¿Qué frutas puede comer mi Perro ? Te damos 12 Alternativas

¿ Qué frutas puede ingerir mi perro ? ¿Has escuchado esto alguna vez? Cuando se prostitución de la comida de un perro no es muy común pensar en introducir peras, manzanas, naranjas u otras frutas en su dieta. Sin cerco, algunas frutas son muy buenas para los perros, ya que les aportan fibra y antioxidantes, explican los especialistas en mantenimiento canina. Pero, ¿Qué beneficios aportan las frutas a los perros?, y ¿Cómo ofrecérselas a nuestros amigos perrunos comensales? Encima, es necesario resaltar que todavía existen frutas peligrosas para los perros, con las que tenemos que tener mucho cuidado, entre ellas se encuentran las uvas y pasas, que sí pueden ser un aventura para el perro en excesiva cantidad.

La mejor forma de equivaler a nuestros perros es a través de una dieta sequía, con todos los nutrientes y proteínas que su organismo necesita. Sin cerco, en ciertas ocasiones no es suficiente y no está de más complementar su comida con otros productos que pueden ser beneficiosos para ellos y, adicionalmente, naturales. Recuerda que no todos los alimentos son adecuados para perros, oportuno a que algunos son mucho tóxicos para su organismo. Sigue leyendo este interesante artículo y descubre cuáles son las frutas que pueden ingerir los perros.

Ofrece cantidades pequeñas de frutas a tu perro, sobre todo si es la primera vez que las come, algunas frutas no son libres de caloría y puede afectar su dieta. Asimismo, no sabes si tu perro presentará alguna reacción alérgica como gases o dolores estomacales. Pero eso sí, debes limpiarlas muy perfectamente ayer de dárselas.

Es mejor iniciar desde que el perro es un cría. Ofrécele pequeñas porciones de frutas cuando está pequeño para que se acostumbre a su sabor. Algunos perros no suele tolerar el sabor de la fruta cruda, en ese caso puedes combinarla como puré con la comida comercial.

Encima, debes evitar que tu perro consuma las semillas de las frutas, oportuno a que pueden resultar muy tóxicas.

que frutas puede comer mi perro

¿Como darle frutas a mi perro?

Por lo natural, se evita darle de ingerir frutas y vegetales a los animales para no impedir sus procesos digestivos, y propiciar así evacuaciones más firmes y fáciles de higienizar, lo que ocurre con el alimento balanceado seco. Pero, en su medida lucha (el exceso de frutas todavía es malo para el perro), muchas variedades les aportan nutrientes necesarios como antioxidantes, fibras y vitaminas, favoreciendo sus funciones vitales, mejorando la apariencia de su pelaje, y llenándolos de energía saludable.

Debes asegurarte de darle los alimentos perfectamente lavados, pelados de sus pieles de mal sabor (y todavía por precaución, ya que en la piel se depositan los residuos de pesticidas y químicos), y en trozos grandes para que el can deba masticarlos. Las uvas, las pasas y las frutas pequeñas podrín ser aspiradas y ahogarlo, o perfectamente no ser digeridas correctamente (si se las das con piel) afectando luego su tracto intestinal.

Por otra parte, las frutas más grandes pueden todavía propiciar este daño a través de sus semillas. ¿Lo mejor? Quitarlas o descorazonar las frutas ayer de proporcionárselas, sólo por precaución.

¿Qué frutas puede ingerir mi perro?

Ayer de proporcionar a tu can cualquier alimento o fruta que no sea su pienso, debes consultarlo con su veterinario o nutricionista canino, ya que podría ser alérgico a alguna, intolerante o tener alguna enfermedad que no le permita la ingesta de estos productos. Encima, la fruta debe ser administrada en cantidades pequeñas, oportuno a que sólo ha de ser un complemente que se le proporcione de vez en cuando para cubrir las carencias del pienso, como los antioxidantes.

Por lo natural, el pienso seco para perros carece de antioxidantes, lo cual son ideales para preparar enfermedades del corazón y el cáncer. Una de las frutas que más beneficios aportan a nuestro can, adicionalmente de ser rica en antioxidantes, es el arándano. Las frutas como la manzana y el plátano todavía aportan antioxidantes y fibra al perro.

Los beneficios que poseen algunas frutas para el perro han sido todavía estudiados por Rick Woodford, lo cual es el autor del vacancia “Alimenta mejor a tu mejor amigo” (“Feed your best friend better”, Andrews MsMeel, 2012). “Las comidas y los piensos procesados para perros contienen el cálculo adecuado de grasas, proteínas, vitaminas y minerales que el animal necesita”, explica Woodfor, que todavía escribe el blog Dog food dude. No obstante, estos alimentos envasados para perros contienen todavía algunas carencias: carecen de antioxidantes y otras vitaminas, lo cual son sustancias que sí contienen los alimentos naturales como la fruta. Estas sustancias que se encuentran presentes en la fruta, son muy importantes para estabilizar la vigor del perro a espléndido plazo. Suelen preparar enfermedades como el cáncer o las dolencias de corazón en el perro. Algunas frutas, adicionalmente, son ricas en fibra, explica Gutiérrez por su parte. Aunque los perros no necesitan tomar demasiada, ingerir cantidades pequeñas de fibra beneficia su sistema digestivo.

Ayer de introducir cualquier tipo de fruta en la comida de un can hay que primeramente consultar con el veterinario, como perfectamente lo dijimos ayer. No todas las frutas son buenas para el perro; las hay poco peligrosas e inclusive, tóxicas para perros, como las pasas y las uvas, siempre que el animal las consuma en grandes cantidades.

¿Qué frutas sí son beneficiosas para los perros?

1. Arándanos (son antioxidantes).

Una de las propiedades que más se destaca de los arándanos es su parada contenido en antioxidantes, siendo una de las mejores frutas para poder preparar la aparición de enfermedades relacionadas con el corazón en nuestro perro. Encima, todavía son ricos en vitamina C y fibra. Eso sí, de ninguna forma olvides retirar las semillas que se encuentran en su interior ayer de proporcionar este alimento a tu perro, ya que puede causar daños graves. Sigue aprendiendo sobre qué frutas puede ingerir mi perro.

2. Plátanos.

Otra de las frutas que son permitidas para nuestros amigos perrunos es el plátano. Su cantidad de fibra puede suponer un beneficio si se le proporciona en cantidades reducidas y de forma ocasional. Pero, al ser insoluble, si se sobrepasa y se excede puede resultar en constipado. De este modo, si el perro padece de diarrea el plátano puede ayudarle a combatirla. Por supuesto, debes retirar la cáscara ayer de proporcionarle dicho alimento y córtalo en pedazos. Los plátanos son una gran fuente de minerales, y algunos de ellos se encuentran carentes en el pienso para perros, por esta razón debes proporcionárselo a modo aperitivo o premio para aportarle muchos beneficiosos.

3. Manzanas.

Las manzanas son otras de las frutas que sí pueden ingerir los perros en cantidades moderadas y sin las semillas de su interior. Todas las semillas y los huesos que contienen las frutas son tóxicos para nuestras mascotas, oportuno a que podrían causarle problemas respiratorios, reacciones alérgicas o desarrollar una intolerancia, entre otros mercadería. Así pues, ayer de darle manzana a tu perro lávala muy perfectamente, retira todas las semillas y córtala en trozos no muy grandes. La manzana suele ser un excelente digestivo, por lo que ayudará a combatir problemas estomacales y de diarrea.

4. Peras.

Encima de contener muchas vitaminas todavía ayudan a desterrar la dentadura del perro. Debes evitar que el perro ingiera la semilla ya que es toxica.

5. Mangos.

Los mangos en su estado de sensatez óptima les encantan a nuestras mascotas. Son muy dulces y fuente de vitaminas y fibra. Sin duda alguna es una delicia para nuestros canes. Por supuesto, hay que evitar darles hueso y semillas.

6. Papayas.

7. Melones.

Suele ser una excelente fuente de vitamina A y E, adicionalmente de contar con potentes propiedades diuréticas y antioxidantes, son muy importantes para poder permanecer la vigor de nuestro amigo perruno. Así como el resto de las frutas, todavía debemos retirar todas las semillas y cortar la fruta en pedazos ayer de proporcionársela a nuestro fiel compañero.

8. Albaricoques.

Los albaricoques todavía forman parte de la cinta de frutas que pueden consumir los perros, siempre y cuando retiremos el hueso, oportuno a que es tóxico para ellos. Entre todas sus propiedades, el albérchigo es rico en fibra soluble y hierro, lo cual es adecuado para el correcto funcionamiento del organismo de nuestro perro y defender el tránsito intestinal.

9. Ciruelas.

Aunque es conveniente segura para los canes es importante tener mucho cuidado con la semilla ya que son tóxicas.

10. Naranjas.

Las naranjas no son tóxicas y son muy sanas para los perros pero debe ser consumidas en cantidades pequeñas ya que la azúcar natural puede causar obesidad. Sin olvidarte de retirar las semillas.

11. Fresas.

Las fresas son una fuente natural de vitamina C, lo cual el principal beneficio es sus propiedades antioxidantes. Gracias a ellas, favorecen la aniquilación de radicales libres del organismo de nuestro can, así como todavía permanecer la vigor de su piel y de todo el cuerpo en natural. Encima, las fresas suele ser un excelente diurético, ya que favorecen el tránsito intestinal y la vigor de los huesos.

12. Sandia.

Las sandias todavía se encuentran compuestas principalmente por agua, por lo que darle porciones pequeñas sin pepitas a nuestro can puede ayudarle a combatir el calor. Eso sí, debemos proporcionarle la pepón con moderación por su parada contenido en fructosa.

¿Cómo ofrezco frutas al perro?

La cantidad de fruta que el perro consuma siempre debe estar supervisada por el entendido. Esto es sumamente importante oportuno a que no todos la aceptan. Algunos, inclusive, puede presentar alergias. Y no debe sustituir a la dieta habitual del perro: en todo caso, se prostitución, de un complemento y en cantidades pequeñas.

¿Otras precauciones?

“Todas las frutas deben estar libres de pipas y semillas ayer de proporcionárselas al perro”, explica el autor de ‘Proveer mejor a tu mejor amigo’. Lo importante es obtener una dieta equilibrada para el can, señala, por su parte, el veterinario Alegre Andrés. “Si el perro se alimenta con la cantidad de proteínas suficientes, se le puede proporcionar frutas sin problemas”, asegura.

¿Cómo conseguir que el perro consuma frutas?

Incorporar las frutas en la dieta del perro desde que es un cría es una de las claves principales para que el can acepte este alimento. “Cuando esto sucede, es muy común que el perro las disfrute y se las coma solas, sin obligación de tener que combinarlas con otras viandas”, explica Gutiérrez. Lo adecuado, coincide Woodford, es “emerger cuando son pequeños, con diferentes frutas adentro de sus cuencos de comida”. Que un perro adulto no habituado acepte las frutas como parte de su dieta es un poco complicado. Para ello, Gutiérrez propone combinarla con otros alimentos, como pollo o sardinas enlatadas.

Woodford propone otro consejo: cortar la fruta en trozos. “Muchas frutas se encuentran envueltas en una piel dura, que puede suponer una resistor para el perro. Cortarlas en trozo ayuda a que el perro muerda la carne de la fruta y que no sea la piel lo primero que encuentre”. De nuevo, la pauta es no caer en el exceso. “La fruta de ninguna forma debe sustituir a la comida habitual, sino que debe ser ofrecida como regalos o premios”, concluye Andrés.

Consejos rápidos sobre las frutas para perros

Existen frutas muy beneficiosas para el perro. Entre ellas se encuentran las manzanas, los arándanos y el plátano, como perfectamente lo dijimos ayer. Otras, como las uvas o las pasas pueden ser tóxicas para el perro, si las consumen en cantidades grandes: pueden resistir a dañar sus riñones.

Encima, algunos veterinarios recomiendan retirar las semillas de las frutas (manzanas, albaricoques, peras, etcétera.) que ofrecemos a nuestros perros: son muy perjudiciales e inflaman su máquina digestivo, sobre todo si son grandes.

¿Otro consejo?

Ayer de incorporar frutas en la dieta del perro hay que consultar con el nutricionista canino o un veterinario: ya que no todos los perros aceptan el mismo tipo de dieta. Cualquier cambio en la comida del perro debe ser paulatino, y supervisado por un profesional.

Como es de suponerse, de ninguna forma las frutas puede ser sustituida por la dieta habitual del perro, ya que se prostitución de un suplemento que debe ser ofrecido en cantidades pequeñas. Combinar manzanas o perros con alimentos naturales y sabrosos, como el pollo, ayuda ciertamente a que el perro acepte estos alimentos.

Mientras tu perro se encuentra en la etapa de crecimiento y es cría, es recomendable apegarte a la dieta que esté diseñada para su inmejorable progreso. Si planeas añadir premios, las frutas y verduras son excelente opción oportuno a que beneficiaran la vigor a pequeña escalera a diferencia de los dulces hechos a cojín de harinas.

Durante la etapa de adultez y senior de un can puedes incluir frutas y todavía verduras en cantidades pequeñas como aperitivos o premios. Suele ser una muy buena idea sustituir todas las probaditas de comida (platillos preparados, harinas, alimentos condimentados, etcétera.) que acostumbramos darles, por verduras y frutas que sí pueden ingerir.

Usar la fruta favorita de tu can o algún panecillo de la cinta, como premio durante las sesiones de ejercicios de control y educación es una excelente opción.

La multiplicidad de ingredientes aporta los diferentes nutrientes que un organismo suele escasear a lo espléndido de su vida, por ejemplo: la espinaca es rica en hierro y el plátano es rico en potasio, su curtido aporte nutricional se encuentran en los minerales y son nutrientes indispensables para que el organismo lleve a final funciones biológicas.

Nota curiosa: Las frutas que le proporcionamos a nuestras mascotas son preferibles en ayudas, oportuno a que el organismo (tanto el del humano como el del perro) requiere de enzimas específicas para procesarlas y si las combinamos con otros alimentos (harinas, carne, croquetas, etcétera.) fuera de una dieta estructurada, las frutas suele fermentarse generando así una gran cantidad de gas. En los caninos, el exceso de gas provocado por el exceso de frutas y verduras como por la mezcla con otros alimentos, producirá cólicos muy dolorosos adicionalmente de acumulación de gas estomacal e intestinal que puede derivar en torsión gástrica.

Recuerda que al igual que las personas, existen alimentos que causan reacciones alérgicas en los perros. Por ello, deberás estar al irresoluto si cambias la comida de tu perro o de pronto incorporas nuevos bocadillos.

Igualmente puedes repasar sobre: 14 Alimentos que no debes darle a tu perro de ingerir. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario