Preguntas y Respuestas sobre el Celo en las Perras

El período de celo nos suele indicar que nuestra perrita podría convertirse en mama sólo si nosotros la dejásemos, es afirmar, que ya se encuentra físicamente preparada para serlo. En las razas de pequeño tamaño el primer celo se presenta entre los 6 y los 8 meses de primaveras y en las razas grandes es corriente que se manifiesta cerca de los 24 meses. Sigue leyendo este interesante artículo si deseas memorizar un poco más sobre el Celo en las perras.

El celo es el refleja de la actividad sexual de las hembras, lo cual maduran mucho antiguamente que los machos. Suelen tener el primer celo entre los seis y los nueve meses de primaveras, aunque todo depende de cada raza. Por lo ordinario, las más grandes tienen el primer celo más tarde.

El primer celo de las perras se origina en la pubertad y si se retrasa, puede ser a causa de diversos factores como: las condiciones ambientales, la presencia de otras hembras o el consumo de ciertos medicamentos. La perra tiene entre uno y dos celos al año, que encima se le llaman estros y que, en principio, deben ser regulares.

Si el celo, que dura rodeando de 15 días, aparece cada cuatro meses, o menos, la perra puede durar mucho tiempo a tener algún tipo de problema en su máquina reproductor. En caso de que el celo dure más de 21 día se recomienda venir al veterinario. Entre los dos y seis primaveras de primaveras, por lo ordinario, las hembras son constantes en la duración de su ciclo y en los intervalos de estos. Ya a partir de los siete primaveras de primaveras, que es cuando acaba la primaveras reproductiva óptima, puede acontecer cambios en la regularidad del “ciclo ovárico”.

¿Qué es el celo en las perras?

De modo sencilla, el celo en las perras es el periodo en que se encuentran receptivas sexualmente, es afirmar, es el periodo en el que aceptan ser montadas por el viril. Por supuesto, estamos hablando de perras que no están castradas, si tu perra ha sido esterilizada simplemente ya no tendrá celos.

Durante este periodo ocurre la ovulación, y como perfectamente sabemos el objetivo de las perras en celos es encontrar un viril para reproducirse, y la finalidad de los machos es sobrevenir el acercamiento de una perra en celo, por la misma razón. A diferencia de muchos primates, los animales como gatas y perras sólo aceptan tener relaciones sexuales con el viril en algunos periodos limitados y concretos del año (unos pocos días cada cierto tiempo) lo cual es el periodo que llamamos “celo”.

¿Cómo está dividido el celo en las perras?

El ciclo sexual de la perra se encuentra dividido en 3 partes y es necesario distinguir cada una de ellas si queremos cruzar a nuestra perra.

El poestro: Este periodo dura entre 7 y 10 días. En esta escalón la vulva se hincha y existen perdidas sanguinolentas y aunque la hembra atrae machos, rechaza el apareamiento.

El musa: Dura entre 5 y 15 días. Aquí es cuando la hembra finalmente acepta al viril. En esta escalón se origina la ovulación y la vulva sigue hinchada pero reducen las perdidas.

El metaestro: Dura entre 110 a 140 días y se encuentra marcada por el rechazo de un nuevo apareamiento. Este período corresponde al de la preparación, parto y crianza en las perras que ya se han apareado. Adivinar más sobre la preparación en perros.

El anestro: Su duración es muy variable y corresponde al período de alivio sexual.

El apareamiento se debe realizar durante el musa y más específicamente durante la ovulación (entre el 8 y 15 día).

Es muy importante anotar la aniversario del primer celo de la perra, de esta forma sabremos cuánto durará el ciclo en las próximas ocasiones. Un ciclo corriente puede durar de 5 a 10 meses según sea la raza, y debe ser constante. Es corriente que los períodos se adelanten o retrasen en el caso de algunas hembras. Por ejemplo: las perras viejas a en ciertas ocasiones presentan un ciclo más extendido o irregular pero nunca dejan de tenerlo, y las perras salvajes sólo presentan el ciclo una vez por año.

Feromonas que seducen, ¿Qué es esto?

Unas sustancias que influyen mucho en el cortejo y apareamiento de los canes son las feromonas. Se alcahuetería de sustancias químicas los cuales son producidos en las glándulas que están en las mamas, rodeando del ano o en las orejas del animal.

Estas sustancias de olor suficiente atrayente para los perros encima se encuentran en su saliva, orina, excremento y flujo vaginal. Las feromonas son mucho más que un simple olor, se alcahuetería de un medio de información lo cual transmite datos a los perros como: su estado emocional o la posición jerárquica y disposición sexual de su portador.

El perro no sólo es capaz de vislumbrar las feromonas olfativas de sus congéneres y conseguir información, muy valiosa sobre ellas, sino que encima son capaces de hacerlo con el olor que desprendemos las personas.

El musa es el período en el que las hembras se encuentran receptivas para ser cortejadas. Durante las tres semanas que dura, el cuerpo de la perra genera las atractivas feromonas, lo cual alertan de su predisposición sexual a los machos. Hay que tener muy en cuenta que las hembras son selectivas con sus posibles parejas.

Por ejemplo, se puede dar el caso de que una hembra rechace por completo a un candidato que no pertenece a su misma raza. La perra estará mucho más receptiva al contacto sexual cerca de el final del musa, rodeando del día 15, es cuando entonces la perra estará finalmente dispuesta a aparearse.

La hembra no es la parte más activa de la pareja a la hora del cortejo. Es el viril quien siempre toma la iniciativa en este sentido y la hembra lo aceptará si se encuentra en el momento del celo más receptivo, que es al final del musa. Cuando la perra no está en celo, no acepta el contacto con el viril, al que rechazará.

“Si una perra no se queda preñada nunca, no afecta a su sanidad, en decidido, ni siquiera tiene penuria física de que así sea”.

el celo en las perras

¿Tienen la regla las perras?

Lo cierto es que no. La regla de la mujer suele ocurrir al final del ciclo menstrual sólo si no hay preparación. El sangría en la perra, al contrario indica el principio del ciclo estral. Se piensa que se produce por un aumento del peligro carmesí uterino, y sucede independientemente de que vaya a acontecer preparación o no.

¿Cuántos celos tienen una perra al año?

Las perras normalmente están consideradas monoéstricas estacionales, lo cual significa que tienen tan sólo un celo en cada ciclo, y en total uno o dos celos al año. Es afirmar, generalmente las perras tienen dos celos al año separados por 6 meses entre sí. Las gatas por ejemplo son distintas, ya que ellas son “poliéstricas”, es afirmar que tienen varios celos seguidos cada vez.

¿Por qué tan pocos celos al año?

Esto suele ser un truco de la naturaleza, una herencia que viene de los lobos para aumentar las posibilidades de supervivencia de los cachorros.

Si los cachorros de lobos nacían en épocas concretas y más favorables para la caza, habían más alimentos disponibles para las crías y la mama y sus probabilidades de estar sanos, perfectamente alimentados y no extinguirse de deseo aumentaban mucho.

Por esta razón la naturaleza ha montado todo este “techado” del celo, para disminuir la demografía y concentrar los esfuerzos en que los cachorros nacidos puedan sobrevivir.

Generalmente, teniendo dos celos al año, el celo en las perras se originará cada 6 u 8 meses. Esta suele ser la norma ordinario, pero como siempre varía de individuo a individuo, y encima perros de razas diferentes pueden tener tendencias un poco distintas.

Por este motivo la naturaleza ha montado todo este “techado” del celo, para dominar la demografía y concentrar los esfuerzos en que los cachorros nacidos puedan sobrevivir.

¿Cuándo tienen su primer celo las perras?

Si hablamos de perras sanas, normales, que estén perfectamente cuidadas y en su peso, el primer celo puede ocurrir normalmente entre los y 8 meses de vida, pero como perfectamente lo dijimos, esto suele variar.

Pero siempre puede acontecer perras más precoces. En sí, no podemos “adivinar” cuando entrará en celo nuestra perra por primera vez de modo matemática, pero sí podemos orientarnos a través de ciertos parámetros, como su raza y tamaño.

A niveles generales, las perras pequeñas entran en celo mucho antiguamente que las de razas grandes o gigantes. Es afirmar, que algunas perras pequeñas poco precoces pueden tener su primer celo a partir de los 5 meses, a diferencia de otras, sobre todo si son de razas grandes o gigantes puede que no tengan su primer celo hasta los 11 o 12 meses de primaveras.

Como lo mencionamos anteriormente, es muy conveniente anotar la aniversario exacta en que nuestra perra ha tenido su primer celo. Correcto a que de esta forma, podremos controlar los meses con precisión y memorizar a qué primaveras lo tuvo, y cuánto tiempo pasa entre su primer celo y el ulterior.

Otro consejo importante. Si tu perra ya tiene más de un año y aún no ha entrado en celo todavía, debes venir a tu veterinario para así realizarle un chequeo y comprobar si todo está marchando perfectamente.

¿Cuánto dura el celo de las perras?

El celo en las perras dura entre 2 y 4 semanas, así que en término medio podemos afirmar que el celo en las perras dura 3 semanas aproximadamente.

Si observases que tu perra tiene celos atípicos largos, debes consultar con tu veterinario ya que podría acontecer algún problema de sanidad detrás.

El celo y el comportamiento

Cada vez que la perra tenga el celo, se va a notar mucho un cambio de comportamiento en el animal, así como ciertos síntomas físicos como lo son: el aumento del tamaño de la zona órganos sexuales y las típicas hemorragias, la cual son más abundantes en los primeros días del ciclo.

El musa consta de dos fases: la primera que es cuando la perra tiene pérdidas de raza, la vulva se inflama y ésta atrae a los machos con su olor, pero los rechaza. Y la segunda escalón, que es cuando las pérdidas de raza son menos abundantes, la vulva está más inflamada y la perra acepta el apareamiento con los machos.

Por otra parte, no es cierto el mito que dicen que las perras tienen que criar al menos una vez en la vida. Si una perra no se queda preñada nunca, no afecta en nadie su sanidad. Y es que la perra no tiene penuria física de aparearse.

Mi perra en celo duerme mucho, ¿es corriente esto?

Sí, ese suele ser uno de los cambios de comportamiento que sufren las perras que están en celo. No les afecta a todas, pero sí que hay perras en celo que están letárgicas, apáticas y pasan bastantes horas tiradas en su cunita. Pero no te preocupes que esto suele ser poco corriente en ellas.

Síntomas del celo en los perros

El comportamiento de la perra puede parecer un poco extraño, orina más que de costumbre, parece ansiosa y no reacciona a las caricias del amo. Es importante mantenerla tranquilizada. Es corriente que las mamas, ya desarrolladas, alcancen su tamaño adulto, que la vulva se hinche un poco y que en sus bordes aparezcan manchas de raza claras.

1. Síntomas de una perra en celos:

• Las perras en celo suelen estar más juguetonas que de costumbre, y muchas de ellas demandan más atención y caricias de sus propietarios.

• Los órganos sexuales de las perras se ven mucho más hinchados de lo corriente, y toman un color más umbroso. Encima, encima es corriente que la perra se lodo esas zonas con mucha frecuencia.

• Asimismo, las perras suelen tener pequeñas pérdidas de raza durante el celo.

• En cuanto a su conducta, cuando una perra está en celo averiguación de forma activa a los machos, y si se encuentra con un perro en el parque mostrará mucho interés por su compañero y empezarán a brincar juntos de inmediato en una especie de “cortejo” o “preludio” (esos juegos, persecuciones y lametazos son como “los preliminares” perrunos).

• Existen otras pistas pero menos constantes para memorizar si una perra está en celo, por ejemplo, en ciertas ocasiones una perra en celo no come o al menos puede sufrir cierta pérdida de apetito durante esos días.

2. Síntomas de un perro viril en celos:

El perro viril no es que propiamente entre en celo, pero desde que alcanza la prudencia sexual (lo cual es cerca de los 6 u 8 meses normalmente) reacciona al celo de las hembras.

• Los perros suelen ser suficiente sensibles al olor de la orina de las perras en celo, y en cuanto se den cuenta que una perra está en celo en el vecindario, harán todo lo posible por encontrarse con ella, es afirmar, intentarán hallarla, si pueden se escapará de casa o del parque para ir corriendo a su puerta a esperarla.

• Si hay más de un viril que esté interesado en la misma perra, podrían hasta ponerse agresivos al observar competencia y producirse rifi-rafes o peleas entre ellos.

El celo anormal ¿Qué es esto?

– Impuberismo:

Se da cuando la perra nunca ha tenido un ciclo sexual, en tales casos se pueden manifestar síntomas evidentes como enanismo, delgadez, trastornos cutáneos, entre otros.

– Hiposexualidad:

Es cuando la perra tiene ciclos sexuales pero se hacen cada vez más tenues y hasta ausentes. La obesidad suele ser uno de los síntomas principales. En este caso la perra puede durar mucho tiempo a ser infértil.

– Hipersexualidad:

Es muy raro que se presente, aquí se produce un acortamiento del intervalo entre los estros. Se presenta cuando la hembra es infértil y presenta trastornos del comportamiento.

¿Las perras sangran cuando están en celo?

¿Es corriente que una perra raza durante el celo?

Por supuesto que sí, así como ya lo hemos mencionado anteriormente, las perras como parte de su celo pueden sisar (es muy parecido a lo que les pasa a los seres humanos). Este nota (entre muchas otras cosas) hace a las perras en celo diferentes de las gatas, quienes no suelen sisar.

¿Cuántos sangran las perras?

Esto depende de cada ejemplar, aunque normalmente las perras no suelen sisar mucho. Por lo ordinario, manchan sólo unas gotitas, pero puede acontecer hembras que llegan a sisar un cantidad considerable. Para éstas existen en el mercado comprensas absorbentes especiales para perras (braguitas para perras).

Un remedio casero para extirpar esas manchas de la tapicería o de algún tejido que se haya manchado cuando tu perra esté en celo es utilizar agua fría con un poco de sal. Evidentemente, cuanto más rápido limpies las manchas, mejores resultados tendrás.

¿Es corriente que mi perra sólo tenga un celo al año?

Sí, una perra puede durar mucho tiempo a tener un celo al año solamente, en vez de dos, y eso puede ser perfectamente corriente. Es afirmar, que hay perras sanas que de modo natural sólo entran en celo una vez al año.

Tener un celo al año, o dos celos al año entra en el interior de la normalidad. Por el contrario, si tu perra tiene 3 o más celos al año, debes consultar con tu veterinario para ver si es conveniente realizarle algunas pruebas y analíticas a tu perra.

¿En qué época del año entran en celo las perras?

No existe una época en que todas las perras entren en celo, con la exactitud de un temporalizador. Las perras que viven en casa, que se encuentran perfectamente cuidadas y perfectamente alimentadas en sinceridad pueden entrar en celo en cualquier etapa. Aunque sí es más frecuente que las perras entren en celo a finales del invierno y principios de la primavera, pero esto no siempre es exacto.

El retraso en las perras

Es totalmente mediano consultar con el veterinario cuando la perra tiene más de 1 año (razas pequeñas) o más de 2 primaveras (razas grandes). Es muy importante memorizar si el retraso va acompañado de un problema cierto de esterilidad o si se puede corregir médicamente.

La desinfección

Si la hembra no se encuentra esterilizada, es muy obediente que ocurra un percance y quede preñada. Entonces llegará una camada de cachorros, que posiblemente sea muy numerosa. Y colocar seis perros no es nadie obediente, si se quiere que los animales vayan a detener a hogares donde se les cuide de modo responsable. Los albergues normalmente están llenos de camadas indeseadas, así que hay que tomarse forma seria el no dejar al azar situaciones de las que no nos podemos hacer cargo.

Un animal es responsabilidad del propietario y éste debe apañarse su bienestar. Con la desinfección, encima de evitar embarazos no deseados, se previenen enfermedades en las hembras como: los quistes ováricos, los tumores mamarios o los embarazos psicológicos. En cuanto a los fármacos para evitar el celo, tienen posesiones secundarios, así que la opción más recomendable es la desinfección.

¿Puede higienizar a mi perra cuando esté en celo?

Si no te dedicas a la cría profesional de canes, la desinfección de tu perra suele ser la mejor opción, conveniente a que así evitarás las camadas no deseadas con cachorros que nadie quiere, y todo los incordios que el propietario de una perra sufre cuando ésta entra en celo (en temas de tener que vigilarla para que no se escape, o se cruce con ningún perro del vecindario, por ejemplo).

Si en el momento en que la llevas a higienizar, tu perra se encuentra en celo, es muy probable que el veterinario prefiera esperar unos días para operarla, conveniente a que los vasos sanguíneos cercanos a los órganos reproductivos se encuentran más dilatados de lo corriente durante estos días y esas zonas están más irrigadas de raza.

Por esta razón, a menos que haya un motivo de peso o una gran aprieto, suele preferirse esperar a que la perra ya no esté en celo para operarla, para así evitar la posibilidad de que haya un antiguo sangría durante la intervención. Es afirmar, la respuesta es que sí es posible cortar una perra en celo, pero los veterinarios suelen preferir esperar a que se les pase, para que la operación se menos engorrosa por el citado motivo.

¿Una perra esterilizada entra en celo?

No debería tener extensión, pero lo cierto es que a veces sí pasa, hay perras esterilizadas que siguen mostrando los síntomas del celo.

Aquí puedes obtener más información sobre la Castración de perros. 

¿Una perra puede subsistir preñada en su primer celo?

Sí, por supuesto que es posible, pero no es nadie recomendable. Las perras embarazadas en su primer celo pueden tener problemas de diversas índoles:

• Problemas físicos:

Se producen cuando su cuerpo no está suficientemente sazonado y desarrollado para afrontar un turbación con plenas garantías.

• Problemas psicológicos:

Algunas perras que son demasiado jóvenes rechazan a sus cachorros conveniente a que no saben cómo realizar y sucumben al estrés.

¿A partir de cuándo pueden tener cachorros las perras?

Desde el momento en que haya tenido su primer celo, la perra ya es fértil y podrá tener cachorritos. En otras palabras, las perras técnicamente pueden subsistir preñadas desde el primer celo.

Sin requisa, conveniente a que la perra aún no ha madurado del todo físicamente (su cuerpo aún es el de un cría, y no ha terminado de crecer), no es nadie recomendable que se queda preñada en su primer celo. Por ejemplo, una posible complicación podría ser que en su primer celo tu perra no tenga los huesos de la pelvis totalmente desarrollados, y eso le cause problemas en el parto.

Y tú, como su propietario o responsable, tendrás que tomar todas las medidas necesarias para evitar que tu perra quede preñada en el primer celo.

El caso de los perros machos

Los perros suelen entrar en celo cuando captan las feromonas o partículas olorosas que desprende una hembra en celo. Para un perro este perfume es totalmente embriagador y es lo que produce las persecuciones de los machos a las hembras en celo. Se ponen muy nerviosos y excitados, olisquean continuamente y en algunos casos pueden protagonizar escapadas en averiguación de la dueña de tan cautivador olor.

¿Cuándo puede reproducirse un perro?

Los machos puede reproducirse desde que alcanzan la prudencia sexual (entre los 5 y 11 o 12 meses), todo depende de la raza y del tamaño.

Las perras hembras pueden reproducirse desde que tienen su primer celo, pero no es recomendable.

¿Las perras deben criar una vez en la vida por lo menos?

Esta es una falsa creencia que se encuentra suficiente extendida, por no afirmar directamente que es una tontería. Las perras no necesitan ser madres para nadie, ni se van a desarrollar mejor, ni van a existir más tiempo, ni van a estar más sanas, ni siquiera se les va a “templar el carácter”. Por ello, que es otro argumento que se suele dar.

De ninguna modo es necesario para tener una vida sana y acertado que ninguna perra (ni gata) tenga cachorros. De hecho, la desinfección de las perras disminuye las posibilidades de que sufran tumores mamarios en el futuro. Así que si no te dedicas a la cría profesional de perros (sabiendo perfectamente lo que haces), la opción que más se recomienda es la desinfección. Tu perra no tendrá cachorros ni tumores y tú vivirás más relajado ya que no tendrás que ser su policía vigilante durante el celo todos los primaveras de su vida.

Adivinar más sobre la Formación en perros. 

¿Qué puedo hacer para evitar el celo en mi perra?

¿Hay remedios caseros para las perras en celo?

Esta pregunta se la hacen muchas personas con frecuencia, pero la verdad es que NO existe un remedio casero para evitar el celo en las perras.

Si efectivamente quieres evitar que tu perra entre en celo hay dos opciones:

• Inyecciones que inhiben el celo en las perras.

• Castración definitiva.

Las inyecciones anticonceptivas para perras se administran en el veterinario e inhiben el celo en la perra, pero sólo de modo temporal. Su duración es tan solo de unos meses. Esto puede servir en un caso y momento concreto, pero no son una posibilidad definitiva, conveniente a que usadas de forma prolongada pueden hacer el adecuadamente la manifestación de posesiones secundarios serios en la perra, tales como dañar su hígado, cáncer de mama e infertilidad.

La única posibilidad definitiva suele ser la desinfección de los perros, lo cual es una operación relativamente sencilla, que realiza el veterinario y que no requiere el ingreso de la perra ni que ella pase la perplejidad en el centro veterinario.

¿Es posible que una perra vieja quede preñada?

Sí, totalmente, una perra vieja o antiguo puede subsistir preñada. Y esta respuesta nos lleva a la ulterior…

¿Las perras viejas dejan de tener celo?

¿Las perras tienen “menopausia”? Si por ello entiendes una menopausia en el sentido humano, te decimos que no, las perras no tienen menopausia. Las hembras podrán seguir teniendo cachorros cuando ya sean viejitas, prácticamente hasta el fin de sus días.

Lo que sí sucederá es que su fertilidad se verá mermada, y la fuerza de su organismo para sacar delante la camada encima. Está muy claro que seas perro o humano, nunca será lo mismo un organismo mozo y realizado de vigor que otro ya viejito y con las fuerzas menguadas.

Si tienes una perra vieja que no has esterilizado tendrás que seguir vigilándola cada vez que entre en celo, y de ninguna modo permitas que tu perra anciana tenga cachorros, ya que con la primaveras, tanto el parto como la crianza y la crianza de los perritos se complican mucho. Mejor sé un propietario responsable y deja a tu perra antiguo existir sus últimos primaveras tranquila.

¿Una perra en celo se puede bañar?

Sí, perfectamente. No hay ningún motivo para no hacerlo. Bañar a una perra en celo no supone ningún peligro ni peligro en decidido, para su sanidad.

Consejos importantes a tener en cuenta

– Hay que dejar por lo menos dos ciclos estrales antiguamente de cruzar a nuestra perrita.

– Si se le debe sacar a hacer sus eyección, es recomendable levantarla hasta el superficie (inaccesible para los machos) y luego nuevamente levantarla para retornar a la casa, de esta modo a los perros les costará un poco más seguir el rastrillo.

– De ninguna modo hay que dejar suelta a la hembra, ya que ella encima puede irse en averiguación de un viril.

– Si sucede que el viril y la hembra se acoplan nunca deben ser separados (luego del acto quedan enganchados por lo menos 15 minutos) si se les suelta a la fuera podrían producirse lesiones severas.

– La perras pueden durar mucho tiempo a tener cachorros incluso cuando ya son viejas (el ciclo continúa hasta primaveras muy avanzadilla), pero los riesgos pueden ser mortales.

– La hembra decide cuándo y con quien se cruza, y por lo ordinario siempre escoge al viril que conozca.

– La hembra preciso antiguamente de la ovulación se vuelve mucho más juguetona, para exigir la atención del viril.

– La hembra estará relación para la monta cuando permanezca quieta y retire su nalgas para mostrar su vulva al viril (sólo hará esto cuando ya haya ovulado).

– Si el viril y la hembra comparten la misma casa, es saludable para el viril apartarlo para que no se vuelva esquizofrénico de bienquerencia (la casa de un conocido o un buen hotel para perros es un espléndido superficie en donde seguro encontrará paz).

Y esto ha sido todo amigos, esperamos que te haya sido útil, y si quieres contarnos tu experiencia o preguntar tus dudas, hazlo en los comentarios más debajo. ¡Sigue leyéndonos!

Todavía puedes resolver sobre: ¿Por qué es necesario darle vitaminas a tu perro?

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario