Vacunas Que Debe Tener Tu Perro – Lo Que Debes Saber!

La inoculación de los perros es una de las cosas más importantes para así proporcionarle una vida saludable. Determinar el ¿Por qué? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? Y ¿Cómo? de las vacunas es un poco complicado y en muchas ocasiones varía de perro a perro. En el seguido artículo te mostraremos cuáles son las vacunas que necesita tu perro. ¡No dejes de leerlo!

Un perro recién nacido no es inmune a las enfermedades, sin incautación si tienen algunos anticuerpos que lo protegen, estos anticuerpos los obtienen de la mortandad de la principio a través de la placenta. Asimismo, incluso obtiene anticuerpos de la caseína materna, la cual es proveniente de la perra a partir del inicio del hijo y durante 36 a 48 horas, este caseína es conocida como calostro. Posterior a este periodo el hijo no va a seguir recibiendo más anticuerpos a través de la caseína de la principio.

Todos los anticuerpos que son derivados de la principio, ya sea a través de la mortandad o del calostro, se llaman anticuerpos maternos.

Yuxtapuesto a destacar que el hijo sólo recibirá los anticuerpos contra las enfermedades para las que la principio había sido vacunada recientemente. Por ejemplo, si la principio no había sido vacunada contra el parvovirus u otro, el hijo no tendrá los anticuerpos contra el parvovirus, el cachorros entonces sería susceptible a desarrollar una infección por parvovirus.

A que momento debo inmunizar a mi perro

La momento en la que el hijo debe ser vacunado es proporcional a la cantidad de anticuerpos que obtuvo de su principio. Si el hijo posee elevados niveles de anticuerpos maternos presentes en el flujo rojo, los mismos bloquearán la efectividad de una vacuna, pero cuando los niveles de anticuerpos maternos han bajado lo suficiente la inmunización de una vacuna empieza a trabajar.

Los anticuerpos maternos en la mortandad del hijo estarán presentes durante varias semanas. Existe un periodo de tiempo de varios días a varias semanas en que los anticuerpos maternos son muy bajos para proporcionar protección contra cualquier enfermedad, pero incluso pueden ser demasiado altos para permitir que la vacuna funcione, este periodo es conocido como ventana de susceptibilidad.

La duración de la ventana de susceptibilidad es distinta en cada camada y la momento en la que los cachorros son capaces de replicar a una vacuna y desarrollar la protección (ser inmunizados) chancleta un periodo amplio de tiempo.

Por lo popular, los cachorros comienzan su calendario de inoculación más o menos de la 6ta a 8va semana de vida y se les aplican refuerzos cada 2 a 3 semanas hasta que éstos tengan más o menos de 4 meses, luego de esto se debe revacunar anualmente.

La inoculación es de vitalista importancia y sirve para ayudar a proteger la sanidad de tu hijo contra las enfermedades comunes y peligrosas como la que te mostraremos a continuación.

vacunas que necesita tu perro

¿Qué es la inoculación?

La inoculación consiste en la inoculación de una sustancia (fracción de un virus, microorganismo, etcétera), en el organismo, que reacciona frente a ella creando defensas (anticuerpos).

El tipo de vacunas y la frecuencia suele variar según los hábitos la zona geográfica en donde se encuentre.

¿Cuándo apuntar a inmunizar a un perro?

El momento para iniciar la inoculación es sumamente importante, ya que los anticuerpos maternos que han atravesado la barrera placentaria al mamar no duran toda la vida y van disminuyendo poco a poco luego del inicio. Si el perro es vacunado prematuramente puede interferir en la efectividad la vacuna, pero si es vacunado demasiado tarde el animal estará un cierto tiempo sin protección.

Principales vacunas que necesita tu perro

Hay diferentes tipos de vacunas que protegen frente a más o menos enfermedades. La más conocida y popular es la “Trivalente” lo cual protege frente al moquillo, leptospirosis y hepatitis vírica.

Otra vacuna muy usada es la “tetravalente” que es similar a la trivalente y encima lleva la fracción de Parvovirus.

Otra vacuna que incluso es muy usada y conocida es la de la Furor, y otras poco conocidas y incluso más recientes son la del Herpesvirus canino, la de la Piroplasmosis, y la vacuna frente a la Bordetella bronchiseptica y Pasteurella Multocida (componentes bacterianos oportunistas de la tos de las perreras).

Enfermedades por la que tu perro debe ser vacunado:

Furor:

Es una enfermedad de origen vírico que afecta principalmente el sistema nervioso de los animales.

Transmisión

El virus se puede notar en la saliva del perro infectado y contagia la furor mordiendo a otro animal o a una persona, una vez que ya esté infectado con el virus, este viaja por el sistema nervioso periférico hasta alcanzar al sistema nervioso central. En otras ocasiones esta enfermedad se puede transmitir por contacto de la saliva que contenga el virus con la piel cortada. Las infecciones que son transmitidas por ventilación incluso pueden ocurrir en lugares confinados como lo son las cuevas de murciélagos.

Todos los animales de mortandad caliente son susceptibles de contraer furor y otros pueden servir como reservorios naturales del virus. Entre estos encontramos el zorro y el mapache así como los murciélagos.

Signos y síntomas

Los síntomas tempranos pueden alcanzar la fiebre, inquietud o comportamiento desencajado, salivación en exceso, conducta agresiva, imposibilidad de tragar (no pueden tomar agua), pupilas dilatadas, entre otros. Más tarde, durante el curso de la enfermedad, pueden presentar parálisis, temblores musculares y convulsiones seguidas por la homicidio. Adecuado a que la furor es usualmente mortal y puede ser transmitida al hombre, la mayoría de los estados poseen leyes que requieren que los perros sean vacunados obligatoriamente contra la furor.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 12-24 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 48 semanas de momento.

• Revacunación: anual, bianual o trianual.

Parvovirus:

El parvovirus suele ser una de las enfermedades contagiosas más frecuentes en los perros. En algunos países la catalogan como la enfermedad canina más popular.

El parvovirus es causado por un virus que lleva el mismo nombre. Esta enfermedad afecta el tracto digestivo de los canes y incluso puede afectar el músculo cardíaco en cachorros muy jóvenes.

Este virus fue identificado en el año 1978 y desde entonces se han incompatible cepas mutantes del virus. Aunque existe una vacuna para aprestar la enfermedad, algunos perros vacunados se pueden fastidiar.

Transmisión

El parvovirus canino se transmite a través de las heces de perros infectados. Adecuado a que el virus es muy resistente a condiciones ambientales adversas, puede permanecer velado en el dominio e inclusive por más de cinco meses.

El virus del parvovirus puede incluso encontrarse en superficies y objetos que han estado en contacto con heces infectadas, tales como las suelas de los zapatos.

Otros animales como los insectos y los roedores, pueden servir como vectores de transmisión del parvovirus canino.

Signos y síntomas

Los síntomas del parvovirus canino pueden variar en intensidad para cada perro. Los canes adultos suelen ser un poco más resistentes a la enfermedad y es muy frecuente que no presenten síntomas notables. Por el contrario, los cachorros menores de seis meses son enormemente susceptibles al parvovirus y es popular que mueran si se contagian de esta enfermedad.

Los síntomas del parvovirus canino son: diarrea, vómitos, deshidratación y heces con mortandad (que pueden ser vistas como heces oscuras). Adecuado a la elevada deshidratación del perro o hijo, la homicidio suele ocurrir entre las 48 y las 72 horas desde que ocurren los primeros síntomas.

En casos más graves, el parvovirus produce una disminución de los glóbulos blancos.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 6-8 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 10-12 semanas de momento.

• Revacunación: anual.

Coronavirus:

Es una infección vírico y enormemente contagiosa del tracto intestinal. El CVC es la segunda (luego del parvovirus) causa de diarrea en cachorros. Es una enfermedad intestinal específica en perros y se encuentra incluso tanto en los perros silvestres como domésticos en todas partes del mundo. La enfermedad ha estado presente desde hace décadas, y la gran mayoría de los perros domésticos poseen anticuerpos medibles de CVC. Lo cual significa que fueron expuestos al virus en algún momento de sus vidas o fueron vacunados cuando eran cachorros y aun cuentan con la protección desde el momento que se vacunaron.

Transmisión

La transmisión de este virus ocurre de perro en perro a través de contacto con excrementos infectados, o incluso se puede transmitir por los zapatos, ropas, alimento, canastas portátiles, tazones de agua y muchos otros objetos.

El estrés suele aumentar la susceptibilidad a la infección por coronavirus canino, por lo tanto, los perros que entrenan intensamente, viven en condiciones insalubres y en manadas grandes o que pasan un espacioso tiempo en lugares donde hay demasiados perros, están en envejecido peligro.

Al igual que el parvovirus, el coronavirus puede afectar a los perros en todas las edades, pero son particularmente devastadoras para los perros cachorros. El trato inmediato por parte de un veterinario para estas enfermedades es sumamente esencial.

Signos y síntomas

Se muestra un aumento de la temperatura a 40 °C. Encima, se puede presentar anorexia, diarrea con mortandad, usualmente con muy mal olor, vómitos, deshidratación y válido dolor intestinal. Estos síntomas pueden ser muy parecidos a los del parvovirus, pero en este caso la gastroenteritis es menos severa, y en algunos casos las diarreas son menos frecuentes, o nulas, o en todo caso puede retrasarse más días la presencia de la diarrea con mortandad. Al presentar estos síntomas, lo más probable es que el veterinario le haga un examen para así descartar la presencia de parvovirus, oportuno a que es lo más usual, pero se debe estar alerta que podría ser la coronavirus canino, ya que la proceso es más lenta.

Advertencia importante: Adecuado a que el parvovirus canino puede sobrevivir unas cuantas semanas en superficies contaminadas, debe tenerse mucho cuidado al colocar a los cachorros donde ha habido infección de parvovirus. Encima, es recomendable introducir sólo los cachorros que han sido vacunados y sólo luego de una completa desinfección del sitio.

¿Cuándo debe ser vacunado? – Vacunas que necesita tu perro

Te sugerimos seguir los consejos de tu veterinario para el software de inoculación de estas enfermedades.

Moquillo Canino:

El moquillo, incluso conocido como distemper canino, es una de las enfermedades más contagiosas, comunes y letales para los perros.

El moquillo afecta al maquinaria digestivo y el maquinaria respiratorio de los perros. En casos más graves, incluso puede afectar al sistema nervioso.

Transmisión

El virus del moquillo puede ser transmitido de un perro a otro a través del contacto en el medio dominio contaminado. Por lo popular, el virus del moquillo se desparrama como una infección en el ventilación. Consecuentemente, la inoculación suele ser el único control efectivo.

Signos y síntomas

Los signos de aviso pueden alcanzar errata de apetito, fiebre, secreción suave de los luceros, sopor o depresión. Estos signos tempranos pueden ser seguidos por una severa secreción nasal y visual, pulmonía, diarrea y convulsiones.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 6-8 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 10-12 semanas de momento.

• Revacunación: anual.

Hepatitis:

La hepatitis en perros es producida por una inflamación del hígado, que puede estar ocasionada por una mala nutriente o por una exposición reiterada a diferentes tóxico, lo que afecta progresivamente al hígado y puede alcanzar a causar un daño crónico.

Cuando el daño hepático ha afectado a las funciones de este importante víscera podremos observar signos más graves que indican un mal funcionamiento ya no del hígado, sino de todo el organismo.

Transmisión

El contagio es producido por contacto directo con animales enfermos que eliminan el virus por todas las excreciones y secreciones corporales, sobre todo por la orina donde se puede encontrar virus hasta 6 a 9 meses pos infección.

Incluso se pueden contagiar los animales por contacto indirecto con fómites contaminados, incluyendo herramientas para la nutriente y las manos.

Los ectoparásitos pueden hospedar al virus y por lo tanto pueden participar en la transmisión natural de la enfermedad.

Signos y síntomas

Los signos tempranos son parecidos a los del moquillo: pérdida del apetito, depresión, fiebre, vómitos y diarrea. Otros síntomas incluso incluyen una secreción nasal y visual, hemorragia descontrolada, moretones de la piel o dolor cuando se presiona el panza. La enfermedad se puede controlar a través de un software de inoculación planeado por su veterinario.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 6-8 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 10-12 semanas de momento.

• Revacunación: anual.

Tos de las perreras:

Incluso conocida como “Tos perruna” y médicamente convocatoria Traqueo bronquitis Infecciosa Canina. Es una enfermedad vírica y contagiosa provocada por la microbio Bordetella Bronchiseptica, que principalmente afecta a los perros. Afecta al sistema respiratorio y estrechamiento, causando una gran cantidad de tos sequía.

No es una enfermedad peligroso pero hay que tratarla con respectiva prescripción para así terminar con ella de forma efectiva.

Transmisión

Lo más frecuente es que la tos de las perreras se desarrolle en sitios donde habite un número importante de perros. En estos casos, controlar la enfermedad resulta mucho más difícil que cuando se alcahuetería de un caso particular y arrinconado.

Al igual que sucede con la refrigeramiento, esta patología se contagia por vía nasal y vocal, al momento de inhalar o despedir los agentes bacterianos y/o víricos. De esta forma, cuando un perro enfermo expulsa los gérmenes patógenos mediante las secreciones respiratorias, otro sano que se encuentre cerca de él puede obtenerlos y comenzar a desarrollar la enfermedad.

Los cachorros menores de 6 meses de vida son mucho más susceptibles de padecer esta enfermedad. Especialmente si adoptamos a un perro que ha estado expuesto a situaciones importantes de estrés, como estar encerrado en una caja, deberemos tener un exclusivo cuidado y estar al irresoluto si presenta alguno de los síntomas que a continuación te detallamos.

Signos y síntomas

Detectar la tos de las perreras suele ser muy sencillo. Los perros que presentan este problema tosen de forma muy continua, en la mayoría de las ocasiones con una tos asaz sequía, casi rasposa. Encima, incluso pueden producir vómitos o segregación de flemas, oportuno a la tos excesiva que causa la enfermedad, que llega a irritar la estrechamiento en exceso.

Si tu perro tose mucho más de lo habitual, y su tos es muy sequía, posiblemente esté contagiado de la tos de las perreras. Los vómitos no son a causa de problemas estomacales, sino a la propia irritación que sufre la estrechamiento. Lleva a tu perro al veterinario en estos casos para que así le suministre el tratamiento correspondiente.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 6-8 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 10-12 semanas de momento.

• Revacunación: anual.

Leptospirosis:

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa aguda causada por un microrganismo del mercancías Leptospira, que afecta al hombre, animales domésticos (gatos, perros, heroína, bovinos, cerdos, etcétera) roedores y animales silvestres (aves, mamíferos, peces y reptiles).

Transmisión

Esta enfermedad puede ser contagiada por contacto con otros animales infectados mediante su orina, por lo popular, cuando existen abrasiones o soluciones de continuidad en la piel. Encima, puede acaecer una transferencia venérea y placentaria, así como a través de heridas por mordedura o ingestión de tejidos infectados.

Incluso se puede contagiar de forma indirecta por distintas vías como roer objetos contaminados con orina o tierra que presentan leptopiras. Incluso por tragar agua u orina contaminadas, relamer órganos genitales de canes infectados, alimentos o ropa contaminada.

La transmisión indirecta de este problema puede aumentar cando los factores del dominio que favorecen la supervivencia de Leptospira son óptimos.

Signos y síntomas

Los primeros síntomas que se presentan son fiebre, deshidratación, dolor muscular, pérdida del apetito y vómitos. En el interior de uno o dos días del inicio de los primeros síntomas, la temperatura suele desmontar considerablemente, la respiración se torna un poco difícil y se nota rigidez particularmente en los miembros posteriores.

¿Cuándo debe ser vacunado?

• Primera inoculación: 6-8 semanas de momento.

• Segunda inoculación: 10-12 semanas de momento.

• Revacunación: anual.

Pautas de inoculación en perros

Este calendario suele ser simplemente una orientación, oportuno a que su veterinario será la persona que le aconseje sobre la pauta de inoculación específica a establecer a su mascota, encima, será él mismo quien mejor conocerá las circunstancias especiales en las que vive su perro y los factores que influirán en la inoculación, asimismo de realizar una exploración completa de su can.

Incluso puede descifrar sobre: ¿Qué vacunas necesita un astuto? 

¿Que te parece el artículo?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario