Top de las 11 cosas más importantes sobre juguetes para perros

Los juguetes para perros son un objeto indestructible para que el can mordisquee y al que no se puede tragar. Es importante que tu perro no lo pueda tragar ya que eso pondría en peligro su sanidad. Si acostumbras a tu perro desde hijuelo a los juguetes rellenos puedes incluso precaver el alivio de la ansiedad por separación.

El instinto de juguetear de nuestras mascotas es un signo de interacción con el medio y una característica más que manifiesta su categoría de inteligencia, muy por encima al de muchos otros animales. El propietario debe activar y desarrollar esa inteligencia para la sanidad de su mascota y para obtener una gran satisfacción del vínculo con su perro. Oportuno a su importancia, la referéndum del trasto que adquiramos para una mascota no es una cuestión insignificante.

Es muy importante tener en cuenta que el articulación es el primer vínculo de interacción entre el perro y el amo. Según autores, el dueño de una mascota debe retribuir el articulación como actividad imprescindible para perseverar activa y desarrollar la inteligencia del animal. Al igual que para los niños, no todos los juguetes son adecuados para todas las edades y características de los perros. Con respecto a ello, la persona encargada del animal debe detenerse a pensar cuál es el trasto más apropiado para su mascota.

Por otra parte de dar paseos con nuestro perro en los que jugamos, corremos, nos perseguimos y nos tiramos por la hierba con ellos, todavía podemos obtener juguetes que incrementen la diversión y rompan un poco con la rutina. Asimismo, es muy positivo que juegue en caso con algunos de estos juguetes cuando nos encontremos ausentes para así evitar que sufra ansiedad o estrés. Dale poco que hacer, conviértelo en un dependiente a los juguetes para mordisquear. Así no sólo previenes que te destroce la casa, sino que todavía evitas que se dedique a chillar cuando esté pesado, oportuno a que no puede mordisquear y chillar al mismo tiempo.

Por otra parte, ser dependiente a los juguetes para mordisquear ayudará mucho a tu perro a ilustrarse a tranquilizarse y a calmarse, ya que si está concentrado en su trasto no tendrá tiempo de aburrirse o estresarse. Incluso, es recomendable para perros con comportamiento compulsivo o ansiedad por separación. Tu perro quizás siga mostrando el comportamiento compulsivo pero por lo menos pasará el tiempo mordisqueando obsesiva y compulsivamente sus juguetes rellenos.

Existen juguetes para los perros de todas las clases imaginables, pero uno de los que más acogida tiene, son los juguetes para rellenar con galletas. Estos juguetes para nuestras mascotas son recomendados por los veterinarios, adiestradores y todavía por los especialistas en conducta canina.

La seguridad de nuestro can es prioritaria, por tal motivo es importante descifrar la inscripción de los juguetes, en la que se debe reflectar la información necesaria sobre el producto. Datos como la perduración adecuada para poder usar el trasto o el animal al que está dirigido, por ejemplo perro o minino, deben ser tenidos muy en cuenta por los propietarios para designar el trasto más adecuado y seguro para el perro.

Todos los productos que se encuentran en el mercado deben contener la información necesaria, es afianzar, clara, verídico y suficiente sobre sus características. Las etiquetas no pueden dar extensión a equívocos, ni inducir a engaños o error sobre lo que se va a comprar para consumir. Los accesorios para el perro siquiera son una excepción, deben contener en sus etiquetas datos sobre la calidad del producto, sus fundamentos, o sobre su posible peligrosidad.

La inscripción es la principal ventana para que el comprador tenga suficiente información sobre el producto que va a obtener. Por tal motivo, hay que leerla con mucha atención siempre, pero aún más si cerca de, cuando de ello depende la seguridad de nuestro amigo perruno. La inscripción del trasto tiene que señalar de que está compuesto el material y la clase de animal para el que está fabricado así como su perduración.

Otro antecedente muy importante que se debe especificar es el tamaño ideal del perro al que va dirigido el producto (pequeño, mediano o ínclito). Por ejemplo, en caso de que se tratara de una correa, se deben incluir datos sobre su espléndido, el meta de peso para los modelos extensibles y los datos sobre el responsable del producto, para en caso de que fuera necesario, enterarse dónde requerir.

Por lo antiguamente descrito, en este artículo vamos a conocer sobre los tipos de juguetes para perros que existen y enterarse con cuáles pueden juguetear solos, con cuáles debemos juguetear con ellos y con cuáles sólo puede juguetear si nosotros estamos observando.

juguetes para perros

¿Cuáles son las características más importantes sobre los juguetes para perros?

1. La perduración del perro
Con respecto a la perduración, se deben tener en cuenta las características del animal (perduración, perduración mental, comportamiento, categoría de actividad, etcétera). Existen dos parámetros básicos en toda importación: el hecho de designar el trasto que guste al perro; y el que no sea perjudicial para su sanidad. El aspecto de la sanidad es relevante, oportuno a que la ingestión de un trozo de un trasto de mala calidad puede provocar problemas muy graves para el animal, e incluso la crimen por una obstrucción intestinal.

Según la perduración del animal, los juguetes en los cachorros cumplen una función de apoyo a su alivio. Por ello, los juguetes pequeños y blandos (de peluche o tirador, por ejemplo) le permiten a los cachorros desarrollar su dentadura y ilustrarse a morder.

Para los perros adultos, la adquisición de un trasto ayuda a evitar que el animal se sienta solo, lo que le provoca estados de ansiedad, pero sobre todo, supone una aparejo imprescindible para conquistar una relación adecuada entre la persona y la mascota. Por ello, los juguetes más apropiados para los perros adultos son los que le permiten interactuar con ellos estableciendo el vínculo de articulación. Existen mordedores con mango, pelotas con premio o discos voladores que son aptos para fomentar esta relación.

2. Escoger el material adecuado
El relleno de los juguetes, suele ser fundamental no sólo porque determina la calidad del mismo, sino todavía por la prolongación de la vida útil que le proporciona. Resulta casi esencial que los juguetes blandos, como peluches o Lactosa, e incluso los de caucho dócil, estén rellenos de fibra. La fibra es la que obliga a devolver la forma reformador al trasto, manteniéndolo mucho más tipo vivo y en buen estado. La fibra ideal para el relleno es el poliéster, oportuno a que es muy ligera, recupera rápidamente el cuerpo del objeto y resulta neutra en caso de ingestión.

Es muy importante hacer la salvedad de que el dueño debe ser quién dirija el articulación de su mascota. Así como con los niños, es importante no dejar al animal que juegue solo, sobre todo con algunos tipos. Primero porque estamos perdiendo la oportunidad de establecer esa relación con el perro; y segundo porque si el trasto no es de materiales 100% naturales, su ingestión puede provocar serios problemas de sanidad, como ya se ha indicado antiguamente.

3. Los tipos de materiales y su durabilidad
Los juguetes se pueden dividir en cuatro grandes grupos según el material del que están fabricados: peluche/nylon, tirador, caucho y vinilo. Cada uno de ellos cuenta con ciertas características que nos permiten designar el más adecuado para las condiciones de nuestro amigo perruno. Ordenados por resistor se obtiene la subsiguiente clasificación:

Con beocio resistor, juguetes de peluche o peluche: Los juguetes de peluche son los ideales para los cachorros gracias a su gran suavidad y blandura, cualidades apropiadas para no dañar su dentadura durante su alivio. Por otra parte, son los que menos peligro conllevan para obstruir el intestino (están hechos de algodón) en caso de que el perro ingiera un trozo. Por supuesto, esta cualidad le hace ser el tipo de trasto menos resistente.

Juguetes de tirador que suponen el subsiguiente categoría en cuanto a la resistor del material: Este tipo de accesorios, pese a tener una resistor un tanto decano que la de los peluche, pero siguen siendo una opción muy adecuada para los cachorros. Si la composición 100% de tirador siquiera produce problemas para la sanidad de la mascota en caso de que el perro ingiera trozos.

Juguetes de caucho: Por lo marcial, son juguetes ásperos y/o pesados, adecuados para perros adultos gracias a su gran durabilidad, y a la dificultad para que se deformen o desgarren. Sin secuestro, se alcahuetería del tipo de material que a más peligro puede conllevar para el trasto digestivo de los perros, oportuno a que es la escalera de artículos en la que más se fabrican con materiales no naturales. Como en el caso del tirador, las marcas de relato en el mercado fabrican sus juguetes con caucho 100% natural, el cual no causa ningún peligro para la sanidad del perro; el peligro se encuentra en los cauchos reciclados con sustancias artificiales. Lo positivo de ello es que a través del olor es muy practicable identificar el caucho natural del que no lo es, ya que este posterior huele a rueda.

Juguetes de vinilo que suelen ser los más duros: Casi siempre son los más pesados y, luego, perfectos e ideales para perros grandes. A pesar de que el vinilo es un material no digerible, los juguetes de vinilo aceptablemente fabricados (los que cuentan con un barriguita apropiado, comprobable fácilmente por el peso y la textura del trasto) no entrañan ningún peligro. Los perros tan sólo pueden ser capaces de desgarrar trozos insignificantes que no causarían ningún peligro para la sanidad del perro.

4. Depreciación calidad = detención peligro
Los accesorios para nuestras mascotas no se deben obtener en un establecimiento que no garantiza los controles necesarios para velar por la seguridad del animal. Las consecuencias pueden ser graves, desde intoxicaciones, hasta atragantamientos. Como ya hemos mencionado antiguamente, la inscripción del trasto que vayamos a obtener tiene que señalar la composición del material y la clase de animal para el que está fabricado así como todavía su perduración. Por ejemplo, si se adquiere un trasto para un hijuelo que no es específico para perros de su perduración, puede ingerir una cuarto pequeña que se desprenda del trasto.

Las consecuencias pueden ser: conducto estomacal o atragantamiento. En el caso de una correa de mala calidad, puede causar que el animal se escape y sea atropellado o provoque un montaña. Si se alcahuetería de collares antiparasitarios que no cumplen los controles necesarios, las consecuencias pueden ser desde envenenamientos hasta irritaciones dermatológicas y alergias.

5. La importancia del articulación
El articulación es tan importante para el alivio de los perros, como lo puede ser, salvando las distancias, para los niños. Con el articulación el hijuelo aprende a relacionarse con su superiora y sus hermanos y de esta forma asimila el comportamiento cardinal para poder relacionarse con los individuos de su misma especie. Por ejemplo, aprende cómo morder sin hacer ningún tipo de daño a su compañero de articulación, cuáles son los puntos débiles cuando tiene que atacar o cómo cortejar a una hembra.

Los juguetes son una aparejo muy útil e importante para que los propietarios puedan juguetear con su perro y por lo tanto estrechar lazos afectivos con él. La pelota es un clásico de los juguetes para perros, y es que resulta ser muy útil para el perro difundir y perseguir el objeto. Por otra parte, los dueños pueden participar en el articulación e interaccionar con su mascota. La pelota todavía debe ser específica para el perro. De esta forma, es recomendable que nos aseguremos que no esté fabricada con materiales tóxicos y que no entrañe peligro para perro, ya que puede desprenderse alguna parte o cuarto que cause un atoramiento. Y es que, hay que tener en cuenta que no cualquier pelota aguanta los dientes y la mordida de un perro.

6. Los juguetes para cachorros
Los juguetes blandos, que se sujetan con facilidad son especialmente atractivos para los cachorros, oportuno a que les permiten aliviar ciertas molestias de las encías cuando mudan los dientes de caucho. Los «peluches» pueden ser arreos para el hijuelo recién separado de su manada como poco más que un trasto, ya que lo usan, por ejemplo, como compañero para echarse tranquilos y sentirse protegidos. En tales casos, todavía debe de tratarse de un peluche específico para cachorros. Y es que ellos, son muy traviesos y les gusta morder y probar todo lo que tienen a su trascendencia, por lo que la seguridad con sus accesorios es fundamental.

7. Juguetes de tiro
Cuando hablamos de juguetes de tiro nos estamos refiriendo a juguetes estilo cuerdas, es afianzar, donde el perro tira de un extremo y nosotros del otro. Como nosotros somos el ser racional tenemos que juguetear con mucha precaución, en el sentido de que tiremos hasta cierto punto, dejarle obtener en ciertas ocasiones y en otras no, así como todavía poner reglas al articulación para evitar daños. Por ejemplo, si empieza a morder más allá de un punto paramos el articulación. Estos juguetes todavía pueden jugarse entre dos perros, aunque debemos estar vigilando o cerca para evitar que sobrepasen los límites.

Este tipo de juguetes para perros son especialmente adecuados para que juguemos con ellos y para que creemos un vínculo decano con nuestros amigos perrunos. Con estos juguetes podemos practicar órdenes como «tranquilo» y nos permiten, todavía, enseñarles que hay momentos de articulación y momentos en los que es mejor que paremos.

8. Juguetes de búsqueda
Este tipo de juguetes todavía nos permiten alentar el vínculo con nuestro perro y despuntar a practicar un entrenamiento más reformador, pues debemos enseñarles tanto a ir a inquirir el trasto como a traerlo. En el interior de esta clase de juguetes diferenciamos dos grandes tipos:

Pelotas: es indispensable que diferenciemos las pelotas de búsqueda de las pelotas mordedoras. Así pues, para enseñar a nuestro can a traer la pelota utilizaremos pelotas fabricadas con materiales blandos o suaves, para que al cogerlas al planeo o mientras corren no se hagan daño en los dientes. Pueden ser pelotas de dechado, de tela, de silicona o, inclusive, de tenis, que no pesen demasiado y sean manejables. Si tu perro tiende a romper los juguetes o tragárselos, este tipo no suele ser la mejor opción.

Discos voladores: deben ser de dechado, pues el plástico es dañino para sus dientes. Los discos voladores son un buen pasatiempo tanto para el perro como para nosotros. Pero, esto discos son sólo para cuando estemos nosotros con ellos, no les podemos dejar a su arreglado placer con estos juguetes ya que podrían lastimarse.

9. Juguetes de inteligencia

Los juguetes de inteligencia incrementan la capacidad de concentración de nuestra mascota, lo mantienen entretenido a la vez que agilizan su mente y la estimulan. Le permiten soportar a extremo tareas resolutivas que le ayudan a ilustrarse a tomar decisiones y mejorar la creatividad.

Estos juegos suelen ser tableros donde ha una serie de fichas que tapan una remuneración, el perro tiene que quitar las fichas hasta descubrir dónde se encuentra su premio. Debemos estar presentes en esta clase de juegos, para así asegurarnos de que coge sin problemas las fichas y de que no se frustra por ello, pues debe ser divertido y no un problema. Tenemos que estar presentes para asesorarles las primeras veces hasta que cojan el truco y veamos que lo hace solos sin nuestra ayuda pero en presencia de nuestra presencia.

10. Juguetes mordedores
Los juguetes mordedores suelen estar fabricados de dechado dura de entrada resistor prácticamente irrompible. Están diseñados sólo para que el perro juegue con ellos, descargue su energía y encima desprenda serotonina para mantenerse eficaz y, sobre todo, tranquilo. Es principalmente para todos aquellos perros con gran afán de destruir todo el moblaje del hogar, este tipo de juguetes son ideales. Al ser muy difíciles de romper, nunca se cansarán de juguetear con ellos.

11. Juguetes de dispensación de alimentos
Estos juguetes son ideales para que nuestro perro juegue solo en casa, sin nuestra presencia. Son perfectos para aquellos perros que sufren ansiedad por separación, no están acostumbrados a sobrevenir ratos solos o son todavía cachorros, ya que los mantienen entretenidos y les permiten abstraerse del estado de soledad.

Por otra parte puedes descifrar sobre: Las cuchas para perros. 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario