está indicando es que la avezado parte del pienso es simplemente maíz y patatas.

Como todos ya sabemos, los perros descienden de los lobos, razón por la cual son carnívoros. Esto significa que la avezado parte de su provisiones debe estar compuesta por carne (o en su defecto pescado que asimismo contiene una gran cantidad de proteínas de buena calidad).

Por otro costado, los cereales no sirven de mucho en la provisiones de los perros, ya que ellos no aprovechan sus propiedades ni nutrientes, por lo que son simplemente relleno o correctamente para disminuir en otros productos o para darle forma a la croqueta del propio pienso.

Encima, para poder fiarnos de un pienso debemos ver que el fabricante ha incluido en la descripción del producto los porcentajes de los principales ingredientes. Por ejemplo, un buen pienso sería el que nos detalla su formalidad de la subsiguiente forma: «Ingredientes: Carne de pollo fresca (20%), carne de pollo deshidratada (15%), pescado fresco (6%), etcétera. Pero asimismo hay que tener cierta precaución, pues existen fabricantes que muchas veces utilizan etiquetas engañosas como: «Pollo 30%, maíz 15%…», si no se especifica que es carne de pollo, en verdad ese 30% de pollo pueden ser despojos como cabezas, patas, etcétera.

Nunca debemos fiarnos de campañas publicitarias, ya que detrás de esas campañas hay un equipo completo que se dedica día y sombra a diseñar estrategias de Marketing. Lo que significa es que ellos trabajan para venderte el producto por los fanales y convencerte de que es de calidad. Lo más recomendable es que revisemos por nosotros mismos los ingredientes (composición) del pienso y evaluar si se proxenetismo de un pienso de calidad o no.

Poco sumamente importante que debes memorizar es que sí es sano que tu perro consuma pienso, ¡Pero no como comida única! ¿Quieres un perro sano y que coma pienso? Lo puedes conquistar pero para eso es esencia que tu perro coma asimismo dietas caseras, alimentos fresco, incluso poco de sobras de tu comida pero con moderación, y entonces sí, le das pienso para perros como complemento.

El pienso para perros y la comida húmeda:

Tanto el pienso como la comida húmeda poseen nutrientes balanceados. Luego, las dos opciones pueden ser una buena idea para respaldar a tu perro si eliges una marca de buena calidad. Sin soledad, el pienso en algunas ocasiones ofrece algunas ventajas que lo convierten en la opción preferida para la mayoría.

Las ventajas del pienso con respecto a la comida húmeda para perros:

  • El pienso es más financiero (la comida húmeda puede resultar un poco más cara para perros medianos y grandes).
  •  Ayuda a eliminar el sarro de los dientes de tu perro.
  •  No ensucia en exceso.
  • Puede conservarse por un espléndido tiempo a temperatura círculo (la comida húmeda, una vez campechano el envase, debe ser consumida en el día o refrigerada).
  • Es mucho más liviana de dosificar.
  • Los gases del can son menos olorosos cuando comen pienso que cuando comen comida húmeda.

Las desventajas del pienso para perros frente a la comida húmeda:

  •  La comida húmeda es más agradable para los perros.

pienso para perros vs comida humeda

El pienso para perros y la comida semihúmeda:

La comida semihúmeda no viene en latas como la comida húmeda, sino en empaques plásticos. Esta comida no contiene un adecuado arqueo de nutrientes y, por ello, es una buena opción para respaldar a tu mascota.

De hecho, la comida semihúmeda tiene porcentajes proporcionado elevados de carbohidratos y grasas, lo que puede producir caries y diabetes en el espléndido plazo.

Las ventajas que presenta el pienso sobre la comida semihúmeda:

  • Contiene un arqueo adecuado de nutrientes (por supuesto, asumiendo que es de una buena marca).
  •  No se pega a los dientes.
  • Ayuda a enjabonar el sarro dental.

La única desventaja que tiene el pienso frente a la comida semihúmeda es que la última les agrada más a los perros. Sin soledad, esta preferencia es por el stop contenido de grasas y carbohidratos, por lo que no es una desventaja en términos de vigor.

El pienso para perros y la comida hecha en casa:

La comida casera suele gustarles más a los perros que el pienso comercial. Cuando está correctamente elaborada contiene los nutrientes necesarios para tu mascota y es una buena opción para alimentarla. Sin soledad, si está mal elaborada, carecerá de nutrientes importante y puede ocasionar ciertos problemas de vigor.

Dietas caseras basadas solamente en carne son muy dañinas, ya que no ofrecen el arqueo nutricional que requiere el can.

Las ventajas del pienso frente a la comida hecha en casa:

  • El arqueo nutricional siempre será el adecuado (en la comida casera puede variar de un día a otro, aun cuando en promedio sea el correcto).
  • Normalmente el pienso suele ser un poco más permuta que la comida hecha en casa, aunque a primera pinta no lo parezca.
  • Ahorras esfuerzo y tiempo al no tener que cocinar.
  • Se conserva por mucho tiempo a temperatura círculo.

Las desventajas del pienso frente a la comida hecha en casa:

  •  La comida casera gusta más a los perros que el pienso.
  • El pienso no le permite variedad en la dieta del can, que todos los días tiene que engullir lo mismo.
  • Con el pienso, el perro no realiza muchas conductas naturales al engullir, como desgarrar la carne o fraccionar algún alimento. Con la comida casera, el perro puede tener estos comportamientos que sin duda alguna forman parte de la experiencia de engullir.

Otros aspectos a tener en cuenta:

Envases, formatos y etiquetas: Lo regular sería que todos los envases sean de cartón o de plástico. Está claro que el plástico es mucho más resistente que el cartón o el papel, que se rompe fácilmente. Algunos tienen un falleba de cremallera pero no es demasiado útil sobre todo en los sacos de pienso grandes, que hasta que no se vacían un poco son muy complicados de cerrar,

Respecto al precio, todas las marcas tienen el peso correcto. Los formatos cambian mucho en función a nuestras micción, por lo que es recomendable comprar comida para un mes aproximadamente, ya que una vez campechano el pienso, los aromas, sabores se van perdiendo. Encima, pueden proliferar hongos no visibles y otros tipos de toxinas que pueden perjudicar la vigor de nuestro can.

Aporte calórico: La mayoría de los piensos están entre las 200 y las 300 Kcal por cada 100 g.
Lo importante es memorizar si la ración que recomienda el fabricante es la mejor para nuestra mascota, eso va a subordinarse del tamaño y de la actividad del animal.

Residuo mineral: El contenido mineral es muy regular en los piensos para los canes, pero esa cantidad no debe ser elevada, adecuado a que puede ser indicativo de una mala calidad en los ingredientes utilizados, por ejemplo, cascaras de cereales o exceso de plumas, picos, plumas o patas de pollo.

Fibra: Aunque en verdad no es lo más necesario, sí que es conveniente una cierta cantidad de fibra, ya que favorece el tránsito intestinal y por otra parte calma un poco el apetito. La mayoría de los piensos suelen contener entre 1 y 3%.

Hidratos de carbono: No son necesarios para una provisiones equilibrada del perro, pero es una requisito para la elaboración de los piensos secos, ya que son fabricados con cereales, pero es bueno memorizar que un producto cuyas kilocalorías proceden de los hidratos de carbono en más del 60% no son para nadie recomendables.

Proteínas: Aunque los perros sean omnívoros, su dieta es basada en la carne casi en su totalidad, por tal razón las proteínas son muy importantes en su provisiones, por eso en todos los piensos las proteínas están muy presentes.

A la hora de analizar las proteínas en un pienso, debemos huir de las que proceden del colágeno, ya que es una proteína animal de mala calidad que está presente en huesos, tendones y cortaduras de carne. Generalmente este tipo de proteínas se encuentran en los piensos baratos y de mala calidad.

Grasas: Con los perros ocurre lo mismo que con los humanos, en cuanto más pomada posea la comida, más apetecible resulta. Por ello, la proporción adecuada es entre un 5% y un 20%. Una cantidad en exceso podría causar obesidad en el animal, por el contrario una cantidad demasiado escasa podría traducirse en una inapetencia del perro.

Vitaminas: Posiblemente las vitaminas sean las asignaturas pendientes de muchas marcas de piensos, sobre todo la vitamina E, que es un antioxidante natural sumamente importante para el sistema inmunológico del perro, para la piel y para los músculos.

Indiscutiblemente la mejor provisiones para nuestro perro es la que sea completamente natural, como por ejemplo la dieta a almohadilla de comida cruda natural. Pero si no dispones de tiempo o medios para elaborarla, sin duda alguna deberás tomar un tiempo prudente y consultar al veterinario para arriesgarse que pienso le darás a tu perro, ya que el 85% de los piensos que existen en el mercado no son de lo mejor.

Adicionalmente puedes repasar sobre: La comida para perros que debes conocer. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario