Síndrome de Cushing en perros: La enfermedad de los viejitos

El síndrome de Cushing en perros o el hiperadrenocorticismo, como igualmente se le conoce, es una enfermedad endocrina que aparece cuando por alguna razón el organismo comienza a producir en grandes masas una hormona citación cortisol (sustancia encargada de contestar delante el estrés), y como te indica el título de este artículo, solo la llegan a sufrir canes mayores de 6 abriles, y en otras ocasiones no tan comunes, puede afectar a perros con otros padecimientos relacionados o con episodios de estrés.

A continuación podrás ilustrarse que es lo que debes hacer para detectar lo más pronto posible esta afección. Oportuno a que esta sobreproducción de cortisol puede causar daños importantes en distintos órganos del cuerpo desmejorando la fortaleza y la calidad de vida del perro, es imprescindible tratarla lo más pronto posible, por lo tanto, aquí te indicare cual es el tratamiento para esta desviación en el funcionamiento de dichas glándulas encargadas de esta producción, pues, a pesar de que es una enfermedad crónica, con un buena y oportuna atención médica, se pueden obtener los mejores resultados.

sindrome de cushing en perros

Causas principales

  1. Tumores hipófiso-dependientes: aproximadamente el 85 por ciento de los casos de síndrome de Cushing en perros son causados por este tipo de tumores, los cuales se ubican específicamente en la mama hipófisis o pituitaria, encontrada en el cerebro. Cuando un adenoma, hipertrofia o tumor tiene oportunidad en esta mama, se verá incrementada la producción de una hormona citación adreno-cortico-tropa (ACTH). Esta hormona, en condiciones normales es liberada en cantidades adecuadas para las eyección del organismo, sin requisa, al existir un agrandamiento en la hipófisis, esta produce cantidades exageradas de ACTH. A su vez, este exceso condiciona el aumento de la producción de cortisol en las glándulas suprarrenales, conveniente a una sobre estímulo por parte de la hormona ACTH. Los tumores pueden obtener a ser de distintos tamaños: 3 o menos milímetros en el 50 por ciento de los casos; de 3 a 10 milímetros en un 49 por ciento; en casos muy raros (10 por ciento) se observa la aparición de tumores de 10 milímetros o más, los cuales comprimen significativamente órganos adyacentes a la mama hipófisis como el hipotálamo, desencadenando el mal funcionamiento de estas estructuras y causando síntomas neurológicos. Existe la predisposición genética a desarrollar este tipo de tumores, sobre todo en perros caniches o poodles.
  2. Tumores suprarrenales: como su nombre lo indica, son adenomas ubicados en las glándulas suprarrenales. Este tipo de tumores son más raros, solo se ven en el 20 por ciento de los casos de síndrome de Cushing en perros. Esta desviación afecta específicamente a la corteza de una o de ambas glándulas suprarrenales, las cuales se ubican en los extremos superiores de los riñones. En el 40 por ciento de los casos, este tipo de tumores son adenomas, y en el otro 60 por ciento, son carcinomas. Los carcinomas suelen invadir otros órganos como el hígado, los riñones, la vena cava y los pulmones. Son muy raras las ocasiones en que estos tumores afecten a las dos glándulas, en la mayoría de los casos solo una de ellas padece de este síndrome. Los tumores son totalmente autónomos, es sostener, funcionan por su cuenta, por lo que el control de la mama hipófisis ejercido mediante la producción de ACTH es prácticamente inútil, y no influye en la excesiva escape de cortisol en dirección a el organismo.
  3. Glucocorticoides: este tipo de medicamentos generalmente son administrados para tratar o controlar problemas alérgicos o enfermedades inmunosupresoras; vienen en distintas presentaciones: hablado, parenteral y tópica, y igualmente pueden ser usados para distintas afecciones oculares, óticas y cutáneas. Estos fármacos usados de modo excesiva o en casos contraindicados pueden satisfacer el organismo de cortisol y simultáneamente frenar la actividad de las glándulas suprarrenales, reduciéndolas de tamaño, lo cual desata muchos problemas y complicaciones en diversos órganos del cuerpo, incluyendo los riñones. Es muy importante tratar con cuidado el síndrome de Cushing en perros iatrogénico, pues una reducción drástica de los glucocorticoides puede conducir a severos casos de diarrea, vómitos, colapso vascular e incluso la crimen. Incluso pueden producir síndrome de Cushing iatrogénico medicamentos con progesterona y sus derivados.
  4. Predisposición étnico: los tumores hipofisarios son mucho más comunes en perros de raza Caniche, Teckel, Bichón maltés, Schnauzer pequeño, Boston Terrier y Bobtail, generalmente perros pequeños (menos de 20 kilogramos). Razas como Yorkshire Terrier, Teckel, Pastor Germánico y Caniche enano, están predispuestas a sufrir de tumores suprarrenales. El uso contraindicado de los glucocorticoides asociado con el síndrome de Cushing en perros iatrogénico es más frecuente en los Pastores de los Pirineos, los labradores, los Bóxers y los Caniches.

La causa de la enfermedad debe ser definida lo más rápido posible, por lo que necesitaras la ayuda y el asesoramiento de un profesional veterinario, conveniente a que en cada uno de los estadios el tratamiento será diverso.

Síntomas

Muchos de los síntomas de este síndrome pueden ser confundidos fácilmente con los de el envejecimiento en los perros, y la mayoría de los dueños no suelen darse cuenta de las primeras señales que indican una desviación en el funcionamiento del organismo del can, por ello, debes estar muy atento. Estos síntomas son:

  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • Apetito insaciable
  • Micciones más que constantes (poliuria)
  • Sofoco o reducción de la actividad física
  • Jadeos excesivos, aun en estado de reposo
  • Cutícula flaca
  • Pérdida de pelo en el tronco, en los costados del cuerpo y la nalgas (alopecia simétrica)
  • Hinchazón intestinal muy prominente
  • Infecciones cutáneas secundarias (bacterianas o fúngicas)
  • Prurito (causado sólo por las sobreinfecciones)
  • Cicatrización retardada
  • Agrandamiento del hígado
  • Atrofia muscular
  • Pigmentación oscura en la piel

sintomas de cushing en perros

No todos los perros responden de la misma modo a la sobreproducción de cortisol, por lo que es muy probable que no muestre todos los síntomas que te acabo de indicar. Te recalco con insistencia que busques la ayuda de un veterinario, aunque al principio solo sospeches que son indicios de un envejecimiento frecuente.

Diagnostico

El proceso de parecer puede resultar muy extenso, pues insólito de los únicos síntomas que presenta el perro, el veterinario deberá realizar distintos exámenes y examen para ratificar si verdaderamente es Cushing o no. Entre estos están: examen de carácter, examen de orina, prueba de estímulo de ACTH, prueba de supresión con dexametasona, ultrasonidos, radiografía intestinal, placas de tórax, biopsia de la piel afectada, ecografías de las glándulas suprarrenales, tomografía computarizada.

No todos los examen serán realizados, algunos solo se realizan para descartar cualquier otra enfermedad o para determinar cuál es la causa principal que ha desencadenado la producción excesiva del cortisol, la cual obviamente conduce al síndrome de Cushing en perros. Normalmente al final de uno o dos días es posible diagnosticar la enfermedad.

Tratamiento

La tarea principal que deberá resistir a final el veterinario será discernir cual es la proporción certamen y exacta de medicinas reguladoras de los niveles de cortisol, conveniente a que esta es la secreto de toda la enfermedad, en cualquiera de sus presentaciones.

El tratamiento puede ser farmacológico (con medicamentos de por vida) o quirúrgico (extirpación del tumor hipófiso-dependiente o suprarrenal). Si admisiblemente es cierto que resulta tedioso un tratamiento de por vida, existen muchos riesgos a tomar en cuenta en caso de una extirpación quirúrgica, la cual podría resultar compleja y llena de condición secundarios, por eso, si tu perrito es un poco anciano te recomiendo el tratamiento farmacológico.

Seran ineludibles las visitas periódicas al veterinario, conveniente a que este será el encargado de atender el estado de las glándulas implicadas, y su estudio será mediante examen de carácter, según el resultado que arrojen, el profesional dirá si es necesario un ajuste o si el can se encuentra en buenas condiciones.

La medicina que actualmente se usa para tratar el Síndrome de Cushing en perros se ardor Vetoryl, y ha sido aceptado tanto para tratar tumores en la mama pituitaria como para las glándulas suprarrenales; y si admisiblemente es cierto que existen algunos condición secundarios y contraindicaciones, su seguridad y poder ha sido demostrada en diversos estudios.

Otro fármaco aceptado para este tipo de enfermedades es el Anipryl, pero este solo puede ser administrado en casos de tumores hipófiso-dependientes, igualmente es muy seguro y no presenta ninguna complicación.

Otro tratamiento independiente pero no muy recomendado es el que está a almohadilla de Lysodren, un medicamento usado normalmente para la quimioterapia en humanos. Su establecimiento es muy riesgosa, conveniente a que los perros reaccionan de modo muy distinta delante los fármacos para uso humano.

Aunque es una alternativa legal, lo mejor es tratar la enfermedad con medicamentos probados en perros. Por otro flanco, te remembranza que tu décimo activa y responsable juega un papel fundamental a la hora de tratar el síndrome de Cushing, pues, aunque tengas a tu disposición las mejores medicinas, si no existen los debidos cuidados y la vigilancia veterinaria, la establecimiento de cualquier tratamiento será en vano.

Si para ti es solícito administrarle la debida tratamiento a tu perrito y llevarlo a sus consultas y a sus examen de rutina, para él será de lo mejor, pues recuperara su vigor y fortaleza.

Consejos que debes seguir al tratar el Síndrome de Cushing en perros

NO DEBES dividir nunca las capsulas o pastillas, en caso de que el tratamiento sea por vía hablado

NO DEBES darle a tu mascota una dosis doble, si alguna se te olvido solo sigue con la fórmula en el horario frecuente del día posterior.

NO DEBES cuidar la tratamiento si tu perro tiene el estómago malogrado. Una buena viandas será fundamental para apuntalar la unión de dicho medicamento

NO DEBES cambiar la dosis prescrita sin el consentimiento del veterinario

NO DEBES tocar las capsulas  si te encuentras en estado de buena esperanza o lo sospechas

NO DEBES interrumpir el tratamiento solo por el hecho de ver una mejoría en el estado de vigor del can, recuerda que este tratamiento es de por vida, conveniente a que solo controla la producción de la hormona cortisol, mas no cura por completo la enfermedad. Solo debes detener el uso de la tratamiento cuando el médico veterinario lo recomiende o cuando tu mascota se enferme de alguna otra patología.

SI DEBES lavarte las manos luego de administrarle el tratamiento al can enfermo

SI DEBES darle la tratamiento al perro en las mañanas con su respectivo alimento

SI DEBES resistir periódicamente a tu mascota al centro veterinario para revisar y controlar su estado de vigor

SI DEBES tener en cuenta el consumo de agua, el número de las micciones y el peso de tu perro ayer de comenzar el tratamiento farmacológico, así te será más sencillo monitorear su mejoría durante este tiempo.

SI DEBES ser muy atento durante el tratamiento, conveniente a que las mejoras se presentan de modo paulatina y a veces es muy difícil notarlas. Te recomiendo tomar fotos constantemente para asi tener datos fidedignos y exactos que te servirán a ti y por ende al veterinario.

SI DEBES ponerte en contacto con un profesional si ves alguna reacción desfavorable a la tratamiento, como errata de apetito, diarrea, vómitos, sopor, depresión, etc.

¿Por qué es importante tratar a tiempo el Síndrome de Cushing en perros?

Como te dije anteriormente, la sobre producción de cortisol por parte de la mama pituitaria o las suprarrenales, o como consecuencia de una mala establecimiento de glucocorticoides, tiene un impacto muy cenizo en el organismo del can, y si no es tratada a tiempo puede aumentar las probabilidades de que el perro sufra de otras enfermedades graves como:

  • Presión arterial ingreso
  • Inflamación del páncreas o pancreatitis. (Si quieres entender más acerca de la pancreatitis en perros solo debes hacer Click aquí)
  • Diabetes
  • Inflamación o infección de la vesícula biliar
  • Daños e infecciones en los riñones y el tracto urinario
  • Altos niveles de proteína en la orina
  • Infecciones graves en la piel y en los oídos
  • Tromboembolismo pulmonar (coágulos de carácter que se desarrollan en uno o en los dos pulmones)

La anciano parte de estas afecciones son crónicas y dejan lesiones irreparables, por eso te repito la importancia de detectar y tratar a tiempo este síndrome. Y si a tu perrito ya le han recetado una tratamiento, no la interrumpas, que ya haya empezado el tratamiento no significa que delante cualquier dejadez de la medicina, pueda retornar a recaer y desarrollar cualquier de estas enfermedades.

¿En que tiempo se notan los cambios?

Este periodo de recuperación ira dependiendo de cuales hayan sido los síntomas que el veterinario se dispuso a atacar con la tratamiento. Generalmente las dolencias como el sopor, el aumento del apetito y de la sed y las micciones frecuentes desaparecen durante las dos primeras semanas del tratamiento. Por otro flanco, los demás síntomas más severos como la pérdida del pelo, el oscurecimiento de la piel y la hinchazón en el estómago pueden tardar un poco más de tiempo, por lo marcial, en torno a de 3 a 6 meses.

Cualquiera sea el caso de tu mascota deberás tener paciencia, desesperarse por ver una pequeña mejoramiento en un tiempo irrazonable no servirá de torpeza, lo mejor es que sigas las indicaciones del veterinario lo mejor que puedas, solo él puede ayudar a mejorar su integridad física.

Expectativa de vida

Como admisiblemente sabes, el síndrome de Cushing en perros puede ser tratado de dos maneras, de forma farmacológica y de forma quirúrgica. Aun si decides someter a tu mascota a una operación de tal magnitud y superando los pronósticos sobrevive, su expectativa de vida será muy buena. Y si más admisiblemente, optas por un tratamiento farmacológico de por vida, la expectativa de sobrevivir será igual de buena que en el caso de realizar una intervención quirúrgica.

Aproximadamente 2 o 3 abriles más podrás seguir disfrutando de la compañía agradable de tu querida mascota. Si aun así te parece muy poco tiempo, recuerda que esta es la enfermedad de los perros viejitos, aunque no llegara a sufrir de alguna otra patología, su expectativa de vida sería prácticamente igual, pues en el mundo canino, los abriles se llevan de forma distinta y normalmente una vida plena y larga para ellos duraría 10 o 12 abriles.

expectativa de vida con cushing

¿Por qué no es posible organizar el Síndrome de Cushing en perros?

Debes tomar en cuenta que esta enfermedad en totalmente benigna, es sostener, que está producida por una anomalía del organismo inútil de predecir. Por lo tanto, no existen hábitos de viandas y de vida que reviertan o eviten la aparición de una patología endocrina como esta.

Lo mejor que podrías hacer, y lo más recomendado, seria detectar y tratar en tempranas instancias el síndrome, claro, siempre con la ayuda y supervisión de un veterinario. Única y exclusivamente de esta forma lograras mejorar la calidad de vida de tu querido compañero.

Aunque es una enfermedad prácticamente incurable, existen muy buenos pronósticos de que el can siga teniendo una vida plena y llena de alegrías. Suma a tu mascota a ese número de canes que han podido ingresar la batalla contra esta enfermedad, y encima, súmale más abriles felices a la vida de tu amigo perruno con tus responsables y amorosos cuidados que tanto valen para él.

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario