Qué hacer cuando un perro tiene diarrea

La diarrea suele ser un problema conveniente completo para nuestros amigos perrunos. En muchas ocasiones la diarrea no es solemne y se puede solucionar con un cuidado correcto en el hogar. Adoptando las medidas apropiadas, podrás ayudar a resolver los episodios simples de diarrea que no presenten ningún tipo de complicaciones sin tener que asistir a un veterinario. Aun así, hay casos en el que el problema es lo suficientemente solemne como para tener que asistir al veterinario. Por ello, aquí te mostraremos qué hacer cuando un perro tiene diarrea y cómo prevenirla. ¡No te lo pierdas!

Un perro que presenta diarrea evacúa heces blandas, con mucho neto. Se prostitución de una dolencia constante que, sin secuestro, puede disfrazar enfermedades intestinales en el perro. Encima, en este artículo asimismo te explicaremos por qué el can puede tener diarrea, cómo ejecutar cuando se manifiestan y algunos consejos caseros para tratar la diarrea en perros. Se detallan asimismo, señales de alerta que deben suponer una cita urgente al veterinario.

¿Qué le pasa a un perro que tiene diarrea?

Un perro que tiene diarrea suele desalojar heces muy blandas y, asimismo, en un obesidad por encima de lo frecuente.

¿Por qué se producen?

El alimento que come un perro tarda aproximadamente unas ocho horas en recorrer los túneles y conductos que conforman su intestino. Durante este dispendioso repaso, la comida pierde cerca del 80% del agua que incluye, explica la revista científica “Medicine.net”. Pero esto es así sólo en condiciones normales.

Nota curiosa: “Un perro con diarrea no absorbe los nutrientes que necesita de la comida”.

Cuando el perro presenta diarrea, sin secuestro, el alimento suele recorrer el intestino con una velocidad muy elevada: llega antiguamente al ano, sin tiempo para que el cuerpo absorba el agua y los nutrientes de la comida. Por esta razón, las heces salen de suerte abrupta y muy líquida.

Asimismo, una diarrea puede ser una señal de alguna dolencia más solemne en el perro. Por ello, es conveniente entender por qué el perro la presenta y qué hacer cuando sucede.

Nota curiosa: “La diarrea en perros no es extraña, y suelen suponer un 30% de las visitas en una clínica básica, de atención primaria a perros”.

diarrea en los perros

Examen de las causas más comunes de diarrea en perros

• Estrés:

Los cambios que suele sufrir un hijo durante sus primeros meses de vida nos pueden parecer de lo más frecuente, pero para ellos es un cambio increíblemente ilustre.

Les separan de sus madres a las pocas semanas de nacido. Sufren un cambio de rutina, humedad, temperatura y sobre todo, de vida y entorno. Encima de todos estos cambios, tú y toda tu comunidad le van a dar mucha atención, cariño y actividad a la que no estarán acostumbrados.

• Cambios en la dieta:

Es un poco complicado conocer la dieta que llevaba tu mascota antiguamente de conocerlo, pero si es posible, siempre hay que intentar conseguir cuanta más información mejor.

Da lo mismo que tu hijo haya comido un pienso de la peor calidad y ahora coma el pienso Premium de la más entrada tono, el simple hecho de cambiarlo, puede causar malestares y diarrea.

Los cambios en la comestibles deben hacerse de suerte continuo y durante un periodo de 7 a 10 días. Esto asimismo depende del hijo, ya que hay algunos que tienen tractos digestivos más “resistentes” que otros.

Es muy recomendable rotar y variar el pienso de tu mascota durante todas las etapas de su vida. Su fuente de proteína debe proceder de diferentes fuentes y para ello, el perro debe manducar variedad, al igual que nosotros los humanos. Por mucho que nos agraden los huevos con patatas, no podemos comerlos todos los días ni durante toda la vida.

• Algún objeto extranjero que se haya comido:

Como proporcionadamente sabemos, los cachorros tienen mucha curiosidad y siempre se encuentran correteando y cotilleando por todos los rincones en examen de poco nuevo. Cuando encuentran poco que les ha llamado la atención, inmediatamente se lo llevan a la boca ya que es la única suerte que tienen de probar y tantear. A los bebés les ocurre poco equiparable, ya que ellos asimismo suelen apropiarse todo a la boca.

Por esta razón, al igual que a un bebé no se le deja desatendido en la casa, con los cachorros se debe ejecutar de la misma forma. Memorizar qué hacer cuando un perro tiene diarrea y Así nos aseguraremos de que no se atragante, tenga un tapón en el tracto digestivo o una hemorragia producida por un objeto extraño. Hay que tener un peculiar cuidado con:

– Líquidos tóxicos.

– Ciertos alimentos humanos. (Puedes descifrar aquí sobre los alimentos que no deben manducar los perros)

– Objetos pequeños en superficies de la casa.

En caso de una ingesta peligrosa o detección de síntomas extraños, no lo dudes ni un segundo y lleva a tu mascota al veterinario más cercano. Muchas clínicas veterinarias están abiertas las 24 horas del día.

• Diarrea causada por parásitos o gusanos:

Existen casos en los que los cachorros nacen con un reptil intestinal lo cual vive en su interior o pueden contraerlo a través de la caucho materna.

Esto puede ser una causa de la diarrea severa en los cachorros y lo bueno es que en la gran mayoría de los casos, se puede arreglar con una cita al veterinario y una terapéutica apropiada.

Los parásitos pueden transformarse en un problema solemne. En estos casos la diarrea es muy líquida y huele efectivamente mal. Puede contener hilos de tribu o mocos, lo que resulta una mala señal. De ninguna suerte se deben tomar a la ligera los problemas con los cachorros, ya que son muy frágiles.

• Infección vírica:

La primera señal de una infección vírica suele ser la diarrea, por esta razón debemos estar muy pendientes de la duración, frecuencia y aspecto de las heces. Si adicionalmente de eso asimismo presenta poca actividad, sofoco y pocas ganas de manducar, debe ser una cita obligada ir al veterinario.

• Diarrea causada por la mala comestibles:

La comestibles asimismo influye un poco en las diarreas en los perros. Un cambio repentino en la dieta del can, modificar de la incertidumbre a la mañana el pienso que come o sustituir de contrariedad la comestibles habitual por una cocina casera para perros, sin la supervisión de un veterinario suelen ser las causas más frecuentes de diarrea en el perro.

Esto asimismo ocurre cuando el can ingiere objetos extraños, como proporcionadamente lo dijimos anteriormente o, toma alimentos que no son los adecuados por la calle.

La Sociedad Chaqueta de Prevención del Maltrato en torno a los Animales señala: “Los cambios que no son controlados en la dieta del perro, la unión de basura o de alimentos en mal estado así como asimismo de alimentos tóxicos para el can son causas muy comunes de la diarrea en los perro».

En otras ocasiones, la diarrea puede ser ocasionada por una reacción alérgica en el animal. Por esta razón, cuando aparece, es conveniente consultar pronto con el veterinario.

• Enfermedades intestinales que causan diarrea en los perros

Una comestibles poco saludable no es el único motivo que explica la diarrea en los perros. La presencia de parásitos intestinales asimismo suelen obtener que el cuerpo del perro reaccione con virulencia: a través de diarreas e, inclusive, vómitos.

Existen dos tipos de gusanos muy comunes en el intestino de los perros: las lombrices (redondeadas) y las tenias, con forma de cinta, un poco más aplanadas.

Estos parásitos llegan al cuerpo del can con la misma intención: alimentarse de lo que el perro consume, con el beocio esfuerzo posible. Roban los alimentos que el perro ingiere, por lo que provocan un trastorno de su vigor.

Las bacterias son más diminutas que estos gusanos intestinales. Pero asimismo pueden ser muy dañinas para el perro, ya que suelen aparecer en un número muy elevado y explican algunas diarreas caninas.

Señales de sorpresa en un perro con diarrea

La diarrea de un perro puede ser temporal. En estos casos, la dolencia puede desaparecer a los pocos días con los cuidados adecuados. Entre ellos, una dieta blanda y ofrecida en raciones pequeñas.

Sin secuestro, en otros casos, existen señales que alertan de que la diarrea del perro es más solemne. Estos son algunos de los signos que hay que atender para asistir de suerte urgente al veterinario:

– La diarrea no se frena, y se mantiene pasadas las 24 horas.

– Las heces contienen restos de tribu.

– La diarrea del perro puede ser agravada y aparecer acompañada de vómitos.

– El perro tiene fiebre.

– El can se muestra alicaído y deprimido.

¿Qué hacer si tu perro tiene diarrea?

El tratamiento sintomático de la diarrea, consta en dar un refrigerio al intestino manteniendo un ayuno durante un par de horas y proporcionar constantemente con dieta blanda de entrada digestibilidad.

En muchas ocasiones se acompaña de molestias abdominales, conveniente al movimiento transformado del intestino y a su dilatación por presencia de exuberante gas. Unas décimas de apatía, fiebre y temblores, suelen ser síntomas que hacen necesaria la cita al veterinario para que pueda instaurar a nuestro can un tratamiento apropiado.

Algunos consejos básicos para tratar la diarrea:

Retirar el pienso seco o su comida frecuente y amparar un ayudo de comida durante 8 a 12 horas. Durante este tiempo debemos solo proporcionar agua en cantidades pequeñas pero sin límites. El intestino “dejará de trabajar” y tendrá tiempo de reparar las lesiones que se han ocasionado en su tapia, disminuyéndose asimismo la inflamación, el gas y los movimientos peristálticos.

Iniciar por una dieta blanda muy digestible y descenso en mugre. Esta comida peculiar es poco irritante para el intestino y prácticamente se digiere en su totalidad, por lo que la cantidad de heces que son formadas son muy escasas, favoreciendo la disminución de la diarrea.

– Esta dieta suave y templada, permite que las células del intestino se regeneren y se alimenten.

– Una fuente de hidratos de carbono, como lo es el arroz y la papa cocida, y otra de proteína como el pollo o pavo cocido y el pinrel blanco bajo en mugre (pinrel de Burgos), son aptos para comenzar a proporcionar a nuestro can.

Esta dieta debe ser mantenida durante 4 o 5 días, ofreciendo cantidades pequeñas tres o cuatro veces al día, para seguidamente retornar al pienso habitual de forma progresiva y sin prisa.

Puede ser frecuente que no haya sus micción durante 2 o 3 días conveniente a un finalidad resurtida y a que la nueva dieta causa muy poco residuo, no hay que preocuparse por esto.

No es necesario usar remedios caseros como una cucharada de suero vocal, pomada de oliva, aquiarius, el medicamento para la diarrea que te recetó el médico, camomila, etcétera. Si el cuadro es leve y benévolo, sólo con ayuda y dieta puede corregirse, y si no es así entonces necesitamos la ayuda de un profesional.

Tenemos que memorizar que los cuadros digestivos leves, con un vómito o con una diarrea aislada, pueden ser comunes en los perros y ocurrir cada 2 o 3 meses. Si nuestro amigo perro se encuentra animado, quiere manducar y los síntomas cesan con el ayuno y la dieta, sabremos que estamos frente a un problema sencillo y no debemos preocuparnos.

Repartir el alimento en tres o cuatro porciones distribuidas a lo dispendioso del día es mucho mejor que ofrecerle toda la comida en una sola ración: el estómago del perro que ha sufrido diarrea aún se encontrará delicado, y no hay que forzarlo. Los veterinarios apuntan otro consejo relevante: “Darle agua de arroz para escanciarse”.

Para prepararla sólo hay que cubrir una taza de arroz con agua fría durante la incertidumbre, retira el arroz por la mañana y proporciónale al perro esa combinación por la mañana.

Remedios caseros para cortar la diarrea en los perros

A continuación te mostraremos los mejores remedios caseros que podrás hacer con mucha facilidad en tu casa para quitar la diarrea en los perros:

• Proporciónale una dieta blanda:

Cuando el animal se encuentre en condiciones de retornar a manducar, ofrecele alimentos de casquivana digestión, como un poco de arroz blanco combinado con hamburguesa o pollo sin piel. Los veterinarios recomiendan mezclar 2 partes de arroz con 1 de carne y darle en raciones pequeñas cada 4 horas durante dos días. Si a tu mascota no le gusta el arroz (alimento conveniente completo), sustitúyelo por pasto o por puré de patatas.

• Ayuno indispensable:

Cuantos menos alimentos entren por la boca de su perro, menos saldrán por el otro extremo. De suerte que no le proporcione carencia de manducar al animal durante las 24 horas siguientes a la aparición de la diarrea. Si no se muestra mejoría seguidamente de un día de ayuno, podría ser un trastorno más serio, por lo que es preciso convocar al veterinario.

• Alterne los alimentos:

A posteriori de dos días de dieta blanda, el animal puede retomar su comestibles habitual. Pero en emplazamiento de hacer un cambio imprevisto, durante 4 días debe sustituir ¼ de la comida diaria por el arroz con carne.

• Evita el estrés:

Una mudanza, una cita al veterinario o la aparición de una nueva mascota en casa son sólo algunos de los factores que pueden causar estrés a su mascota. Para ayudarle a exceder la ansiedad o la tristeza, háblale con dulzura, tranquilízalo y dedícale más tiempo que de costumbre.

• Restrinja los lácteos:

La gran mayoría de los perros y de los gatos adultos presentan dificultades para digerir los productos lácteos, ya que carecen de una enzima (la lactosa) lo cual es necesaria para metabolizar el azúcar de la caucho (lactosa). Si usted le suele dar caucho a su mascota y éste tiene diarrea, retírele la caucho y notará una mejoría sorprendente en pocos días.

• Sácalo a pasear:

Dos caminatas al día de unos 15 minutos cada una van a contribuir a estimular la parte del sistema nervioso lo cual es el responsable de la “serenidad” del maquinaria digestivo. El deporte puede tener un finalidad conveniente magnánimo sobre la diarrea, no obstante, de ninguna suerte lleves al perro de paseo si él se resiste a salir. Si se encuentra apático, tembloroso o incluso se niega a levantarse, déjalo tranquilo.

• Dile no a las drogas:

Aunque algunos fármacos de disminución sin récipe pueden aliviar la diarrea en los perros, la gran mayoría de los veterinarios aconsejan dejar que el procedimiento siga su curso. Siempre existe un motivo para la diarrea de un perro; de suerte que no corra a comprar un medicamento para contenerla, a menos que el veterinario sea quién se lo indique.

• Mantengalo hidratado:

Adecuado a que la diarrea puede privar rápidamente al organismo de los líquidos que necesita, asegúrate de que el manantial del perro se encuentre siempre harto. Asimismo suele ser una buena idea satisfacer otro cuenco con Gatorade y dejarlo al resonancia del can. Al igual que otras bebidas para deportistas, el Gatorade ayuda a reemplazar los minerales perdidos durante la diarrea, como lo es el potasio y el sodio. Aunque el sabor provocativo de esta bebida es bueno, los perros y los gatos prefieren el sabor a frutas.

Algunos consejos básicos para evitar la diarrea en los perros

• En la calle:

Tener mucho cuidado cuando nuestra mascota se acerca a curiosear los excrementos de otros perros, ya que son fuentes de infección de bacterias, parásitos y virus. Encima, asimismo evitar el chupado de sustancias tóxicas y el consumo de basura y restos de comida que se puedan encontrar, así como prohibir la ingesta de palos, hierba, piñas y otros vegetales.

• En la casa:

Estar muy atentos al cubo de la basura, ya que muchos perros aprenden a abrirlo o tirarlo; no dejar entrada a sustancias tóxicas como medicamentos, el cubo de fregar, pegamento, etcétera.

• En la comestibles:

Dar de manducar pienso de una entrada tono prescrito principalmente por el veterinario, adicionalmente de no hacer cambios bruscos de comestibles si vamos a cambiar de relato o marca de pienso y evitar dar restos de comida de humanos.

Es importante resaltar que, los huesos chucherías o galletas de marcas no conocidas, chocolate, etcétera., son premios que debemos evitar, conveniente a que en la gran mayoría de los perros causan irritación intestinal.

Asimismo puedes descifrar sobre: Por qué se da la fiebre en perros y cómo hacer para controlarla.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario