¿Por qué los gatos maúllan? Causas y soluciones

El maullido del micifuz es la suerte que estos animales utilizan para comunicarse con los humanos. Los gatos usan este sonido por muchas razones, para saludar, pedir poco o para hacernos entender que poco no está acertadamente. Un nota interesante acerca de los maullidos es que los gatos adultos solo lo utilizan para comunicarse con los humanos. Los cachorros, al inicio de su vida, utilizan la vocalización para hacerle entender a su mamá que tienen deseo, pero una vez crecen, no maúllan para comunicarse con otros de la misma especie, pero sí para hacerle entender a su humano que necesitan poco de él. Encima de mayar, los gatos asimismo emiten otro sonido conocido como aullido, este si es una suerte de comunicarse con otros gatos, especialmente si están en etapa de apareo.

Razones por las que un micifuz maúlla

Los gatos cachorros maúllan para comunicarse con su madre
Los gatos cachorros maúllan para comunicarse con su mamá

Te describimos algunas de las razones más comunes por las que tu mascota maullará:

1.- Para saludar: los gatos maúllan para saludar a sus humanos, acertadamente sea que saliste de casa y estás regresando o acabas de retornar a verle por un rato. Todavía lo harán como una suerte de respuesta para cuando tú le hablas a tu gatito.

2.- Enfermedad: cuando nuestro micifuz se encuentra incómodo por alguna enfermedad o molestia, es probable que utilice su maullido para hacérnoslo entender.

3.- Pedir comida: los gatos pueden ser harto demandantes a la hora de la comida. En ocasiones, los gatos maúllan cuando cierto entra en la cocina o en el campo de bono en la que sabe que está su comida solo para hacerles entender que no está de más que le pongan un poco en su plato.

4.- Pedir atención: a pesar de lo que muchas personas creen, a los gatos no les gusta estar solos por mucho tiempo, es por esto que es popular que algunos gatos utilicen el maullido como una suerte de tratar de hacerle entender a sus dueños que es hora de tener un rato de juegos o que quiere unas caricias.

5.- Para pedir entrar o salir de casa: como el maullido es la suerte en la que los gatos nos comunican sus defecación, si tienes un micifuz que tiene paso controlado a sitios fuera de la casa es probable que este aprendan a mayar a la puerta o la ventana por donde le dejas salir o entrar para avisarte que es hora de entrar o salir.

6.- Estrés: si, los gatos asimismo se estresan. Cuando nuestra mascota está sometida a algún tipo de circunstancia que le produzca estrés como por ejemplo una mudanza o la venida de otra mascota, utilizará sus maullidos para liberarse y mostrarte que hay poco que le incomoda en el circunstancia. Tráfico de conseguir la razón de su altercado y procura, si está en tus manos, liberar a tu minino de esa causa.

7.- Problemas relacionados con la momento: los gatos, al igual que los humanos, pueden sufrir maltrato cognitivo y/o neurológica con el paso de los primaveras, por esta razón pueden sentirse desorientados y en consecuencia mayar más de lo ordinario.

8.- Gatos que quieren aparearse: los gatos que no han sido esterilizados utilizarán la vocalización como método para hacerle entender a los del sexo opuesto que están disponibles para el apareamiento.

9.- No quiere estar solo: algunas veces cuando nuestro micifuz pasa mucho tiempo solo es probable que los vecinos nos digan que estuvo maullando mucho durante ese período, esto pasa porque se vuelven ansiosos y utilizan la vocalización para hacerlo entender a quien escuche.

10.- Están molestos: cuando poco disgusta al micifuz hay una reincorporación probabilidad de que maúllen o aúllen para comunicar a quien escuche que no están cómodos con la situación.

¿Cuándo es necesario aparecer al veterinario?

Cuando no puedes encontrar la causa del exceso de maullidos de tu gato, consulta con un veterinario
Cuando no puedes encontrar la causa del exceso de maullidos de tu micifuz, consulta con un veterinario

Cuando un micifuz maúlla mucho más de lo popular, aún cuando se han cubierto sus defecación, es posible que la causa sea alguna molestia médica que no podemos notar, algunas condiciones como dolor, sed o deseo excesiva pueden producir un aumento en las vocalizaciones de nuestro micifuz como suerte de hacernos entender sus molestias. Sumado a esto, si notamos por otra parte de este representación que su comportamiento no es el ordinario, lo más recomendable es que te comuniques con tu médico veterinario para descartar cualquier posible causa médica.

¿Qué hacer para que nuestro micifuz no maúlle tanto?

Antiguamente de tomar cualquier medida para disminuir los maullidos de tu micifuz, primero debes acaecer determinado la causa principal. Está atento a las circunstancias en las que tu micifuz comienza a mayar en exceso y ve qué parece hacerlo calmarse. Puede que te ayude si tienes un problema serio con el maullido, que lleves una especie de diario y anotes los puntos esencia como ¿cuándo maúlla? ¿Cuándo deja de hacerlo? ¿Qué parece calmarlo? Para que así puedas despabilarse por patrones de comportamiento que quizás no son tan obvios. Una vez que hayas determinado esos patrones y tengas una idea de en qué momento el maullido aparecerá alcahuetería estas recomendaciones para ayudar a controlar el exceso de vocalización:

  • Si el maullido aparece como un saludo cuando te ve, es poco probable que sea poco que puedas controlar, simplemente tienes un micifuz muy expresivo que necesita saludarte todo el tiempo.
  • Si tu micifuz está maullando por atención, enséñale que solo le prestarás atención cuando esté callado. Tráfico de resistir las ganas de gritarle o mandarle a callar porque de alguna suerte él sentirá que le estás prestando atención de alguna suerte. En vez de esto, sé paciente y aplazamiento un momento en el que haga silencio e inmediatamente dale la atención que está buscando. Si comienza a mayar de nuevo, aléjate y detén la movimiento y sólo regresa cuando haya otro momento de silencio. Si eres lo suficientemente consistente, tu micifuz entenderá que solo obtendrá atención si está en silencio.
  • Si tu micifuz maúlla para pedir comida, es muy sencillo, no le pongas comida cuando maúlle. Dale la comida utilizando un horario preestablecido para que sepa que no comerá cuando maúlle si no a la hora que le corresponde. Si tu micifuz no tiene tendencia a subir de peso asimismo puedes probar dejarle una ración de alimento siempre a disposición para que no tenga que maullarte por tener deseo si no que sepa que puede ir a su plato y tomar poco de comida por si solo.
  • Aunque ampliamente recomendamos que los gatos se mantengan interiormente de la casa, si tu micifuz está acostumbrado a entrar y salir de la casa, considera dejarle un espacio a disposición siempre despejado para que no tengas que convertirte en su estatuto. Si estás re acostumbrando a un micifuz que solía tener la independencia de salir y ahora estás intentando mantenerlo interiormente, de seguro pasarás por un período de maullidos intensos, es ordinario y lo único que debes hacer es tener paciencia.
  • Si tu gata no está esterilizada, cada cierto tiempo la escucharás mayar y aullar cuando entra en celo, esto lo hace para aldabear a los machos para el apareamiento. Esto puede durar entre 4 y 10 días y si la hembra no logra aparearse el ciclo se repetirá cada 18 a 24 días. La mejor suerte de evitar el aventura de una hembra en celo en casa y las consecuencias que esto puede traer es esterilizarla antiguamente de que comience su expansión sexual. Lo mismo pasará con los machos no castrados.

Lo que NO debes hacer

  • No ignores los maullidos de tu micifuz a menos que ya sepas la causa y esta sea una suerte de enseñarle a controlarlo, recuerda que puede ser un representación de enfermedad.
  • No golpees a tu micifuz cuando maúlle, solo lograrás que en un futuro te tenga miedo pero no hará desatiendo para detener el comportamiento referente al maullido.
¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario